la uco pide al juez que emita una rogatoria

Localizado fuera de España el autor del 'mail' con el falso mensaje de Diana Quer

La Guardia Civil pedirá tramitar una comisión rogatoria para detener al 'hacker' que suplantó la identidad de la joven y remitió un correo electrónico que justificaba la ausencia de la chica

Foto: La madre de la joven Diana Quer, de 18 años, muestra en el móvil la foto de su hija. (EFE)
La madre de la joven Diana Quer, de 18 años, muestra en el móvil la foto de su hija. (EFE)

"Hola. Estoy bien. Necesito estar un tiempo fuera de España. Saludos, Diana Quer". Este fue el mensaje que remitió un pirata informático a la asociación SOS Desaparecidos el pasado 2 de diciembre con el fin de gastar una broma de mal gusto o desestabilizar la investigación de la Guardia Civil, ya de por sí compleja, debido a los elementos internos que rodean la desaparición de la joven madrileña, de la que se perdió el rastro el 22 de agosto en A Pobra do Caramiñal (Coruña).

Los receptores del correo electrónico dieron por bueno el mensaje debido a que estaba asociado a la cuenta de la chica y presentaba toda la apariencia de veracidad. Sin embargo, tras su análisis, los miembros de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil descartaron de inmediato que se tratara de un 'mail' enviado por Diana Quer y apuntaron a un autor experto en informática que habría usurpado la identidad de la desaparecida.

Tras el estudio detallado del mensaje, los especialistas en delitos telemáticos del instituto armado llegaron a la conclusión de que el 'mail' era definitivamente falso y de que un 'hacker' había utilizado una aplicación en internet para modificar el remitente que presentaba el correo electrónico y poner el de la chica buscada desde hace más de cuatro meses. El trabajo de la Guardia Civil ha logrado determinar también la procedencia real del mensaje, que tiene su origen en un país extranjero.

Los investigadores, de hecho, han entregado sus diligencias al juzgado para solicitar una comisión rogatoria al Estado del que proviene el mensaje, con el fin de que el departamento de justicia de ese país localice al pirata informático. Esta línea de indagación, sin embargo, no tiene demasiado futuro, sobre todo teniendo en cuenta que al autor del 'mail' únicamente se le podría imputar un delito de usurpación de identidad. La identificación de personas situadas en países como Estados Unidos o Irlanda, por ejemplo, no resulta nada fácil además, ya que los operadores pocas veces colaboran con la justicia española.

Localizado fuera de España el autor del 'mail' con el falso mensaje de Diana Quer

Uno de los casos más sonados que muestran el poco interés de las autoridades y de las empresas americanas en ayudar a las investigaciones emprendidas por los tribunales españoles es el asunto de la usurpación de identidad que sufrió el expresidente del Gobierno Felipe González en Twitter. La red social lleva más de seis meses sin contestar al Juzgado número 36 de Madrid, que le reclamó el nombre y los apellidos de la persona que creó una cuenta y lanzó mensajes que algunos medios dieron por buenos e incluso publicaron.

Inmediaciones del puente de Taragoña (A Coruña) donde apareció el móvil de Diana Quer. (EFE)
Inmediaciones del puente de Taragoña (A Coruña) donde apareció el móvil de Diana Quer. (EFE)

Esta actitud de países como Estados Unidos y sus multinacionales tecnológicas en casos como el de González hace que no resulte productivo gastar demasiadas fuerzas en esta línea de investigación. Los responsables de la Guardia Civil, además, prefieren centrarse en el rastreo del paradero de la chica y no perder el tiempo en este tipo de asuntos, que al fin y al cabo son tangenciales, ya que en la práctica no pasan de ser un elemento distorsionador de alguien que ha querido hacerse el gracioso sin conseguirlo.

De ahí que los agentes de la UCO continúen analizando los miles de teléfonos que se localizaron en la zona en la que se le perdió la pista a Diana Quer la madrugada de su desaparición. Concretamente, en el lugar donde fue encontrado el terminal móvil de la chica el pasado 27 de octubre, que arroja elementos que pueden ayudar a los responsables de las pesquisas. Un mariscador se topó con el dispositivo cuando pasaba entre el puerto de Taragoña (Rianxo) y la autovía de Barbanza, justo en el mismo punto en el que la Guardia Civil había perdido la señal del celular en su análisis de los repetidores.

Diana Quer desapareció el 22 de agosto cuando regresaba a casa pasadas las dos de la madrugada procedente de las fiestas de A Pobra, donde había estado con un grupo de amigos. La madrileña, que pasaba los veranos en el pueblo, se despidió de sus compañeros de marcha y se fue a su casa, donde residía con su madre y su hermana. La Guardia Civil rastrea desde entonces todos los teléfonos móviles de las personas que pudieron cruzarse en su camino y de las que había en el lugar en el que el terminal de la chica da la última señal, que coincide con el lugar donde luego se encontró el aparato.

Los agentes han interrogado a decenas de personas relacionadas con la joven, tanto de su familia como de su círculo de amistades, conocidos, compañeros de clase, de su vecindario en Galicia y en Madrid e incluso del entorno de sus padres, separados desde hacía cuatro años y enfrentados por la custodia de las niñas. También han comprobado todos y cada uno de los avisos que los ciudadanos han comunicado en su afán por colaborar con la investigación, han analizado cientos de matrículas de coches y han visualizado decenas de cámaras de vigilancia que han podido captar a la joven o a algún vehículo en el que haya podido subirse.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios