Es noticia
Menú
Naturgy acepta una subida de precios del gas argelino para España, pero solo por dos años
  1. Empresas
Precios como los de Francia e Italia

Naturgy acepta una subida de precios del gas argelino para España, pero solo por dos años

Naturgy admite un aumento de las tarifas que tiene que pagar por el supercontrato de suministro con Sonatrach, la gasista del Estado argelino. Sin embargo, aún no se han puesto de acuerdo sobre los plazos

Foto: Logo de Naturgy. (Reuters/Sergio Pérez)
Logo de Naturgy. (Reuters/Sergio Pérez)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Naturgy, la empresa que cuenta con el supercontrato de aprovisionamiento gasista para España con Argelia, está avanzando en las negociaciones con su homóloga argelina Sonatrach, controlada por el Estado del país norteafricano. Según altos responsables de Argel, "en la negociación en curso, Naturgy ha aceptado la equiparación del precio del gas que compra a Sonatrach, con efecto retroactivo a partir de octubre/noviembre de 2021, al que pagan ENI [Italia] y Engie [Francia]".

Estas mismas fuentes, no obstante, explican que la negociación no está cerrada y aún no hay acuerdo sobre los plazos. Ahora Naturgy debe, según Argel, aceptar que la nueva tarifa esté vigente tres años, como pide Sonatrach. La empresa presidida por Francisco Reynés solo acepta dos años, aseguran. Naturgy ha declinado hacer ninguna declaración respecto a la negociación que mantiene con Sonatrach.

placeholder El presidente de Argelia, Abdelmadjid Tebboune, con el presidente de Francia, Emmanuel Macron. (Reuters)
El presidente de Argelia, Abdelmadjid Tebboune, con el presidente de Francia, Emmanuel Macron. (Reuters)

Las fuentes consultadas señalan que hay discrepancias sobre cómo será la situación del mercado gasista dentro de tres años. Mientras que la firma española cree que los precios bajarán y se pondrán en niveles de una situación normalizada, similares a los previos a la crisis, desde Argel prevén que en 2024 aún se continuarán viendo costes elevados para esta materia prima de primera necesidad. Los futuros de OMIP, el mercado de contratos a plazo ibérico, señalan en estos momentos que el contrato de gas para el año 2024 está en más de 114 euros por MWh, menos del precio actual, pero aún cinco veces más caro que antes de la pandemia.

La gasista del país presidido por Abdelmadjid Tebboune lleva semanas presionando a Naturgy para cerrar una negociación que se extiende desde el pasado otoño. Se trata de la revisión ordinaria del megacontrato que se realiza cada tres años y que debía ser actualizada para este 2022. Dicho acuerdo a largo plazo se extiende hasta más allá de 2030 y, por ahora, las autoridades argelinas han asegurado que el suministro para España está garantizado, algo crucial que se cumpla, dada la situación actual. Ahora los precios del gas están en máximos históricos, con niveles en Europa que han llegado a ser 15 veces la situación precrisis (hasta 300 euros MWh, frente a los 20 euros MWh de la pasada década). En este contexto, Argel sigue recordando a Naturgy que "si no acepta esas condiciones, no le faltan compradores".

No obstante lo anterior, fuentes del sector señalan a El Confidencial que "ninguno de los operadores gasistas de España y de Portugal [Cepsa, Galp y Naturgy] han cerrado todavía ningún acuerdo con Argelia para la actualización de precios del gas de ese país. Además, entienden que en los casos de ENI y Engie han cerrado un acuerdo de precios únicamente para los años 2022 y 2023. Queda pendiente el cierre para el año 2024, hecho que no extraña a los expertos internacionales debido a la alta incertidumbre existente en los precios del gas".

placeholder El primer ministro italiano, Mario Draghi, con el presidente de Argelia, Abdelmadjid Tebboune, este verano. (Reuters)
El primer ministro italiano, Mario Draghi, con el presidente de Argelia, Abdelmadjid Tebboune, este verano. (Reuters)

Además, estas mismas fuentes sectoriales aseguran que la firma de los contratos con Italia y Francia para 2022 y 2023 se ha producido bajo la presión de la gran dependencia de Italia del gas ruso y la necesidad que tiene, a diferencia de España, de diversificar suministros. La península Ibérica cuenta con la mayor capacidad de regasificación de Europa. España solo cuenta con el 30% de los almacenes de gas del continente, lo que le otorga una menor dependencia de Argelia, pese a ser el primer exportador de gas a España por tubo directo que atraviesa el Mediterráneo, frente a otros grandes socios comerciales como EEUU.

