Es noticia
Menú
Movistar mete el gol del año al renunciar DAZN a todos los partidos de Liga
  1. Empresas
LA ÚNICA CON TODA LA JORNADA

Movistar mete el gol del año al renunciar DAZN a todos los partidos de Liga

La operadora dirigida por José María Álvarez-Pallete será la única que ofrezca todas las jornadas completas, el primer gancho comercial para garantizar el futuro de su plataforma

Foto: (Foto: DAZN)
(Foto: DAZN)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

El fútbol es una industria en la que, incluso haciéndolo todo bien, el rendimiento depende de que la pelota entre o no en la portería. Las empresas que lo explotan, como Telefónica, lo saben muy bien. La operadora ha sufrido mucho en bolsa en los últimos años por las dudas sobre la rentabilidad del deporte rey y ante la finalización de la exclusividad de la Liga, que el grupo presidido por José María Álvarez-Pallete ha tenido en monopolio en las últimas décadas. Un balón del que dependía el futuro de Telefónica España, la gran preocupación de los inversores, y que ahora se ha despejado hasta 2027.

Como adelantó El Confidencial en exclusiva, la multinacional participada por BBVA y CaixaBank anunció este martes que ha alcanzado un acuerdo con DAZN para comprarle, por 280 millones de euros por temporada, los cinco partidos por jornada que perdió en la última subasta de los derechos de televisión de la Liga, llevada a cabo por Javier Tebas el pasado mes de diciembre. Telefónica solo pudo comprar la mitad de los encuentros de cada fin de semana, lo que ponía en riesgo la cartera de 3,8 millones de clientes de Movistar+, cuyo principal gancho es el fútbol.

Pero, según otras fuentes próximas a las negociaciones, la gran noticia para Telefónica es que DAZN no va a pujar por los otros cinco partidos que se llevó la operadora, la cual, por exigencia de la Comisión Nacional de Mercados y de la Competencia (CNMC), tiene la obligación de ofrecer a un tercero toda la jornada al completo. Es lo que hace cada temporada con Orange (Vodafone renunció a este producto comercial hace dos años), que paga a su vez 300 millones a su competidor por poder incluir en su parrilla la Liga y la Champions League.

Foto: EC

Según estas fuentes, DAZN no va a pujar, como Orange, por la mitad de la jornada que ganó Telefónica en la subasta de diciembre organizada por la Liga, por lo que el amante del fútbol solo podrá tener el fútbol al completo a través de Movistar+ y de la operadora francesa si el próximo ejercicio decide también que el balón es esencial para su oferta comercial. De esta forma, Pallete ha conseguido mantener toda la competición y que el coste por temporada se reduzca en cerca de 200 millones respecto a los 1.030 millones que pagaba anteriormente.

Un 15% de ahorro por jornada, porque Telefónica y DAZN se adjudicaron el pasado 16 de diciembre los derechos de retransmisión de la Primera División por un total de 4.950 millones para las próximas cinco temporadas, empezando por la 2022-2023. Esta cantidad supone un desembolso de 990 millones de euros por año para la emisión de los partidos en el mercado residencial español, de los que 520 millones correspondían a la operadora española. Si ahora se les suman los 280 millones que pagará a la plataforma de 'streaming' del empresario ruso Len Blavatnik, el coste total será de 800 millones.

Una goleada en toda regla y un dolor de cabeza menos para el presidente de Telefónica, que en los últimos 12 meses había estado sometido a preguntas constantes de los inversores en las presentaciones de resultados sobre la rentabilidad del fútbol y la incertidumbre sobre su futuro. Barclays estimó el roto en 2.100 millones de euros en España. Perdida la guerra del cine y las series de televisión ante la ofensiva de Netflix, Amazon Prime y Disney+, con un músculo mucho mayor para comprar contenidos, retener el balón era cuestión clave para conservar la base de clientes a los que el grupo vende, además internet, la telefonía móvil y, ahora, alarmas y seguros del hogar.

Foto: Foto: EFE/Riccardo Antimiani.

Un colectivo que paga una tarifa media de 100 euros al mes, muy por encima de los 60 que cobran los operadores que no disponen de los partidos de Primera y Segunda División. Un ARPU, o ingreso por cliente, que Telefónica podía haber perdido si DAZN se hubiera quedado con toda la Liga. JP Morgan lo calculó en 30 euros por usuario al mes, unos 1.400 millones al año.

Desde la subasta de mediados de diciembre, Telefónica se ha revalorizado un 18,15%, hasta superar con comodidad la barrera de los cuatro euros, que hasta el año pasado parecía un muro imposible. España genera cerca de un 30% del ebitda o beneficio operativo de todo el grupo, por lo que su evolución, muy dependiente del fútbol y presionada por la competencia de los operadores 'low cost', había generado muchas dudas entre los inversores.

El fútbol es una industria en la que, incluso haciéndolo todo bien, el rendimiento depende de que la pelota entre o no en la portería. Las empresas que lo explotan, como Telefónica, lo saben muy bien. La operadora ha sufrido mucho en bolsa en los últimos años por las dudas sobre la rentabilidad del deporte rey y ante la finalización de la exclusividad de la Liga, que el grupo presidido por José María Álvarez-Pallete ha tenido en monopolio en las últimas décadas. Un balón del que dependía el futuro de Telefónica España, la gran preocupación de los inversores, y que ahora se ha despejado hasta 2027.

José María Álvarez Pallete Javier Tebas Champions League Noticias de Telefónica No es fútbol. Es LaLiga.
El redactor recomienda