crisis en el psoe

Susana Díaz se postula ante el desafío de Sánchez: “Estaré donde diga el partido”

No evita el choque de trenes, arremete con dureza contra el secretario general recordándole sus derrotas y lamenta que hable de compañeros “subalternos” del PP

Foto: La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz. (Efe)
La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz. (Efe)

“Estaré donde me pongan mis compañeros, en la cabeza o en la cola”. La presidenta de la Junta, Susana Díaz, ha hablado por primera vez después de que Pedro Sánchez la retara ayer, sin mencionarla, a dar la cara y un paso al frente para liderar el PSOE. La baronesa socialista, en un acto institucional en Puerto Real (Cádiz), no ha ocultado su enorme malestar por las declaraciones del secretario general y su oposición frontal a la celebración de un congreso exprés con primarias a finales de octubre. “Sigo pensando igual, primero está España y luego las cuestiones orgánicas”, dejó claro. “No voy a entrar en una maniobra de distracción porque el problema del PSOE es que llevamos muchas derrotas consecutivas y habrá que analizar por qué”, agregó.

Susana Díaz se postula ante el desafío de Sánchez: “Estaré donde diga el partido”

“La salida no es acusar a los compañeros de ser subalternos del PP, ningún compañero lo es y mucho menos en Andalucía”. El mensaje más duro contra Pedro Sánchez lo ha lanzado Díaz para reprocharle que diga que algunos compañeros quieren un PSOE subalterno del PP. La dirigente socialista ha dejado claro que en Andalucía es el PP el subalterno del PSOE porque ella ganó “y bien” las últimas elecciones autonómicas. “Esto es lo que debería de pasar en toda España y lo que deberíamos de plantearnos es por qué el PSOE no gana”, subrayó. Aunque se cruzan mensajes evitando mencionarse directamente, el choque frontal entre Sánchez y Díaz es ya en abierto.

Los que ganan y los que pierden

La presidenta andaluza ha insistido en que la dirección federal tiene responsabilidad sobre las derrotas electorales y ha recriminado con dureza al líder del partido que culpe a quienes sí ganan en las urnas. Susana Díaz suma a seis de los siete presidentes autonómicos del partido a su favor y en contra de Sánchez. El secretario general insiste en plantear una división ideológica en el fondo de esta batalla interna, situándose él a la izquierda como la alternativa a Mariano Rajoy y colocando a los barones a la derecha, como los que darán paso a un gobierno del PP. Esta posición molesta profundamente a los dirigentes territoriales como dejó bien claro Susana Díaz. “El PSOE está en una situación muy difícil porque si todas las salidas son malas alguna responsabilidad tiene que tener la dirección y no me parece de recibo culpar a los que sí ganamos”, replicó la baronesa.

Susana Díaz se postula ante el desafío de Sánchez: “Estaré donde diga el partido”

Susana Díaz tampoco ocultó su malestar porque Pedro Sánchez haya asegurado públicamente que no piensa dimitir aunque el próximo sábado en el comité federal sus críticos le tumben la propuesta de celebrar un congreso de forma inmediata. Ha dejado muy claro que ella sí aceptará la voluntad de la mayoría. “Esté donde esté, a la cabeza o en la cola, yo sí aceptaré lo que digan los compañeros y trabajaré por un partido unido, cohesionado y ganador, sin poner dilemas falsos sobre la mesa que tiendan a enfrentar”. Tampoco ha querido dejar pasar Díaz la oportunidad de arremeter contra Sánchez por no haber criticado ayer públicamente a Podemos por su papel en Castilla La Mancha y Extremadura. “Es muy grave. Intentan desestabilizar y chantajear a dos gobiernos, utilizando de rehenes a los ciudadanos de estas comunidades para entrometerse en los asuntos del PSOE. Una voz de la dirección debería de haberse levantado”, ha lamentado.

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, y la presidenta andaluza, Susana Díaz. (Efe)
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, y la presidenta andaluza, Susana Díaz. (Efe)

La baronesa socialista ha dejado claro que no piensa rehuir el desafío de Sánchez ni sus acusaciones. Su hoja de ruta pasa por tumbar la propuesta de un congreso exprés al que los críticos creen que se opone la mayoría del partido. Lo harán el sábado en el comité federal o antes si pueden, insisten fuentes próximas a la presidenta. Después pondrían en marcha una gestora, aunque Sánchez ya ha dicho que no piensa dimitir, que abra un debate y administre la decisión de dar paso al PP para evitar terceras elecciones. El congreso federal, insisten, no debe celebrarse hasta que se solucione la gobernabilidad de España.

Sin activar la sucesión

El portavoz del Gobierno, Miguel Ángel Vázquez, ha asegurado que la presidenta no ha comunicado a su gabinete en su reunión habitual de los martes si piensa dar el salto a Madrid y activar su sucesión en Andalucía. Tampoco ha querido aclarar si hay tiempo y margen legal para que Susana Díaz deje la presidencia de la Junta y concurra a unas primarias el 23 de octubre. En su equipo insisten en que esa propuesta de Sánchez es “una trampa” y “una encerrona” y que se lanza pensando en su propia supervivencia personal y no en el partido. La realidad es que Díaz tendría muy complicado saltar a Madrid con tan poco tiempo y además el escenario sería a todo o nada. Si hay primarias y concurre, deberá librar una dura guerra contra Sánchez. Aún si ganara la batalla orgánica su primera decisión, con apenas una semana de plazo, sería la de dar paso al PP o ir a terceras elecciones. Cualquiera de las dos opciones dilapidarían su capital político, entienden. Y encima la obligarían a dejar Andalucía en pocas semanas. De aquí que los sanchistas crean que es una jugada maestra.

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
13 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios