RESACA DE LAS PALABRAS DEL EX SECRETARIO GENERAL EN 'SALVADOS'

El PSOE andaluz replica a Sánchez que fue "leal" y que Podemos aplaudió a Bildu y ERC

Pradas no avanza si Díaz irá a las primarias y subraya que muchos socialistas no se identifican con el Podemos que elogió el exlíder. Lambán le pide que se retire con "dignidad" y no "interfiera"

Foto: El diputado por Sevilla Antonio Pradas, el pasado 19 de octubre en la capital andaluza. (EFE)
El diputado por Sevilla Antonio Pradas, el pasado 19 de octubre en la capital andaluza. (EFE)

Con buenas palabras pero con serios toques de atención. Así replicó este lunes el PSOE andaluz a Pedro Sánchez. Situándose a años luz de los planteamientos que el secretario general manifestó a Jordi Évole en 'Salvados' (La Sexta) y defendiendo la "lealtad" hacia la ejecutiva federal de Susana Díaz. La presidenta de la Junta fue uno de los blancos del exlíder en la entrevista en televisión, a la que retó a dar "un paso al frente" si quiere gobernar el partido. Pero ella no desvelará por ahora sus intenciones. 

Un profundo sentimiento de indignación y de cólera recorrió parte del PSOE anoche. Muchos dirigentes escucharon atónitos las palabras de Sánchez, que en algunos casos contradecían declaraciones suyas anteriores y que casaban mal, entendían, con la cultura del partido, como su defensa de una relación "de tú a tú" con Podemos o la concepción de Cataluña y País Vasco como "naciones". Pero la federación andaluza, la más poderosa de todas, tiró de prudencia deliberadamente, con el ánimo de no engordar la polémica y de señalar que el ex secretario general "se califica a sí mismo", según fuentes del aparato regional. Eso explica que Antonio Pradas, antiguo secretario de Política Federal de la ejecutiva y hombre de confianza de Susana Díaz en Madrid, se mostrase cauto en sus declaraciones públicas a los medios este lunes. 

Sánchez sostuvo ante Évole que "es necesario que el socialismo andaluz sea un factor de estabilización del socialismo español". Dardo directo contra Díaz, a la que acusaba así de haber ido contra él desde el primer minuto. Pradas, por el contrario, subrayó la "lealtad" del PSOE-A, que "siempre ha sido evidente y va a seguir siendo así". "Es un elemento vertebrador dentro del partido y vamos a seguir trabajando en esa dirección, para ayudar, para unir y para hacer del PSOE un partido ganador que acabe con las políticas de la derecha por la vía de las urnas". ¿Dará Díaz un "paso al frente", presentándose a las primarias, como le exigió Sánchez?, se le preguntó. "Es una decisión que le corresponde a ella", contestó lacónicamente, remitiéndose a unas declaraciones de la presidenta hace un mes, cuando subrayó que estaría donde le dijeran sus compañeros, "en la cabeza o en la cola". 

Pedro Sánchez, durante su entrevista con Jordi Évole en 'Salvados'. (La Sexta)
Pedro Sánchez, durante su entrevista con Jordi Évole en 'Salvados'. (La Sexta)


Pradas también negó que el PSOE estuviera pendiente de la "agenda" de Díaz y de sus aspiraciones por el liderazgo: él ha visto a la jefa de la Junta "volcada" con Andalucía y "aguantando el chaparrón de la derecha". 

El PSOE sigue en Granada

Sobre la necesidad de que se teja una relación "de tú a tú" con Podemos, que las dos formaciones de izquierda trabajen "codo con codo" y haya más "entendimiento y cooperación" entre ambas, que Sánchez defendió en el programa de La Sexta, Pradas fue rotundo, y aludió a la imagen que se vio el pasado sábado en la segunda parte del debate de investidura de Mariano Rajoy."No sé si le han informado del comportamiento de Podemos y sus confluencias en el Congreso. Yo sí estuve allí [él es diputado en la Cámara por Sevilla] y aplaudió una intervención de Bildu [del parlamentario Oskar Matute] cuando estaba reivindicando una posición que se aproximaba mucho a una defensa de los planteamientos de los terroristas", señaló, aquí sí sin sutileza alguna.