De cerrarse la negociación entre las partes con subidas de precios, los consumidores españoles acabarán viéndose afectados por dichas subidas, presionando aún más la inflación, que está en récord desde los años ochenta (más del 10%). Una inflación que ha provocado la mayor subida de tipos de interés del BCE de la historia, con el consiguiente encarecimiento de hipotecas y financiaciones.

Argelia aprieta a España

El fin de las compras del gas ruso ha puesto Argelia como uno de los productores de este hidrocarburo más valorados a nivel internacional, lo que le está permitiendo estrechar lazos diplomáticos y comerciales con diversos países. De hecho, Italia, muy dependiente del gas ruso, está elevando con fuerza las relaciones comerciales con Argelia. ENI, petrolera transalpina, ha firmado importantes compras hace pocos meses, con la mediación incluso del primer ministro italiano, Mario Draghi. Una última acción significativa por parte de ENI ha sido la compra del negocio gasista en Argelia, que hasta ahora tenía la británica BP.

También Engie, encargada de la provisión de gas a Francia, está aumentando las compras a Argelia, con el objetivo de asegurarse más el suministro. En esta coyuntura, hasta el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha dicho que le "encantaría viajar a Argelia". El Gobierno español está tratando de encauzar la relación diplomática, rota desde que España apoyó los postulados de Marruecos sobre el Sáhara Occidental, rompiendo su posición histórica respecto de la antigua colonia española. La reacción de Argelia en contra de esto fue inmediata, con la retirada de su embajadora en Madrid. Marruecos también presiona para sabotear cualquier acercamiento entre sus dos vecinos. Mientras, exportadores españoles denuncian bloqueos por parte de Argelia, que también está dando la batalla económica, además de la diplomática.

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, junto con el canciller alemán, Olaf Scholz. (EFE/EPA/Clemens Bilan)

El reino alauí, liderado por Mohammed VI, por su parte, sigue tratando de aumentar su independencia gasista y ha firmado un acuerdo vinculante con la empresa con sede en Londres Chariot Limited, que se encargará de explorar posibles yacimientos gasistas en el mar marroquí, que limita con Canarias por el norte.

La comisaria europea de Energía, Kadri Simson, viajará el próximo 10 de octubre a Argelia para pulsar la situación del suministro de gas a Europa después de haber visitado tanto Egipto como Azerbaiyán.

La visita se produce en medio del proceso de negociación que está manteniendo Naturgy sobre los precios que tendrá que pagar España por el gas argelino y después de que se haya reforzado la entrada de gas desde Argelia hacia Italia. La intención de Simson es pulsar al Gobierno argelino sobre la posibilidad de lograr mejores precios para la compra de gas natural a través de la plataforma de compra conjunta que está poniendo en marcha la Comisión Europea. Algo similar a lo que ya hizo con las vacunas contra el covid-19.

Naturgy, la empresa que cuenta con el supercontrato de aprovisionamiento gasista para España con Argelia, está avanzando en las negociaciones con su homóloga argelina Sonatrach, controlada por el Estado del país norteafricano. Según altos responsables de Argel, "en la negociación en curso, Naturgy ha aceptado la equiparación del precio del gas que compra a Sonatrach, con efecto retroactivo a partir de octubre/noviembre de 2021, al que pagan ENI [Italia] y Engie [Francia]".

Argelia Naturgy Sonatrach Precios Estados Unidos (EEUU) Inflación Canarias Egipto Gas natural Azerbaiyan Banco Central Europeo (BCE)
El redactor recomienda