desaparecida

Dónde y cómo apareció el móvil de Diana cuenta más que el contenido del teléfono

Los investigadores tienen más esperanzas en las líneas que apuntan las circunstancias del hallazgo, que refuerzan la tesis de la desaparición forzosa y abren nuevas vías

Foto: El movil de Diana Quer fue encontrado junto al puente de Taragoña el pasado 27 de octubre. (EFE)
El movil de Diana Quer fue encontrado junto al puente de Taragoña el pasado 27 de octubre. (EFE)

El hallazgo del móvil de Diana Quer en la ría cercana al puerto de Taragoña el pasado 27 de octubre ha reforzado la tesis de que la desaparición de la chica fue forzosa y no voluntaria. Sin embargo, no es lo único que cuenta el descubrimiento a la Guardia Civil, que tiene más esperanzas en que la investigación avance por la vía del cómo y del dónde se encontró el terminal que por el contenido que pueda esconder el teléfono.

Lo que revela a los responsables de las pesquisas el lugar en el que fue localizado el celular apunta a una línea de indagación basada en seguir la hipótesis más probable, que en este caso es indica que la chica fue obligada a meterse en un coche y a que alguien arrojó su celular, ya que es difícilmente justificable que ella tirara por voluntad propia su iPhone 6 al agua quizá desde el puente.

El hallazgo no descarta en absoluto otras opciones, pero sí apunta claramente en una dirección que ayudará a los agentes a centrar el tiro en los próximos días y desarrollar líneas de investigación complementarias a las ya indagadas y que quizá se encontraban en vía muerta. Abre, por lo tanto, un nuevo campo por explorar que obliga a los investigadores a revisar todas las declaraciones tomadas a los testigos y las conclusiones sacadas tras el análisis de las antenas de telefonía o el de las cámaras de vídeovigilancia. 

La zona en la que se encontró el terminal ayuda a los investigadores a construir los hechos. (EFE)
La zona en la que se encontró el terminal ayuda a los investigadores a construir los hechos. (EFE)

Entre las derivadas que probablemente comiencen a tantear los investigadores, se encuentra la idea de que la joven no conociera a la persona o personas que presumiblemente efectuaron el supuesto rapto y de que Diana se pudiera topar con ellos de manera fortuita. Esto llevaría a los investigadores a rastrear en otros ámbitos hasta el momento quizá poco tocados por los agentes. Es probable, por lo tanto, que ahora los agentes exploren el rastreo de otros terminales móviles hasta ahora no intervenidos o que tome declaración a gente sobre la que no había puesto el foco hasta el momento, extremos que los responsables de las pesquisas irán abordando en los próximos días.

Toma cuerpo, por este motivo, la tesis de que la chica se montara en el coche con sus supuestos captores, que éstos condujeran por la autovía en dirección a Taragoña, arrojaran el móvil cuando pasaron por el puente y continuaran su marcha. Es de nuevo una probabilidad, con lo que no cabe descartar que el terminal fuera arrojado después, en un virtual regreso del vehículo, por ejemplo, ni otras posibilidades que también están barajando. 

Lo que sí puede haber en el móvil

Por supuesto, los responsables de las pesquisas no descartan encontrar algún elemento que ayude a la investigación en el interior del terminal de Diana. Con esa finalidad trabajan los especialistas informáticos de la Guardia Civil, que durante estos días han mantenido el dispositivo entre sustancias que lo están secando, con el fin de poder dejar el aparato en las mejores circunstancias para sacar de él frases escritas en el bloc de notas, mensajes hasta el momento no detectados, fotografías no enviadas, etc.

Diana Quer junto a su padre.
Diana Quer junto a su padre.

Respecto a esto último -el descubrimiento de imágenes tomadas supuestamente por la chica durante el trayecto que va desde A Pobra do Caramiñal hasta Taragoña o incluso de notas de voz-, los investigadores consideran que resulta alto improbable, ya que si se trató de una desaparición forzosa difícilmente hubiera podido la joven utilizar su terminal en ese corto trayecto. No descartarán este extremo los agentes, sin embargo, hasta que abran el terminal y recuperen todo lo que puedan.

Los investigadores tienen esperanzas en avanzar durante los próximos días en unas pesquisas que desde el principio han resultado complicadas tanto por el conflicto familiar que tenían los padres de la niña como por el hecho de que no se ha descubierto vestigio alguno que vincule la desaparición con un punto geográfico concreto. Los miembros de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil y los componentes de las comandancias de toda España ya han demostrado en otras ocasiones que nunca dejan de trabajar en un caso, como puso de manifiesto el esclarecimiento del asesinato de Eva Blanco o los últimos hallazgos de la desaparición de Yéremi Vargas.

Antenas de telefonía

Diana lleva desaparecida desde la noche del pasado 22 de agosto. Aquella madrugada la joven regresaba de las fiestas del pueblo hacia su casa cuando fue vista por última vez. El rastreo de las antenas de telefonía indica que la chica comenzó a trasladarse más rápido en un momento dado en dirección a Taragoña, lo que hace pensar en que se montó en un vehículo, y que el celular dejó de emitir señal alrededor de las cuatro de la mañana precisamente a la altura del puente donde posteriormente fue encontrado. 

La Guardia Civil ha tomado declaración a todos los familiares, vecinos, amigos y conocidos de la muchacha, que pasaba los veranos en Galicia, tanto de A Pobra como de Madrid, donde vivía durante el curso escolar junto a su madre. Sus padres estaban separados desde hace cuatro años y la desaparición de su hija mayor provocó que ambos vertieran acusaciones públicas contra el otro en los medios de comunicación.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios