audiencia nacional

Manos Limpias elaboró un borrador con Fainé para retirar la acusación a la Infanta

Miguel Bernad declara que estuvo a punto de llegar a un acuerdo "por el bien de España", pero que se lo cargó Roca al ofrecer tres millones de euros

Foto: Miguel Bernad, secretario general de Manos Limpias. (EFE)
Miguel Bernad, secretario general de Manos Limpias. (EFE)

Manos Limpias llegó a redactar un borrador de escrito para retirar la acusación contra la infanta Cristina de Borbón en el marco del caso Nóos. Así lo declaró en la Audiencia Nacional el secretario general del sindicato, Miguel Bernad, quien aseguró que el presidente de La Caixa, Isidre Fainé, le pidió "dulcificar" el asunto para no perjudicar más a las instituciones. "Estábamos dispuestos a pedir la desimputación por el bien de España", aseguró Bernad ante el titular del Juzgado Central número 4, Santiago Pedraz.

El responsable de Manos Limpias aseguró que en el encuentro que mantuvo con Fainé en Barcelona -que tuvo lugar, según Bernad, antes del juicio- "no se habló absolutamente nada de dinero", sino del daño que el proceso judicial abierto contra la Infanta estaba causando a las instituciones y de lo "malo" que era para el país. "Me pidió que a ver si nosotros de algún modo podíamos atemperar el tema; nunca me ofrecieron dinero; nunca les pedí yo dinero; y si hubiera duda sobre esto, que les llamen a declarar", aseguró en referencia tanto a Fainé como al presidente de la fundación de la entidad financiera, Jaume Giró, con quien concertó la entrevista con el presidente de La Caixa, y al abogado José María Más, que también estaba al tanto del encuentro.

La Caixa admite que "ha habido reuniones con representantes de la entidad", pero "a petición de Miguel Bernad y ante su insistencia". En estas conversaciones, sin embargo, aseguran desde la entidad financiera, "no se planteó en ningún momento esa negociación [a la que alude el imputado] ni un trato sobre la situación de la Infanta".

Entre estos representantes de La Caixa que han tenido encuentros con el responsable de Manos Limpias no está el presidente de la entidad. "Fainé no se ha reunido nunca con Bernad", explican desde CaixaBank, que insiste en que "no ha tenido ni tiene ninguna relación con Manos Limpias ni ha negociado un posible acuerdo sobre la situación procesal de la Infanta".

El escrito para retirar la acusación contra la Infanta, sin embargo, nunca se presentó. Según Bernad, "el borrador no tuvo efectividad" a causa de las "maniobras raras" que después de la reunión de Barcelona llevó a cabo el abogado de Cristina de Borbón, Miquel Roca. El letrado, aseguró el responsable de Manos Limpias, ofreció a Bernad tres millones de euros a cambio de abandonar la acusación. "Pretendía llegar a una actuación espuria contra nosotros ofreciendo una cantidad que yo nunca estimé; pensé que era una trampa y, al ver que se trataba de algo verdaderamente repugnante, lo puse en conocimiento del señor Fainé, del señor Giró y del señor Más", relató el secretario general del sindicato.

"Le dije que Roca se acababa de cargar la posibilidad que había de solventar el tema por el bien de España", añadió Bernad, que en ese momento -según declaró- zanjó toda posibilidad de retirar la acusación contra la Infanta. Durante su comparecencia ante el juez Pedraz, el responsable de Manos Limpias dejó claro que la culpa de que no se llegara finalmente a ningún acuerdo la tuvo el abogado de Cristina de Borbón, pues estaba "instigando (...) a espaldas de Fainé para tratar de que quitáramos la acusación con un ofrecimiento de dinero". 

Bernad explicó que ese ofrecimiento no se hizo directamente de boca de Roca a oreja del secretario general del sindicato, sino que le llegó a través de un intermediario cercano al propio abogado de la Infanta, quien se lo transmitió supuestamente al letrado Jaime Alonso García, amigo personal del responsable de Manos Limpias. Bernad, que aseguró que nunca supo el nombre del conocido de Roca que mandó el mensaje, insistió ante el instructor del caso en que tanto él como los máximos mandatarios de La Caixa actuaron en todo momento con "exquisita pulcritud". "Yo denuncié ante el señor Fainé la maniobra torticera del señor Roca", sentenció.

El responsable de Manos Limpias explicó también a preguntas del fiscal Daniel Campos que no fue en ese momento cuando de repente le dio por preocuparse por el bien de España. "Desde el principio", dijo, trató de evitar que el proceso judicial provocara un daño a las instituciones. De hecho, aseguró que Manos Limpias trató de hacer "una gestión" con el conde de Fontao, José Manuel Romero Moreno, quien sin embargo -en palabras de Bernad- "despreció" al sindicato. No se llegó a ningún acuerdo antes del episodio de La Caixa, según el responsable de Manos Limpias, por la "prepotencia" de Fontao.

El presidente de CaixaBank, Isidre Fainé. (EFE)
El presidente de CaixaBank, Isidre Fainé. (EFE)

"Yo siempre he dado oportunidad a las instituciones del Estado", afirmó Bernad, quien calificó de "principio de entendimiento" el acuerdo plasmado en un borrador al que llegó con el presidente de la entidad financiera catalana. "Fainé me dijo que si esto llega a buen puerto, me llevaría a fotografiarme con el actual rey de España", añadió el imputado, quien subrayó que en todo momento La Caixa "representó a la Casa Real".

El dirigente de Manos Limpias dejó fuera de esta historia al presidente de Ausbanc, Luis Pineda, también detenido en el marco de la causa que instruye el juez Pedraz. Aseguró, sin embargo, que el responsable de la asociación de consumidores de banca sí que quiso ponerse en contacto con La Caixa para tratar directamente con sus directivos el asunto de la Infanta, pero que el propio Bernad se opuso a que se celebrara ese encuentro. De hecho, le pidió a Giró que no recibieran a Pineda.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios