barómetro del cis de julio

Podemos y Ciudadanos pagan los pactos postelectorales y el PP volvería a ganar

El barómetro del CIS muestra un castigo electoral a Ciudadanos (casi 3 puntos) y a Podemos por los pactos tras el 24-M mientras repuntan el PP y el PSOE

Foto: Albert Rivera, líder de Ciudadanos. (EFE)
Albert Rivera, líder de Ciudadanos. (EFE)

El sondeo del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) correspondiente al mes de julio muestra un castigo electoral a Podemos y a Ciudadanos por los apoyos tras las elecciones municipales del 24 de mayo. Los beneficiados son el PP, que sube 2,6 puntos con respecto a abril y volvería a ganar las elecciones con un 28,2% de la intención de voto, y el PSOE, que sube seis décimas y seguiría en segundo lugar con el 24,9%. Podemos bajaría 8 décimas y seguiría en tercer lugar con un 15,7% del voto, y Ciudadanos sería castigado con una bajada de 2,7 puntos y quedaría en cuarto lugar con un 11,1 por ciento. La debacle para IU y UPyD sigue: los primeros, siguen alejándose del umbral mágico del 5% y ya caminan por el 3,7, un punto menos que hace tres meses. UPyD, por su parte, baja otras seis décimas y apenas logra un 1,3 por ciento.

Pese a la subida del bipartidismo, el CIS muestra claramente que las elecciones seguirán arrojando un mapa de pactos en el que nadie tendrá mayoría absoluta y se necesitarán alianzas. En este apartado, aunque un 40% cree que va a ganar el PP, cuando se les pregunta por las alianzas postelectorales la mayoría (un 21,1%) se decanta por una alianza entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias lo que vendría a dar la razón a la estrategia de pactos que se está siguiendo desde Ferraz. La siguiente opción sería un gobierno en solitario del PP (un 11,6%), una alianza PSOE/Ciudadanos (un 10,9%) y una alianza entre Rajoy y Rivera en cuarto lugar con un 10,3%.

El barómetro de CIS realizado entre el 1 y el 9 de julio del pasado mes recoge varios datos que no mostraba el anterior: la detención de Rodrigo Rato, la salida de Juan Carlos Monedero de la cúpula de Podemos pero, sobre todo, la valoración de los ciudadanos de los pactos postelectorales tras el 24-M. Las alianzas de Pedro Sánchez con Podemos y sus marcas municipales en Madrid o en los Gobiernos regionales de Extremadura, Aragón o Valencia; o el apoyo de Ciudadanos a Susana Díaz en Andalucía o a Cristina Cifuentes en la Comunidad de Madrid.

Y según los resultados, los grandes beneficiados de esa geometría variable postelectoral han sido los partidos tradicionales. El PP ganaría otra vez las elecciones con un 28,2%, aunque se mantiene a años luz del 44,6% con el que ganó las elecciones el 20-N de 2011. Sin embargo, supone otro CIS subiendo y camino del 30% que los gurús de Génova ven en el horizonte cercano gracias a la nueva época de recuperación económica que permitirá, en los próximos meses, nuevos anuncios electorales materializados, entre otras cosas, en bajadas de impuestos.

Podemos y Ciudadanos pagan los pactos postelectorales y el PP volvería a ganar

Por su parte, el PSOE de Pedro Sánchez, aunque sube menos de un punto, también puede presumir de otro CIS al alza (después de que en el último barómetro recuperar la segunda posición en las encuestas que le había birlado Pablo Iglesias). Entre PP y PSOE vuelven a sumar por primera vez y después de muchos meses más de la mitad de la intención de voto, concretamente un 53,1%, dando un respiro a quienes pensaban que España seguirá siendo un país bipartidista.

Por su parte, el efecto Podemos sigue desinflándose aunque a una velocidad menor: ya baja del 16% de la intención de voto (pierde 8 décimas con respecto a abril) pero si lo comparamos con el momento más alto de la burbuja de la formación de Iglesias, Errejón y compañía, la caída es nada menos que de 8,2 puntos (23,9 de enero y la segunda posición, a los 15,7 de hoy y la tercera).

Ciudadanos, el más castigado

El cuarto protagonista político, la formación de Albert Rivera, es la que peor parada sale en este CIS. Ciudadanos caería 2,7 puntos con respecto al barómetro de abril que fue el que le dio un empujón inesperado: entonces lograba un 13,8 por ciento y una subida de 10,7 puntos. El partido naranja está sufriendo el mismo proceso que Podemos: una explosión inesperada en las encuestas, un resultado menor en las urnas el 24-M y una corrección en la cocina en el CIS siguiente.

Podemos y Ciudadanos pagan los pactos postelectorales y el PP volvería a ganar

Por intención directa de voto, es decir, sin los coeficientes de corrección aplicados por los 'cocineros' del CIS, el barómetro de julio coloca al PSOE en primer lugar con un 17,3% (15,4 en abril) seguido del PP con un 16% (13,5 en abril); Podemos, que pierde aquí la segunda posición que tenía en abril superado por los 'populares' (12,6 frente al 13,6 de abril) y Ciudadanos, que se queda con el 7,7% de la intención de voto directa frente al 10% que tenía en abril.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
62 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios