Es noticia
Menú
La matriz de SEUR ya percibe un frenazo del consumo por la presión de la inflación
  1. Empresas
ENTREVISTA AL CEO

La matriz de SEUR ya percibe un frenazo del consumo por la presión de la inflación

DPD Group cierra el ejercicio en España con una facturación de 1.036 millones de euros. Es decir, aumenta ingresos en un 45% en los dos últimos años. Pero 2022 será "menos amigable"

Foto: Una furgoneta de SEUR.
Una furgoneta de SEUR.

Otro año intenso en el comercio. La francesa DPD Group (anteriormente Geopost) ha alzado en España una facturación de 1.036 millones de euros. Una cifra que supone acumular una ganancia del 45% en los últimos dos años de pandemia en comparación con 2019. No obstante, lo complicado está al frente. El consejero delegado de la empresa de transporte urgente en paquetería ligera, Alberto Navarro, dice ya llevar varios meses en los que los pedidos han disminuido el ritmo por la presión que sufren sus clientes por el auge de los costes.

“Estamos en un entorno de costes que no es el que hemos visto en los últimos años —pero como en todos los sectores—”, comenta a El Confidencial. Según explica, la subida de la energía no solo se ha notado en el combustible de las furgonetas (y eso que también han estado renovando la flota hacia vehículos de bajas emisiones), sino que también en la electricidad que alimenta los centros de clasificación. Tal como detalla, las subidas han sido de entre el 40% y 60%. “Estamos intentando trasladar esa parte de los costes también a nuestros precios; pero no somos capaces de trasladar todo el dinamismo de una subida del 7,4% al mercado, porque los clientes no pueden apoyar esa subida de costes”, matiza Navarro.

Foto: Varios billetes y monedas. (iStock)

Según el directivo, este entorno ya está afectando al consumo y lo continuará haciendo en 2022. “Vemos una ralentización del consumo frente al entorno de crecimiento que habíamos estado viendo, y esta tendencia se está acelerando en el mes de febrero”, atestigua, matizando que es lógico que no se va a poder crecer al mismo ritmo que los años anteriores, cuando hubo confinamientos. “Pero en los últimos meses se está dando una ralentización del consumo, ya no solo por el tema de la energía, sino que un aumento de los costes por la reforma laboral o la subida del salario mínimo que hace que a nuestros clientes, siendo muchos pequeñas o medianas empresas, les cueste vender, ya que ellos también están trasladando esos costes al mercado”, detalla. Luego también hay otros factores, como el de la falta de productos en la cadena de suministros (“aunque ya se esté hablando menos, todavía continúa”, argumenta).

Eso no quiere decir que la empresa no vaya a crecer más. Navarro sigue previendo extender el ritmo de subidas en ingresos, “aunque este año va a ser más complejo que los otros dos”. La compañía fía su expansión al plan de inversión de 250 millones de euros hasta 2025 para mejorar los desarrollos tecnológicos que tengan impacto en la operativa diaria y en la relación con clientes. También busca adaptar las instalaciones y fortalecer la sostenibilidad, con aperturas de ‘hubs’ logísticos como el de Miranda de Ebro (Burgos). “Pero 2022 no va a ser un año amigable, aunque emocional y personalmente vengamos de entornos complejos como la pandemia”, defiende.

Foto: Bicicletas de la turca Getir en una ciudad europea. (Reuters/Piroschka van de Wouw)

El directivo pone de relieve que, aunque el crecimiento de 2021 haya sido menor al de 2020, hay que tener en cuenta que se trata de un factor en el que la comparación distorsiona la cifra. “Es decir, 2021 ha sido un año de consolidación de ese crecimiento”, subraya. Por ejemplo, SEUR cerró 2020 con una facturación de 833 millones de euros —lo cual es un crecimiento del 19% respecto al año anterior—. Luego, en 2021, ha superado a 2020 en un 5%, hasta alcanzar una facturación de los 875 millones de euros. En este cómputo, el dato de aportación de comercio electrónico aumentó en un 50% durante 2020, hasta alcanzar un 45% del negocio. En 2021, creció un 6% respecto al eufórico 2020 y todavía sigue en el 46%. En este ámbito, el porcentaje sobre el total se mantiene estable por la recuperación del segmento 'B2B'.