Podemos aplaudió a Bildu cuando reivindicaba una posición que se aproximaba a una defensa de los planteamientos de los terroristas

Y siguió: también la formación morada aplaudió la intervención del portavoz adjunto de ERC, Gabriel Rufián, que levantó la ira de la bancada socialista por sus durísimas invectivas contra el PSOE por facilitar el Gobierno al PP. Podemos palmeó a un Rufián "cuando renegaba de Andalucía", porque "casi siempre la derecha catalana, con la que [ERC] gobierna [en la Generalitat] utiliza a los renegados para hablar mal de su tierra". "Y vi a un líder de Podemos [Pablo Iglesias] descalificando permanentemente al PSOE y a toda la trayectoria democrática, en la que incluyó al PCE y a Santiago Carrillo. Yo y muchos socialistas no nos sentimos identificados en absoluto con ese Podemos", denunció Pradas. 

El PSOE andaluz replica a Sánchez que fue "leal" y que Podemos aplaudió a Bildu y ERC

Sánchez aseguró que España es una "nación de naciones" y que "Cataluña es una nación dentro de otra nación, que es España, como lo es también el País Vasco, y esto es algo de lo que tenemos que hablar y reconocer". El diputado por Sevilla recordó que la posición del PSOE sobre el modelo territorial está fijada desde la 'Declaración de Granada' de 2013, que solemniza la apuesta por una reforma constitucional en sentido federal. Y le acusó directamente de haberse sacado de la manga una postura distinta que nunca compartió ni defendió. "[La defensa de Granada] Es lo que yo he estado escuchando este tiempo en la ejecutiva y to no he escuchado otra cosa en mi partido hasta anoche [en 'Salvados']. Eso no se ha hablado nunca en un órgano del partido". 

"Nunca las he sentido"

Pradas también negó las presiones de los empresarios —en especial, del expresidente de Telefónica César Alierta, de los bancos y del grupo Prisa, editora del diario 'El País'— que denunció Sánchez, y que contribuyeron, según su versión, a que se creara un "pensamiento único" contra la posibilidad de un Gobierno alternativo al de Rajoy. "Desde luego no me siento identificado con esas presiones y nunca las he sentido", comentó. 

El PSOE-A cree que la gestora deberá poner situar el congreso en el momento adecuado, pero aconseja no poner "la carreta antes de los bueyes"

La fecha del próximo congreso federal sigue siendo una incógnita. Pero en la gestora y en las federaciones afines se prefiere que no sea inmediato, y que se demore varios meses hasta que se pacifique el partido. Ahí está Andalucía, y así lo defendió Pradas: poner fecha al cónclave "es una decisión que corresponde a la gestora", que tiene el mandato de "normalizar" la situación, y eso "lleva su tiempo". El diputado recordó, por ejemplo, que la gestora del PSdeG está funcionando desde marzo, y que la que el propio Sánchez y su dirección nombró para Madrid tras la caída de Tomás Gómez se prolongó casi medio año. Y ahora "la situación del partido es más compleja" que en esos dos casos.

Javier Fernández, en el patio del Congreso el pasado 29 de octubre, antes de la investidura de Mariano Rajoy. (EFE)
Javier Fernández, en el patio del Congreso el pasado 29 de octubre, antes de la investidura de Mariano Rajoy. (EFE)


La cúpula provisional, que encabeza el asturiano Javier Fernández, "tiene que valorar cuál es el momento adecuado". "Pero no podemos poner la carreta antes de los bueyes. Todo el mundo puede postularse —añadió Pradas, en alusión al ex secretario general—, pero primero habrá que ver qué modelo de partido queremos, qué planteamientos de futuro, y a partir de ahí empezar a hablar de personas". Pradas manifestaba así lo que los oficialistas piensan: que la fecha del congreso no puede quedar marcada por los deseos "personales" de Sánchez

