Es noticia
Menú
Economía diseña medidas de alivio para un millón de familias hipotecadas
  1. Empresas
ACUERDO

Economía diseña medidas de alivio para un millón de familias hipotecadas

El tramo final de las negociaciones se ha alargado más de lo previsto porque Calviño exigía que el número final de potenciales beneficiarios alcanzara el millón

Foto: La ministra de Economía, Nadia Calviño. (EFE/Sergio Pérez)
La ministra de Economía, Nadia Calviño. (EFE/Sergio Pérez)

El Ministerio de Economía, que lidera Nadia Calviño, apretó hasta última hora las tuercas a las entidades para que las ayudas para hipotecados presionados por el euríbor alcanzaran el millón de hogares. Y así ha terminado siendo. El departamento informó a última hora de este lunes de que el Consejo de Ministros aprobará las medidas este martes con vocación de llegar a ese número de familias, como adelantó El Confidencial. Los bancos todavía no han aceptado oficialmente el pacto, aunque se espera que lo hagan en las próximas horas.

Las negociaciones se habían intensificado en los últimos días y las fuentes consultadas apuntaban en las últimas horas que esperaban pronto un acuerdo para que el pacto pudiera ser aprobado y anunciado este martes. Finalmente el Gobierno decidió hacer el anuncio en solitario. En principio las medidas estarán en vigor a partir de enero de 2023.

El plan incluye tres tipos de ayudas: para hogares vulnerables (ingresos de hasta 25.200 euros) que tienen problemas para pagar la hipoteca; para las clases medias que podrían entrar en esta categoría (rentas de hasta 29.400 euros), y facilidades para el resto a la hora de amortizar anticipadamente la hipoteca y convertirla de tipo variable a fijo.

Foto: La vicepresidenta del Gobierno Nadia Calviño, junto al gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos. (EFE/Mariscal)

De este modo, parte del acuerdo se presentará como una reforma del Código de Buenas Prácticas que los bancos firmaron con Economía en 2012 para frenar los desahucios. Las últimas negociaciones habían girado en torno a tres posibles cambios y los efectos que tendrían en el número de beneficiarios y en las cuentas de resultados de los bancos: la tasa de esfuerzo (porcentaje de los ingresos de un hogar que supone la hipoteca); el aumento de la tasa de esfuerzo en los últimos años, y el incremento del coste de la hipoteca en los últimos meses, como publicó este medio.

En los últimos días, Economía había presionado para bajar estos listones y que entraran más beneficiarios. Mientras, los bancos se quejaban del impacto que tendrá en sus balances y provisiones que haya más hogares que se beneficien de estas ayudas. Las entidades recuerdan que el Gobierno ya ha aprobado un impuesto que les va a restar entre 3.000 y 4.000 millones en dos años y que el Banco Central Europeo (BCE) ha acabado con los beneficios caídos del cielo.

Calviño vs. Díaz

Las entidades consultadas ven este objetivo del millón de hogares dentro del contexto de la disputa interna del Gobierno, con la vicepresidenta Yolanda Díaz pidiendo que las ayudas a los hipotecados vulnerables lleguen también a las clases medias. Así, creen que titulares sobre potenciales ayudas a un millón de hogares, de los 18 millones que hay en España, serían suficientes para que no hubiera contrarréplica del sector de Unidas Podemos del Gobierno. Economía recuerda que actualmente hay 3,7 millones de hipotecas a tipo variable en España, por lo que estas medidas podrían beneficiar a una cuarta parte del total.

Foto: Sede de BBVA en Bilbao. (EFE/Luis Tejido)

Entre las novedades de este paquete de ayudas, destaca la reforma del actual Código de Buenas Prácticas, aplicable a rentas inferiores a 25.200 euros, con una tasa de esfuerzo del 50% y con un incremento de esta tasa del 50% en los últimos años. Los deudores vulnerables tendrán la posibilidad de reestructurar el préstamo hipotecario con un tipo de interés más bajo durante la carencia del principal de cinco años, con un tipo de euríbor -0,1%, en lugar del +0,25% actual. Además, tendrán un plazo de dos años para solicitar la dación en pago y pedir una segunda reestructuración del crédito.

La reforma recoge además una excepción para aquellas familias que no cumplan con el criterio actual del incremento de un 50% del esfuerzo hipotecario: podrán acogerse al código con una carencia de dos años, a un tipo de interés menor y un alargamiento del plazo de hasta siete años.

Clases medias

Junto a esta reforma, el Gobierno creará un nuevo código para las clases medias. Podrán beneficiarse de estas medidas los hogares con renta inferior a tres veces y media el Iprem (29.400 euros anuales) con hipotecas suscritas hasta el 31 de diciembre de 2022, una carga hipotecaria superior al 30% de su renta y que haya subido al menos el 20%. Para todos estos casos, las entidades deberán ofrecer la posibilidad de congelación durante 12 meses de la cuota, un tipo de interés menor sobre el principal aplazado y un alargamiento del plazo del préstamo de hasta siete años.

Por último, Economía y los bancos negociaron que se reduzcan aún más los gastos y comisiones para facilitar el cambio de tipo variable a tipo fijo y que se eliminen durante todo 2023 las comisiones por amortización anticipada y cambio de hipoteca de tipo variable a fijo.

El Ministerio de Economía, que lidera Nadia Calviño, apretó hasta última hora las tuercas a las entidades para que las ayudas para hipotecados presionados por el euríbor alcanzaran el millón de hogares. Y así ha terminado siendo. El departamento informó a última hora de este lunes de que el Consejo de Ministros aprobará las medidas este martes con vocación de llegar a ese número de familias, como adelantó El Confidencial. Los bancos todavía no han aceptado oficialmente el pacto, aunque se espera que lo hagan en las próximas horas.

Banca Nadia Calviño
El redactor recomienda