En la división de SEUR, el directivo también destaca que las ventas internacionales han supuesto el 32% de los ingresos de la empresa, con un crecimiento del 34% respecto a 2020 por el auge de la venta ‘online’ de productos frescos y de alimentación. Esto, teniendo en cuenta que en 2020 ya habían aumentado ventas en más de un 40%. "Hemos sido capaces de crecer sobre una expansión que en 2020 fue muy fuerte; y, además, observamos que hay muchas tendencias de la pandemia que se quedan tras el confinamiento", subraya Navarro, explicando que, "en 'ecommerce', los compradores son más habituales y compran más, a la vez que se han incorporado nuevas categorías que antes no eran tan frecuentes, como la alimentación 'online". Para desarrollar el potencial del comercio electrónico, DPD cuenta con Pickup, que cuenta con una red de 3.000 tiendas de conveniencia y taquillas (un 30% más que en 2020). Esta está siendo una apuesta importante para SEUR, que en 2021 también entró con un 25% en la firma de taquillas Pudo.

Foto: Imagen de las Ramblas de Barcelona en el inicio de la campaña navideña. (Efe/Alejandro García)

Esto, después de alcanzar una inversión de control en Tipsa este 2021 (era accionista desde 2019). Esta unidad facturó en 2021 unos 161 millones de euros, es decir, un 12% más que en 2021. La unidad pone en el foco el crecimiento de los envíos dentro del sector salud, también en el ámbito internacional. Tipsa ha jugado un papel relevante en el crecimiento reciente del grupo porque ha sido una de las compañías clave en la distribución en España de varias vacunas que han sido utilizadas durante la pandemia.

Las marcas seguirán separadas en el futuro, y Navarro apela a la “complementariedad” de estas. “SEUR está más posicionada en ‘ecommerce’, mientras que Tipsa es más ‘business to business’, dentro de lo cual SEUR está más orientada a la alimentación y Tipsa al segmento farmacéutico”, detalla el directivo, que explica que en Francia el funcionamiento es el mismo.

¿Hay espacio para nuevas adquisiciones? "Nosotros seguimos apostando por entornos de crecimiento y el mercado español es uno de los más competitivos de Europa", afirma el CEO. "Siempre estamos abiertos a oportunidades y tenemos muy claro dónde queremos centrar nuestro crecimiento: por ejemplo, en todo lo que son las redes de conveniencia y taquillas, o la alimentación, farmacia...", enumera.

En el terreno de juego no dejan de entrar nuevas caras, algunas de ellas siendo marcas establecidas, como demuestra el caso de El Corte Inglés y su filial logística. "Hay muchas compañías que están internalizando parte de algunas cadenas de logística; esto ya pasó hace muchos años con la internacionalización o externalización de los procesos", detalla Navarro. "Lo que hemos entendido en el caso de El Corte Inglés es que está más en el lado logístico, no tanto en el transporte", argumenta. "Siempre hay espacio para convivir entre el valor que podamos ofrecer nosotros como especialistas en transporte urgente e iniciativas como las que están poniendo en marcha estos clientes".

Otro año intenso en el comercio. La francesa DPD Group (anteriormente Geopost) ha alzado en España una facturación de 1.036 millones de euros. Una cifra que supone acumular una ganancia del 45% en los últimos dos años de pandemia en comparación con 2019. No obstante, lo complicado está al frente. El consejero delegado de la empresa de transporte urgente en paquetería ligera, Alberto Navarro, dice ya llevar varios meses en los que los pedidos han disminuido el ritmo por la presión que sufren sus clientes por el auge de los costes.

Inflación
El redactor recomienda