negociaron el pago de tres millones de euros

Caixa y Sabadell hablaron 8 veces con Manos Limpias y Ausbanc para salvar a la Infanta

El sumario revela que Miguel Bernad y Luis Pineda negociaron hasta en ocho ocasiones con directivos de las entidades bancarias la retirada de la acusación contra la hermana de Felipe VI

Foto: El presidente de Manos Limpias. (Efe)
El presidente de Manos Limpias. (Efe)

Directivos de la Fundación de La Caixa y del Banco Sabadell mantuvieron al menos nueve contactos con responsables de Manos Limpias y Ausbanc para negociar el pago de tres millones de euros a cambio de la absolución de la infanta Cristina en el caso Nóos. Así consta en el sumario que instruye la Audiencia Nacional contra Manos Limpias y Ausbanc, al que ha tenido acceso El Confidencial. Los contactos de los responsables de las dos asociaciones desmanteladas con los directivos de las entidades bancarias comenzaron a comienzos del pasado mes de febrero y no se detuvieron hasta finales de marzo, cuando los interlocutores de La Caixa y Sabadell denunciaron los hechos ante los investigadores de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional.

Del análisis de los contactos se desprende que ambas entidades financieras aceptaron negociar con Manos Limpias y Ausbanc, como adelantó este diario el pasado 18 de abril, el pago de tres millones de euros para que el sindicato de funcionarios retirara la acusación contra la infanta Cristina que la mantiene en el banquillo del caso Nóos. El encargado de participar en las conversaciones por parte de la Caixa fue el director general de su fundación, Jaume Giró.

Según consta en los documentos aportados por la UDEF al sumario, tras varios contactos previos de acercamiento el presidente de Ausbanc, Luis Pineda, telefoneó a Giró el 29 de febrero a las 17.27 horas para proponerle directamente “algún tipo de acuerdo para solventar la imputación de la Infanta”. Pineda puso como ejemplo el pacto que él mismo había alcanzado semanas antes con Unicaja para retirar la acusación en el caso de los ERE contra el presidente de esa entidad, Braulio Medel, a cambio de un pago de un millón de euros.

El 7 de marzo se produce una nueva conversación de Giró con la trama. En este caso, su interlocutor es el secretario general de Manos Limpias, Miguel Bernad. La cronología de los contactos detalla que Bernad reivindica el liderazgo en la negociación. “Pues yo lo prefiero también”, responde el director general de la Fundación de La Caixa. “Tenemos que hablar tú y yo como siempre hemos hecho, de amigo a amigo”, añade. “El miércoles, aunque tengo la agenda a tope, intentaré hacerte un hueco”, ofrece a Bernad.

La cita se cierra al día siguiente con un mensaje que Giró envía a Bernad y que se reproduce íntegramente en el sumario. “Buenos días, Miguel. Nos vemos mañana a las 13.15h donde siempre. OK? Abrazo!”, recoge el sumario, evidenciando que no era la primera vez que el directivo del banco catalán se reunía con el máximo responsable de Manos Limpias, en prisión provisional desde el pasado 18 de abril. Bernad respondió a Giró horas después con otro mensaje: “Sí, ok, ¿eh? Mañana, ¿eh? A esa hora”. 

Viaje a Madrid para ver a Bernad

Los investigadores constataron que la reunión se produjo efectivamente al día siguiente, tal y como Bernad y Giró habían acordado. El directivo del banco catalán desplazó a Madrid para el encuentro. La cita se produjo por la mañana, pero esa mismo tarde, los agentes de la UDEF detectaron una nueva llamada. Hablan de la entrega de un documento que supuestamete Bernad va a pasarle Giró. Sin embargo, el director general de la Fundación de La Caixa tiene prisa, probablemente para volver a Barcelona. “Guárdamelo por favor para otro día, te lo ruego, la semana que viene, yo te aviso con tiempo”, le dice Giró a Bernad. El secretario general de Manos Limpias responde asintiendo, aunque advierte a su interlocutor de que ya tienen listo el documento que ambos habían acordado en la reunión de esa misma mañana.

Días después, el 14 de marzo, es Luis Pineda quien entra escena. Según el sumario, el presidente de Ausbanc telefonea a Gonzalo Barettino, subdirector del Servicio Jurídico del Banco Sabadell, la entidad de la que es consejero Miquel Roca, el abogado de la infanta Cristina en el caso Nóos. De la trancripción de la llamada se desprende que Pineda le ofrece directamente a Barettino negociar la retirada de la acusación de Manos Limpias. El directivo de Sabadell se muestra escéptico en un primer momento pero se compromete a trasladar el ofrecimiento a Roca.

Sólo cuatro horas después, Barettino llama a Pineda y le comunica que ya ha informado al abogado de la infanta de que Manos Limpias está dispuesta a replantearse el mantenimiento de la acusación en Nóos. Barettino cuenta que Roca “no se sorprende” pero que “le da un poco de respeto”. Con todo, el directivo de Sabadell explica que Roca quiere que sea él quién escuche la oferta en un primer momento. Pineda acepta esa condición y los dos quedan en reunirse en Madrid al día siguiente por la tarde, el 15 de marzo.

Reunión en el bar de Pineda

Por otra llamada de Pineda, los investigadores concluyeron que la cita entre el responsable del presidente de Ausbanc con Barettino efectivamente se produjo a las 17 horas del 15 de marzo. El encuentro se habría celebrado, además, en el restaurante que tiene Pineda en el Paseo de Rosales de Madrid, El Club de la Buena Vida.

Los contactos se cortaron misteriosamente a partir de ese momento, según los datos recogidos por la Policía Nacional. A pesar de la sintonía que demuestran las llamadas interceptadas, dos semanas después de que se planteara la oferta, Giró denunció los hechos ante los investigadores de la UDEF encargados del caso el 29 de marzo a las 19 horas. Y Barettino y Roca formularon otra denuncia contra Manos Limpias y Ausbanc por las mismas conversaciones el 30 de marzo a las 10 horas.

Ambas entidades financieras han negado desde el primer momento que sus empleados tuvieran realmente intención de llegar a un acuerdo económico para retirar la acusación contra la infanta. Los propios afectados aseguran que sólo se reunieron con Bernad y Pineda porque tenían curiosidad por conocer su ofrecimiento pero rechazaron que realmente pretendieran conseguir algún tipo de pacto, y utilizan como prueba que acudieron a la UDEF para denunciar los hechos.

Sin embargo, de las conversaciones se desprende que, como reveló El Confidencial, tanto la Fundación de La Caixa como Sabadell llegaron a barajar el pago de los tres millones de euros que exigían Manos Limpias y a Ausbanc. Incluso se llegó a tratar la forma de pago. La mitad se abonaría por adelantado y, el millón y medio de euros restante, después de que se oficializara en la Audiencia Provincial de Palma la retirada de la acusación del sindicato de funcionarios contra la hermana de Felipe VI. También sorprende el tiempo que transcurrió desde que se abrieron las negociaciones hasta que los hechos fueron denunciados a la Policía, así como las dos semanas de silencio que hubo entre las últimas llamadas y la declaración de los afectados ante la UDEF. Durante su declaración, Giró reveló además que había sido víctima de otra extorsión a finales de 2015 por parte de Manos Limpias que también tenía como trasfondo la absolución de la Infanta y que nunca había llegado a denunciar. 

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios