Es noticia
Menú
TotalEnergies España analiza los activos de mercado liberalizado de Naturgy
  1. Empresas
Tras comprar el negocio liberalizado de EDP

TotalEnergies España analiza los activos de mercado liberalizado de Naturgy

La filial española del gigante energético francés desarrolla trabajos internos de valoración de algunos negocios de la gasista española por si surgen oportunidades de compra ante la escisión planteada por Naturgy

Foto: Sede de TotalEnergies en París. (Reuters/Lucien Libert)
Sede de TotalEnergies en París. (Reuters/Lucien Libert)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

El gigante francés TotalEnergies está analizando los negocios de mercado liberalizado de Naturgy, según fuentes próximas a la cúpula de su filial en España. Tal y como señalan, la multinacional estaría interesada en la posible adquisición de sus activos de generación o su cartera de clientes, algo que le permitiría aumentar con fuerza su tamaño en territorio nacional tras la compra de la comercializadora doméstica de EDP y dos centrales de ciclo combinado en 2020. Fuentes oficiales de TotalEnergies han rechazado hacer comentarios.

Los trabajos que realizan los equipos de M&A junto con los técnicos de la sede corporativa en Oviedo de la multinacional gala se producen después de que Naturgy anunciara en febrero que pretende dividir la compañía en dos firmas independientes. Por un lado, aglutinar los activos regulados en una empresa independiente, compuesta por las redes de electricidad y gas.

placeholder Sede de la empresa energética española Naturgy en Barcelona. (Reuters/Nacho Doce) ​​
Sede de la empresa energética española Naturgy en Barcelona. (Reuters/Nacho Doce) ​​

Por otro lado, una firma con los negocios de libre mercado. Es decir, todos los activos de comercialización de electricidad y gas, el negocio mayorista de compra y venta de GNL, junto con los activos de generación, compuestos por un parque de ciclos combinados, una cartera de renovables tanto en operación como en desarrollo más sus participaciones de las centrales nucleares. Es en esta última parte de negocios liberalizados sobre la que estaría interesada TotalEnergies, aunque en el mercado se esperan otros potenciales actores dispuestos a comprar, como Repsol.

No obstante lo anterior, se trata de análisis muy preliminares que no presuponen nada, máxime cuando la separación de activos de Naturgy, anunciada hace ya más de medio año y denominada Proyecto Géminis, ha sufrido un importante retraso sobre el calendario previsto, que en inicio se esperaba tener listo a finales de este 2022. Además, más allá de los análisis de potenciales oportunidades de compra de TotalEnergies España, asumen que cualquier decisión pasará por la cúspide del grupo en París, que puede estar barajando otros escenarios.

Foto: Foto de archivo del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (c), y la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, con el vicepresidente de la Comisión Europea, Frans Timmermans. (EFE/Chema Moya)

Fuentes de Naturgy señalan: "En relación con el Proyecto Géminis, el consejo sigue monitorizando los avances de todos los análisis del proyecto, que hasta ahora confirman su idoneidad estratégica. Sin embargo, la volatilidad actual de los mercados, la evolución de la coyuntura energética y las múltiples incertidumbres regulatorias, todavía pendientes de conocerse con exactitud, aconsejan adecuar el calendario de ejecución a la evolución de los acontecimientos". Es decir, que asumen el retraso, pero no que el plan esté congelado.

Los analistas de la compañía sitúan aún lejos la división de la energética que preside Francisco Reynés. "El proceso de escisión de Naturgy en dos empresas, MarketsCo y NetworksCo, está sufriendo algunos retrasos, posiblemente hasta el 2T23", señalan los expertos de JB Capital.

Foto: Vista de la sede operativa del grupo energético Naturgy en Barcelona. (EFE/Toni Albir)

Desde la casa de análisis de CaixaBank, perteneciente al Grupo Caixa, a su vez máximo accionista de Naturgy (Criteria cuenta con el 27% del capital social), explican que "se esperaba que el proyecto de escisión anunciado el pasado mes de febrero para dividir el grupo en dos empresas cotizadas (MarketsCo + NetworksCo) se completara este año y supusiera una gran oportunidad para los cambios accionariales relevantes. Sin embargo, se dice que el proyecto de escisión lleva mucho retraso (entorno macro, incertidumbres regulatorias en España/Europa)".

Fuentes empresariales destacan que una de las principales incertidumbres que debe despejar Naturgy antes de llevar adelante la partición de la empresa es la actualización de precios del megacontrato de gas que tiene con Argelia, crítico para la seguridad de suministro de gas de España en el momento de mayor crisis energética de la historia. Sonatrach, la firma estatal gasista argelina, está presionando a Naturgy para que acepte sus condiciones, pero por ahora no se ha llegado a un acuerdo entre las partes, pese a que la negociación se extiende ya casi por un año.

