Es noticia
Menú
Las subidas del recibo del gas compensarán a Hacienda la menor recaudación por IVA
  1. Empresas
Recaudó 7.000 M más por IVA hasta junio

Las subidas del recibo del gas compensarán a Hacienda la menor recaudación por IVA

El Gobierno prevé que las arcas del Estado ingresen 190 millones de euros menos por la reducción del 21% al 5% del IVA al gas. Sin embargo, el elevado crecimiento de la base imponible contiene la merma recaudatoria

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (i), junto a la ministra de Hacienda y vicesecretaria general del partido, María Jesús Montero. (EFE/Juan Carlos Hidalgo)
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (i), junto a la ministra de Hacienda y vicesecretaria general del partido, María Jesús Montero. (EFE/Juan Carlos Hidalgo)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

El presidente del Gobierno anunció este jueves una bajada del IVA al gas del 21% al 5%, pese a que sus ministros eran reacios a la medida propuesta por el PP solo 24 horas antes. La dura crisis económica ha llevado al Ejecutivo a renunciar a recaudar unos 190 millones de euros por este concepto entre octubre y diciembre, tiempo para el que se prevé dicha merma fiscal, aunque Pedro Sánchez se mostró abierto a prórrogas para 2023.

El líder del Ejecutivo habló de bajadas fiscales al gas, sin especificar si esto también se aplicará a los ocho millones de usuarios de bombona de butano, propano o aquellos que usan gas licuado de petróleo (GLP) canalizado. Ni desde Hacienda ni en Transición Ecológica confirman que estén incluidos en la bonificación, aunque se espera que así sea.

El esfuerzo de Hacienda, sin embargo, no afectará a nivel presupuestario, ya que el recibo del gas ha subido de forma exponencial en el último año y se espera que se siga encareciendo de cara al otoño, cuando además se dispara el gasto por el uso de calefacciones en gran parte de España. La factura gasista depende en cerca del 70% del precio de la energía en el mercado mayorista, que en un año se ha multiplicado por 10: de unos 30 euros por MWh ha pasado a rondar los 300 euros por MWh, según los datos del mercado TTF.

Foto: Torres de alta tensión en Asturias. (Reuters/Eloy Alonso)

Con esta situación, los clientes del mercado libre (casi 6,5 millones de usuarios de los 7,9 millones totales) están recibiendo propuestas de renovación para un año entre un 50% y un 200% superiores a lo que venían pagando. Por ejemplo, la comercializadora Lucera ya en marzo, cuando el gas no era tan caro como en la actualidad, lanzaba proposiciones de renovación que suponían pasar de pagar unos 312 euros al año, impuestos incluidos, a cerca de 712 euros al año, según publicó el diario 'Las Provincias'. De hacer una propuesta de renovación a día de hoy, la diferencia sería aún mayor, ya que está calculado para un precio en el mercado ibérico del gas (Mibgas) de 150 euros por MWh y para todo 2023 el precio del contrato de futuro está ya por encima de 250 euros por MWh.

Hay clientes que han recibido este año propuestas que cuadruplicaban el coste de su factura gasista. ¿Qué significa esto? Que la bajada del 16% que pretende implementar el Gobierno del recibo del gas (entre cinco y 10 euros al mes, dependiendo de diferentes factores como la tarifa o el consumo) no compensa subidas globales del recibo muy superiores. Los casi ocho millones de hogares españoles seguirán viendo subidas del recibo, aunque ahora atenuadas. Y además, en términos de recaudación, los 190 millones de euros de menos se verán compensados, en parte o totalmente, por la recaudación del 5% del IVA en recibos hasta cuatro veces más abultados.

Foto: Pedro Sánchez y Teresa Ribera. (EFE/Chema Moya)

Quienes notarán más los efectos serán los clientes con la tarifa regulada TUR (1,5 millones de familias), que está 'topada' por decisión del Ejecutivo y su coste es de alrededor de la mitad que las mejores ofertas del mercado libre, según el comparador de la CNMC. La TUR cuesta al año cerca de 400 euros, un 50% menos que los más de 800 de las mejores propuestas de las comercializadoras gasistas de libre mercado (teniendo en cuenta el consumo medio declarado por el Gobierno de 4.266 kWh).

No obstante, esta tarifa que regula el Gobierno experimenta subidas de entre el 6% y el 8% cada trimestre. Es decir, que al cabo del año se encarece alrededor de un 30%, a lo que hay que sumar el pago en diferido que asumen las comercializadoras por decisión del Gobierno. Todo ello hace que también en parte se compense parte de la recaudación que se pierde con la bajada del IVA.

Foto: Pedro Sánchez, junto a Olaf Schoz, el martes. EFE Clemens Bilan

Desde el punto de vista presupuestario, Hacienda no tendrá problemas para encajar esta medida. Cabe destacar que la recaudación en general está en niveles récord en la primera mitad del año (+18,3%) y se espera que siga aumentando, dados los mayores niveles de inflación, por encima del 10% desde junio (la mayor tasa de IPC desde los años ochenta). Las arcas públicas obtuvieron 17.000 millones de euros más hasta junio. Solo en concepto de IVA, los ingresos fiscales se elevaron en 7.000 millones debido al aumento del consumo y al encarecimiento del coste de la mayoría de productos. Son cifras muy abultadas con respecto a los 190 millones de euros que perderá el Ejecutivo.

La medida, no obstante, sirve para desactivar en parte al PP en el debate energético que mantendrán Feijóo y Sánchez en el Senado el próximo martes, y donde el líder de la oposición precisamente le quería reclamar la bajada del IVA del gas. El PP aplaude la medida, pero dice que es insuficiente.

El presidente del Gobierno anunció este jueves una bajada del IVA al gas del 21% al 5%, pese a que sus ministros eran reacios a la medida propuesta por el PP solo 24 horas antes. La dura crisis económica ha llevado al Ejecutivo a renunciar a recaudar unos 190 millones de euros por este concepto entre octubre y diciembre, tiempo para el que se prevé dicha merma fiscal, aunque Pedro Sánchez se mostró abierto a prórrogas para 2023.

IVA Pedro Sánchez Petróleo Butano IPC Inflación
El redactor recomienda