Lambán: que no "se insulte a sí mismo"

Pero más duro con Sánchez fue el presidente aragonés. Javier Lambán le exigió que pase a un segundo plano para "no estorbar ni interferir en la tarea de refundación que tiene que empezar ahora mismo el PSOE". "Retirarse con dignidad es abandonar la primera línea y dejar que el partido encuentre soluciones a una crisis que se ha generado precisamente por determinadas actuaciones que solo son imputables al propio Pedro Sánchez. Y lo que está haciendo es lo contrario, y apelo a su dignidad para que no se insulte a sí mismo con entrevistas como la de ayer". Más tibio fue el jefe de la Generalitat valenciana, Ximo Puig. Advirtió al antiguo líder de los socialistas que la posición del partido "no puede estar vinculada a ningún otro partido, tiene que tener su propio proyecto político", y a partir de ahí "hay que tener una relación normalizada con todos los grupos".

Valenciano sostiene que Sánchez se sitúa "fuera" del PSOE al aproximarse más a Podemos y a los independentistas y defender otro modelo territorial

También condenó las palabras del ex secretario general la eurodiputada Elena Valenciano. La ex número dos del partido subrayó, en declaraciones a Europa Press, que "lo más grave" de la entrevista fueron sus manifestaciones sobre Podemos y Cataluña. En el primer caso, porque la formación morada es "una suma de partidos de izquierdas e independentistas" y ese "no es el modelo que defiende ni la socialdemocracia española ni la europea".

El PSOE andaluz replica a Sánchez que fue "leal" y que Podemos aplaudió a Bildu y ERC

La "recuperación del discurso de la oligarquía" que hace Sánchez "se parece mucho a lo que defiende Pablo Iglesias", por lo que apuesta por "mantener en el PSOE un movimiento izquierdista que está fuera de lugar". "Está en la frontera con Podemos y el independentismo", añadió, asegurando que lo que buscaba "claramente" era un pacto con las siglas moradas y sostenido "de alguna manera" con los secesionistas catalanes. "Es legítimo, pero no es el PSOE". Valenciano argumentó que en los setenta el partido abandonó los postulados del marxismo para convertirse en una formación socialdemócrata moderna y de mayorías. Ahora, el exlíder "se aproxima a lo que él considera que es la izquierda verdadera, que es Podemos", y eso de nuevo "no es el PSOE". 

Respecto al modelo territorial, la eurodiputada remarcó que al definir Cataluña como nación "se sitúa fuera del pacto interno de la 'Declaración de Granada'" de 2013. Puede ser una opción "legítima", pero "no es el modelo del PSOE y está fuera de los márgenes de la socialdemocracia". Con declaraciones como estas, Valenciano interpreta que Sánchez "blanquea" el discurso de ERC en un momento de "desafío al marco constitucional" desde las instituciones catalanas. Los republicanos, por cierto, niegan que hubiera conversaciones con ellos para intentar forjar un Gobierno alternativo. 

El PSOE andaluz replica a Sánchez que fue "leal" y que Podemos aplaudió a Bildu y ERC

Lo chocante es que exlíder no defendió ese modelo cuando estaba al frente del PSOE, como recordó el diputado madrileño Rafa Simancas —que hasta su caída estaba con él e incluso votó no a Rajoy en el comité federal del 23 de octubre— en declaraciones a La Sexta, donde también subrayó que para él Podemos sigue siendo un partido "populista". Otro parlamentario, el segoviano Juan Luis Gordo, que también comulgaba con Sánchez hasta que decidió convocar un congreso exprés, manifestó en Antena 3 que el exresponsable del PSOE "se está equivocando" con sus planteamientos. Tiene "todo el derecho" a postularse, pero el partido está pasando un momento "muy delicado" y conviene no "echar gasolina" ni "tensar más la cuerda", apuntó, informa Europa Press. Sánchez, denunció, "va más a lo suyo que a la defensa de los valores y políticas" del PSOE. Lo que corresponde ahora es un tiempo de "sosiego" en el que se actúe con "altura de miras". 

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
39 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios