Es noticia
Menú
El Plan ADO contra las cuerdas ante la necesidad de recuperar financiación de cara a París 2024
  1. Empresas
RTVE ha recortado sus aportaciones

El Plan ADO contra las cuerdas ante la necesidad de recuperar financiación de cara a París 2024

El programa de apoyo a los olímpicos necesita enfrentarse a un importante proceso de transformación para los Juegos 2024. En las últimas olimpiadas, el CSD aportó el 38% del presupuesto ante la pérdida de patrocinios

Foto: Cercemonia de clausura de los Juegos de Tokio. (Reuters/Kim Kyung-Hoon)
Cercemonia de clausura de los Juegos de Tokio. (Reuters/Kim Kyung-Hoon)

Renovarse o morir. El Plan ADO (Asociación de Deportes Olímpicos) ha perdido buena parte del apoyo del sector privado que recibía para financiar la preparación de los deportistas de cara a los Juegos Olímpicos. ¿El problema? Uno de los principales socios del programa, Radio Televisión Española (RTVE), ha recortado un 87% sus aportaciones en los doce últimos años, lastrado por su débil situación económica. La cadena pública ha pasado de aportar 28,8 millones de euros en los Juegos de Pekín 2008 a los 3,5 millones de euros que dio para Tokio.

El vacío que ha dejado RTVE ha sido cubierto por el Consejo Superior de Deportes (CSD), que concentró un 38% de la financiación de ADO en los últimos Juegos. Así, el organismo contribuyó con 16,1 millones de euros, algo que contrasta con el deseo del propio CSD y del Comité Olímpico Español (COE) de que el mayor peso de la financiación del programa vuelva a recaer sobre las empresas. El principal impedimento para que esto vuelva a suceder es que, tal y como explican fuentes conocedoras de las experiencias de los patrocinadores a El Confidencial y 2Playbook, “el programa ha perdido atractivo en términos de fiscalidad para las empresas”.

Esto se debe a que las compañías que tradicionalmente apostaban por este programa ahora encuentran más rentable patrocinar a federaciones, clubes o programas como Universo Mujer o Deporte Base. El programa ADO no cuenta actualmente con un plan de activos para las marcas, y el hecho de que el Comité Olímpico Internacional (COI) impida a las empresas patrocinadoras de estos programas incluir publicidad relativa a los Juegos dos meses antes y dos meses después de que estos se produzcan, supone un gran hándicap.

Foto: Miembros del equipo olímpico francés de judo posan frente a la Torre Eiffel (EFE)

Una falta de estrategia que se ve agravada con la salida, el pasado 31 de diciembre, del que había sido director general del programa el último año y medio, José Antonio Fernández. El murciano era un firme defensor de trabajar para recuperar la confianza de las empresas y su salida deja a ADO ante un futuro incierto, ya que todavía no existe un plan de renovación del programa de cara a los próximos Juegos Olímpicos de París 2024.

“Cambiará el propio concepto de patrocinio. Hasta ahora siempre ha sido patrocinar al equipo olímpico español, que ha tenido siempre un carácter muy institucional sin retorno, porque este no era importante. Lo importante era estar ahí, apoyar y hacer marca España; ahora sí que es importante el retorno”, explicaba Fernández en una entrevista. Y de eso nada ha cambiado.

Renovación

El Plan ADO se creó en 1987, de cara a los Juegos de Barcelona ’92, y hasta la fecha ya ha aportado 382 millones de euros al olimpismo español. El presupuesto alcanzó los 79 millones de euros en esa primera edición, una cifra que ha ido cayendo paulatinamente hasta los 38,2 millones de euros recaudados para el ciclo olímpico de los Juegos de Tokio. La edición que recibió una menor financiación fue la de los Juegos de Río, cuando la recaudación bajó hasta los 35,4 millones de euros.

Pero RTVE no es la única que ha reducido su aportación a ADO. La financiación de los socios del programa también se ha reducido desde los 27,6 millones de euros que aportaron en los Juegos de Londres 2012, a los 25,9 millones en los Juegos de Tokio y cayendo en más de la mitad en las últimas olimpiadas cuando la cifra estuvo en torno a los 10,3 millones de euros. A esto hay que sumar el hecho de que el programa ha ido perdiendo a algunos de sus socios en los últimos años, entre los que todavía figuran empresas como Telefónica y Loterías y Apuestas del Estado.

Sin embargo, compañías como CaixaBank, Leche Pascual o Viajes Barceló han preferido abandonar el Plan o reducir su presencia y rotar hacia otros proyectos deportivos que les ofrecen mejores incentivos a nivel fiscal o mayor nivel de visibilidad. De este modo, el gran reto de ADO pasa por definir una estrategia que dote de atractivo al plan y que permita al sector privado obtener rentabilidad a cambio de su inversión. Esta será la tarea principal que tenga el director general que se nombre en sustitución de Fernández.

Renovarse o morir. El Plan ADO (Asociación de Deportes Olímpicos) ha perdido buena parte del apoyo del sector privado que recibía para financiar la preparación de los deportistas de cara a los Juegos Olímpicos. ¿El problema? Uno de los principales socios del programa, Radio Televisión Española (RTVE), ha recortado un 87% sus aportaciones en los doce últimos años, lastrado por su débil situación económica. La cadena pública ha pasado de aportar 28,8 millones de euros en los Juegos de Pekín 2008 a los 3,5 millones de euros que dio para Tokio.

Juegos Olímpicos Cotizalia Sports Consejo Superior de Deportes (CSD)
El redactor recomienda