Foto: Logo de Naturgy. (Reuters/Sergio Pérez)

En las últimas semanas, han surgido rumores del posible interés de TotalEnergies por tomar una participación relevante de Naturgy. De hecho, la multinacional francesa habría tenido contactos con GIP, propietario del 20% de la energética española, según publicó 'Vozpópuli'. "La idea de que TotalEnergies podría estar buscando adquirir una participación en Naturgy no es del todo nueva", señala un informe de JB Capital. Ya en junio de 2020, GIP ofreció su participación a Total, tal y como se difundió en prensa.

A pesar de lo anterior, los expertos del banco de inversión que lidera Javier Botín consideran que una operación de esa naturaleza "se enfrentaría a una fuerte oposición por parte del Gobierno español, dado el carácter estratégico de algunos de los activos de Naturgy". Otras fuentes del sector creen imposible que la principal petrolera francesa pudiera ser operador principal del sector eléctrico y competidor de Naturgy —compró el negocio liberalizado de EDP en España— y a su vez accionista relevante de la energética. A lo anterior hay que sumar la reciente experiencia de los australianos de IFM para tomar una participación en Naturgy, de la que ya poseen un 14%.

La operación "se enfrentaría a una fuerte oposición del Gobierno español, dado el carácter estratégico de algunos de los activos de Naturgy"

Por ello, JB Capital concluye que tanto para TotalEnergies como para Repsol el único interés posible en Naturgy son determinados activos de su división liberalizada, tal y como ha confirmado este medio de fuentes próximas a la cúpula de TotalEnergies. Hay que destacar el contexto de fortísima generación de caja de las petroleras con el elevado precio del crudo y el gas, lo que les permitiría acometer este tipo de operaciones, que además conseguirían profundizar en su objetivo de transición hacia energéticas globales con baja generación de emisiones de efecto invernadero, como se han comprometido con sus accionistas. Las fuentes consultadas dan por hecho que el resto de grandes petroleras, también con fuerte generación de caja y necesidad de transición a la electricidad, estarán haciendo análisis similares.

Total cuenta actualmente con alrededor de 32.000 millones de euros de caja en su balance. Por su parte, Repsol acaba de cerrar la venta del 25% de su división de exploración y producción, que le reportará casi 5.000 millones en los próximos meses. Eso, añadido a unos resultados récord con su negocio ordinario para este 2022, que rondará los 5.000 millones de euros.

placeholder Los presidentes de Naturgy y Sonatrach, el pasado 13 de julio.
Los presidentes de Naturgy y Sonatrach, el pasado 13 de julio.

Los analistas de CaixaBank, perteneciente hasta 2019 al grupo accionista de Repsol, señalan que la petrolera dirigida por Josu Jon Imaz y Antonio Brufau "podría estar interesada en la futura empresa liberalizada de Naturgy, ya que podría ser un trampolín importante para crecer en renovables y en los negocios de suministros. El apalancamiento de Repsol se ha reducido debido a los altos precios de las materias primas y el grupo debería acumular unos 4.300 millones de euros tras la venta de participaciones minoritarias en las divisiones de renovables y 'upstream".

Los análisis de CaixaBank, JB Capital y otras fuentes del sector consultadas por El Confidencial apuntan a un escenario en el que Criteria Caixa e IFM sean el núcleo duro de la empresa regulada de Naturgy, donde tengan más fácil desinvertir tanto GIP como CVC, cuyos ciclos de inversión en Naturgy están llegando a su fin. Ahí se abre un escenario en que la empresa de negocios liberalizados puede ser una buena opción para las grandes petroleras, quienes podrían estar más dispuestas a pagar por estos activos.

El gran escollo sigue siendo el megacontrato de gas que Naturgy tiene con Argelia. Todas las fuentes consultadas descartan la posibilidad de que TotalEnergies pueda acceder a ese contrato. Según afirman, el Gobierno no permitiría que la multinacional francesa, compañía más grande de la Unión Europea (122.000 millones de capitalización bursátil), pudiera decidir sobre un contrato estratégico para la seguridad nacional en España. Máxime, cuando Engie, con la ayuda del Gobierno de Emmanuel Macron, está tratando de estrechar lazos con Argelia a través de grandes compras de gas. Ahí el mercado especula con que el único socio confiable que tendría el Gobierno para gestionar ese contrato crítico, de no hacerlo Naturgy, sería Repsol.

El gigante francés TotalEnergies está analizando los negocios de mercado liberalizado de Naturgy, según fuentes próximas a la cúpula de su filial en España. Tal y como señalan, la multinacional estaría interesada en la posible adquisición de sus activos de generación o su cartera de clientes, algo que le permitiría aumentar con fuerza su tamaño en territorio nacional tras la compra de la comercializadora doméstica de EDP y dos centrales de ciclo combinado en 2020. Fuentes oficiales de TotalEnergies han rechazado hacer comentarios.

Naturgy Total Activos Repsol Argelia Unión Europea Primas a las renovables Emmanuel Macron Materias primas Sonatrach
El redactor recomienda