un cartero costarricense de 47 años

La trama de Imanol Arias y Ana Duato usó el mismo testaferro que Granados

El bufete de los actores de 'Cuéntame' habría defraudado hasta 15 millones de euros utilizando al testaferro Bernal Zamora Arce, que también está implicado en el caso Púnica

Foto: Los actores Imanol Arias y Ana Duato. (EFE)
Los actores Imanol Arias y Ana Duato. (EFE)

La trama societaria que presuntamente utilizaron los actores Imanol Arias y Ana Duato y el productor de televisión Miguel Ángel Bernardeau para ocultar a Hacienda parte de sus ingresos habría contado con la colaboración del mismo testaferro que emplearon los cabecillas del caso Púnica para esconder su patrimonio en el extranjero. Fuentes cercanas a la reciente operación City aseguran que los investigadores han descubierto que el despacho fiscal de los rostros de 'Cuéntame cómo pasó', Grupo Nummaria, usó la identidad del ciudadano costarricense Bernal Zamora Arce para urdir una compleja red societaria con ramificaciones en Londres, Luxemburgo, Suiza e Isla Mauricio, entre otros países. Según ha confirmado este diario, se trata del mismo costarricense que figura tras Sheraton Trading SA, la tapadera empleada por el exconsejero de la Comunidad de Madrid Francisco Granados y su amigo constructor David Marjaliza para blanquear fondos de la trama Púnica.

La Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional y la Fiscalía Anticorrupción, que han liderado las pesquisas sobre el despacho Nummaria tras una denuncia previa de la Agencia Tributaria, atribuyen a Zamora Arce un papel clave en el entramado societario que habría permitido a ese bufete con sede en la calle de Juan Bravo de la capital y a sus clientes defraudar hasta 15 millones de euros, aunque la cifra es provisional y podría dispararse a medida que avance la instrucción. Otros presuntos testaferros costarricenses, como Christian Vega Paniagua, Noemy del Carmen Céspedes Palma y Claudio Quesada Portuguez, también aparecen en el laberinto empresarial de Nummaria, pero habrían desempeñado un papel secundario.

Según consta en documentos de la causa a los que ha accedido El Confidencial, los investigadores han detectado que Nummaria había comenzado a sustituir en los últimos meses a los testaferros costarricenses por otros con nacionalidad de Isla Mauricio. Se mencionan en concreto los casos de Ramasawmy Goviden (relacionado con 35 sociedades implicadas en la red), Vanisha Naidoo Cooladen (31 empresas) y Moorgayen Aurmoogum (19 sociedades). Con todo, Zamora Arce seguía teniendo un rol predominante.  

 

En esta humilde vivienda de la calle Blancos de la localidad de Pocora (Costa Rica), se encuentra domiciliada la presunta sociedad instrumental que usaron Granados y Marjaliza para ocultar fondos ilegales en Suiza. (David Bolaños)
En esta humilde vivienda de la calle Blancos de la localidad de Pocora (Costa Rica), se encuentra domiciliada la presunta sociedad instrumental que usaron Granados y Marjaliza para ocultar fondos ilegales en Suiza. (David Bolaños)

Para sortear los controles fiscales, el despacho disponía de un centenar de firmas con sede en Londres que a su vez estaban vinculadas con sociedades de Costa Rica que eran gestionadas por simples testaferros. En la mayoría de las empresas con sede en el país centroamericano, figura como directivo Zamora Arce. Las sociedades se cruzaban facturas falsas para inflar artificialmente los gastos y de ese modo reducir los impuestos sobre los beneficios reales, aunque también eran utilizadas para imputar ganancias a empresas vinculadas con domicilio fuera de España que nunca llegaban a tributar por esos ingresos.

El dinero ni siquiera tenía que salir de territorio nacional para consumar el fraude. La investigadores ya han comprobado que las sociedades utilizadas no tenían empleados en nómina ni tampoco una actividad económica conocida, confirmando su carácter instrumental. Por lo pronto, el instructor de la causa, el juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno, ha bloqueado los activos de Imanol Arias, Ana Duato, Miguel Ángel Bernardeau y otra veintena de clientes de Nummaria para hacer frente a la responsabilidad de una posible sentencia.

Zamora Arce también habría jugado un papel decisivo en la parte británica de la trama, precisan las fuentes consultadas. De hecho, el testaferro figura como directivo en varias de las empresas con sede en Londres que formaban parte del catálogo societario de Nummaria. Su nombre aparece en un total de 176 sociedades en activo del Reino Unido usando diferentes domicilios de contacto.

La trama de Imanol Arias y Ana Duato usó el mismo testaferro que Granados

Sin embargo, ni Zamora Arce tiene varias viviendas ni su vida se corresponde precisamente con la de un exitoso hombre de negocios. En realidad, este ciudadano costarricense es un humilde cartero de 47 años que reside en un modesto barrio de la capital del país, San José. En 2015 admitió al 'Semario Universidad' de Costa Rica que cedió su nombre para constituir varias empresas a “través de un cuñado que trabajaba en Europa vendiendo compañías”. Los propietarios de Nummaria solo habrían contratado sus servicios para eludir la acción de la Agencia Tributaria.

Francisco Granados y David Marjaliza.
Francisco Granados y David Marjaliza.

Pero la trama presuntamente empleada por Imanol Arias, Ana Duato y Miguel Ángel Bernardeau para defraudar a Hacienda no es el único vínculo relevante de Zamora Arce con España. Según ha podido comprobar El Confidencial, también ocupó los cargos de apoderado y director en la empresa costarricense Sheraton Trading SA, una firma instrumental montada presuntamente por Francisco Granados y su socio David Marjaliza para sacar de España el dinero que obtenían mediante el cobro de comisiones ilegales. A través de esa sociedad 'offshore', el exdirigente del PP y su amigo ocultaban varias cuentas en el banco suizo UBS en las que figuraban con sus respectivas mujeres. El hallazgo de esos depósitos fue precisamente lo que desencadenó el inicio de la operación Púnica, que desmanteló una trama especializada en el amaño de contratos públicos y recalificaciones urbanísticas que tenía en nómina a decenas de políticos de PP y PSOE. Granados y Marjaliza fueron detenidos por la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil en octubre de 2014. El constructor quedó en libertad el pasado diciembre tras llegar a un acuerdo de colaboración con la Fiscalía, pero el exdirigente del PP continúa en prisión provisional. 

El testaferro centroamericano de 'Cuéntame' y Púnica también apareció en la lista Falcianni de depósitos opacos en el banco suizo HSBC, publicada el pasado año por El Confidencial junto a 'Le Monde' y el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ). Zamora Arce apareció tras las sociedades Vanguard Trading SA y Realco Management. La primera tenía en 2007 -último dato disponible- fondos por valor de 21,4 millones de dólares, al cambio actual, 18,7 millones de euros. Por su parte, Realco Management era titular de 10,1 millones de dólares, 8,8 millones de euros. Es decir, que el mensajero costarricense guardaba en Ginebra una fortuna de 27,8 millones de euros.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios