Es noticia
Menú
Naturgy congela su plan de escisión en dos compañías por la guerra de Ucrania
  1. Empresas
FRENO AL PROYECTO GÉMINIS

Naturgy congela su plan de escisión en dos compañías por la guerra de Ucrania

Naturgy ha decidido suspender temporalmente la operación estrella de su nuevo plan estratégico, el denominado proyecto Géminis, según han confirmado fuentes oficiales

Foto: Vista de la sede operativa del grupo energético Naturgy en Barcelona. (EFE/Toni Albir)
Vista de la sede operativa del grupo energético Naturgy en Barcelona. (EFE/Toni Albir)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Naturgy ha decidido suspender temporalmente la operación estrella de su nuevo plan estratégico, el denominado proyecto Géminis. Según han confirmado fuentes oficiales, la compañía ha ordenado a sus bancos asesores paralizar los trámites para escindir el grupo en dos sociedades, una de infraestructuras y otra de activos no regulados. Al menos hasta que se aclare el impacto de la guerra en Ucrania y la incertidumbre sobre las medidas que plantea adoptar el Gobierno para abaratar la factura energética, que afecta de lleno al mercado del gas y, en consecuencia, dificulta calcular el valor de cada uno de los negocios.

Las mismas fuentes indican que, internamente, han continuado con los preparativos del proyecto Géminis, que inicialmente tiene tres fases. La primera, el diseño, esperaba estar acabada en abril. La segunda, enfocada en definir las estructuras y las magnitudes financieras de cada compañía, debía estar finalizada en julio. Y la tercera y última, la aprobación en una junta de accionistas extraordinaria, a finales de año.

Pero más allá del diseño interno, Naturgy ha comunicado a los bancos contratados para acelerar la transacción (Citi y Morgan Stanley y, para más adelante, Société Générale), que, de momento, la segunda fase se detiene por las condiciones del mercado. El grupo dirigido por Reynés admite que la incertidumbre provocada por el conflicto bélico en Ucrania ha suspendido muchas operaciones financieras en Europa, especialmente las de empresas vinculadas al mercado de la energía, totalmente alterado por la subida de los precios.

Foto: EC.
Al otro lado de la guerra: la represión de Putin a los disidentes provoca el éxodo de los rusos
The Wall Street Journal. Sune Engel Rasmussen y Alexander Osipovich

La volatilidad del mercado del gas, con las tensiones de suministro, y el acuerdo con la Comisión Europea por el que España podrá 'topar' el precio del combustible fósil hacen muy difícil saber qué vale cada una de las sociedades en las que Naturgy tenía previsto dividir el grupo. Por una parte, los negocios de infraestructuras reguladas (redes de distribución de electricidad y gas), bautizados como NetworkCo, y, por otra, los no regulados, que incluyen la generación de electricidad y la comercialización, denominados MarketsCo.

En la junta general de accionistas celebrada el pasado 15 de marzo, ya con tres semanas de invasión por parte de Rusia, Reynés defendió la “idoneidad” de la segregación. Pero, a su vez, reconoció que la decisión sobre los plazos concretos del calendario del proyecto estaba sujeta a la situación de los mercados y a la estabilidad regulatoria, así como a la obtención de los 'ratings' idóneos para ambas sociedades y a que la obtención del visto bueno de las autoridades de Competencia sea suficientemente rápida.

Unos factores que, ahora mismo, hacen muy difícil saber cuánto vale cada compañía. España, con 1.657 millones, aportó casi el 50% del beneficio operativo o ebitda de la división de redes, tanto de gas como de electricidad, que ascendió a 3.560 millones. Unos activos cuya valoración dependerá en gran parte de las decisiones que adopte el Ministerio de Transición Ecológica, que ya ha anunciado que quiere intervenir los precios de la energía para tratar de controlar la fuerte subida de la inflación. El resto de negocios tan solo contribuyó con 400 millones.

Foto: EC

Según el plan inicial, las dos compañías resultantes de la operación cotizarán en bolsa y tendrán inicialmente la misma estructura accionarial que ahora tiene la propia Naturgy. El mayor de ellos es Criteria, el brazo financiero de La Caixa, con el 27% del capital, seguido de los fondos GIP (20%), CVC y los March (otros 20%) e IFM, que ya tiene el 13,3% tras su intento frustrado de opa por el 22%. El tamaño de cada una de las sociedades dependerá, entre otros factores, de la asignación de deuda a cada uno de los negocios que aún está por determinar.

El valor, en máximos; los analistas, en mínimos

Cuando Naturgy anunció la escisión de la compañía en dos sociedades el pasado 11 de febrero, la cotización cayó un 12% en un solo día, hasta los 25 euros por acción. De los 24 analistas que cubren el valor, 16 recomiendan vender las acciones y tan solo seis, mantener. Entre ellos, los de JP Morgan y Société Générale. Ninguno aconseja comprar títulos de la compañía catalana a sus clientes. El precio objetivo medio es de 22,87 euros, casi el precio de la opa de IFM.

No obstante, los títulos del grupo energético se han recuperado con fuerza hasta rozar los 30 euros, en parte por las compras de acciones por parte del propio IFM, cuyo objetivo final es alcanzar al menos el 17% del capital. Al haber un 'free float' o porcentaje de títulos libres —los cuatro principales inversores acaparan prácticamente el 80% del capital—, cualquier adquisición con cierto volumen provoca una fuerte subida de la cotización.

Naturgy ha decidido suspender temporalmente la operación estrella de su nuevo plan estratégico, el denominado proyecto Géminis. Según han confirmado fuentes oficiales, la compañía ha ordenado a sus bancos asesores paralizar los trámites para escindir el grupo en dos sociedades, una de infraestructuras y otra de activos no regulados. Al menos hasta que se aclare el impacto de la guerra en Ucrania y la incertidumbre sobre las medidas que plantea adoptar el Gobierno para abaratar la factura energética, que afecta de lleno al mercado del gas y, en consecuencia, dificulta calcular el valor de cada uno de los negocios.

Naturgy Conflicto de Ucrania Citi JP Morgan Bank Of America
El redactor recomienda