la crisis de tve acrecienta el problema

Tras meses sin pago, el plan ADO vuelve a tener dinero pero ¿tiene futuro?

Para desbloquear las subvenciones de este año ha habido que recurrir al dinero de los contratos televisivos del fútbol. En un año ha bajado la recaudación de patrocinadores de 40 a 22 millones

Foto: El equipo nacional de atletismo. (EFE)
El equipo nacional de atletismo. (EFE)

Pasaron unas cuantas semanas hasta que empezaron a llegar los cheques. La situación de muchos deportistas olímpicos españoles era extrema porque las becas ADO, de las que depende su carrera profesional, no terminaban de aparecer. Faltaban fondos y había que llegar a una solución. Finalmente se encontró: el Consejo Superior de Deportes (CSD) pagará el 75% de las mismas gracias en buena parte al dinero que sale de LaLiga.

Solución para 2018, pero difícilmente la definitiva. Algunos deportistas consultados por este periódico cuentan que han pasado hasta seis meses sin recibir su dinero, es difícil centrarse en la actividad si no se sabe si se llegará a fin de mes. Muchos son los que dependen totalmente de esta subvención, surgida en vistas a los Juegos Olímpicos de Barcelona y que fue en su momento un enorme éxito. A imagen y semejanza de lo que había hecho previamente Corea del Sur, España creó un sistema mixto en el que las empresas privadas patrocinaban deportistas a cambio de desgravaciones fiscales.

Fue durante dos décadas un programa casi perfecto. El deporte español despegó, encontró dinero que antes no existía y todo eso se convirtió en medallas y nombres célebres. Pero ya no funciona, o no lo hace como antes. Todas las fuentes consultadas para la realización de este artículo coinciden en que el deporte español necesita repensar su sistema de subvenciones, porque la fórmula que tanto tiempo lo definió se ha quedado obsoleta.

"Evidentemente hay que pensarlo, y con preocupación", reconoce Mari Carmen Izquierdo, directora general del programa. "Se han dado una serie de circunstancias, empezando por el dinero de TVE, que en el ciclo de Pekín aportaba casi 30 millones y ahora aporta tres y pico, y todo suma", cuenta Izquierdo. Efectivamente, una de las claves de todo esto está y ha estado siempre en TVE. Primero, por la propia aportación de la cadena pública, hasta hace no mucho la televisión del olimpismo y motor del programa.

El plan ADO se renueva en cada ciclo olímpico. (EFE)
El plan ADO se renueva en cada ciclo olímpico. (EFE)

La crisis de TVE

Porque además, uno de los retornos que recibían las empresas por patrocinar a los deportistas era espacios publicitarios en TVE, algo que desapareció, o al menos se redujo drásticamente cuando el ente público dejó de emitir anuncios en tiempos de José Luis Rodríguez Zapatero. "Lo que puede ofrecer el deportista es imagen", cuenta Raúl Chapado, presidente de la federación de atletismo, la más olímpica y la mayor receptora de fondos de ADO, que se vehiculan por medio de las federaciones. Esa fue siempre una de las claves: el deportista era imagen de marca, que pagaba un dinero a cambio de deducciones fiscales y visibilidad.

La crisis económica de la propia TVE también ha redundado muy negativamente en el sostenimiento del dinero olímpico. Antes el ente costeaba parte del programa, pero a medida que se han ido reduciendo sus presupuestos ellos también han ido bajando sus aportaciones. El hecho de haber perdido los derechos de retransmisión tampoco ayuda, porque Eurosport se ha comprometido también a ayudar al deporte español, pero su relación será siempre más complicada que la que llegó a tener TVE en los años 90.

Entre unas cosas y otras, este año se bajó de 40 millones a 22 y eso que ya venía de mínimos históricos. Y con eso no daba. El CSD tuvo que buscar fondos de otros lugares, y los encontró. La clave está en el dinero que se ha producido gracias al decreto-ley de retransmisiones por la cual el fútbol vende sus derechos de emisión de manera centralizada y, a cambio, da pequeños porcentajes a algunas otras instituciones como sindicatos o el deporte español. Se ha convertido en el benefactor del deporte español, aunque para llegar al ADO han necesitado hacer encaje de bolillos.

En principio, ese dinero era finalista, es decir, se destinaba a cuestiones concretas y no estaba pensado para utilizarse en otros lugares. De hecho, el principal motivo por el que existe esa partida es pagar la Seguridad Social a los deportistas olímpicos, una reclamación histórica que se logró, por fin, en tiempos de Miguel Cardenal en el CSD. "El ADO ahora paga el 25% de las becas de los deportistas, el 75% restante viene de ahí", explica Izquierdo. SIn embargo, el 100% de las becas para entrenadores es financiado por el programa, también porque está especificado que el dinero del fútbol tiene que ir directamente a los deportistas.

El equipo español de gimnasia rítmica. (EFE)
El equipo español de gimnasia rítmica. (EFE)

Problemas burocráticos

"No muchos deportistas cumplen los requisitos para la Seguridad Social, por lo que sobraba mucho dinero. En principio LaLiga era reticente en convertirlo en becas deportivas, y es lícito, pero finalmente aceptaron el cambio", cuenta un deportista conocedor del caso que añade que uno de los motivos por los que la patronal del fútbol ha aceptado este arreglo es porque, piensan, en un futuro podrán llegar a acuerdos con las federaciones deportivas para sus retransmisiones. Porque LaLiga lleva tiempo barajando montar una plataforma de retransmisiones en internet y, si da ese paso, necesitará contenidos.

"Ya estamos cobrando julio, pero los seis meses previos siguen sin llegar", apuntan desde otra federación deportiva. "Desde que se llegó a este acuerdo hemos estado mandando cartas y lo que corresponde al ADO. En las federaciones que han hecho los deberes, ya se están cobrando", relata Izquierdo. Todo este proceso se hizo antes de que llegase a la Secretaría de Estado para el Deporte María José Rienda, que tendrá que ser una figura clave para lo que tenga que ocurrir en el futuro.

Todo el proceso, además, se ha visto lastrado en los últimos años por la situación política. El ADO depende de la Ley de Presupuestos y de la Ley de Acompañamiento y ambas se han demorado en ocasiones. El paso de varios gobiernos y la dificultad para sacar las cuentas adelante han sido dos de los muchos problemas a los que se ha enfrentado el plan de subvenciones al deporte. Esta temporada, la reunión en la que se decide qué deportistas entran en el plan, terminó celebrándose en mayo, y no en marzo o abril, como venía siendo costumbre, motivo por el que todo se ha ralentizado.

En cuanto al ADO, como programa es un sistema moribundo. Ya no es solo la caída del ente, también tiene que ver con que el mercado de las subvenciones ha cambiado. Ahora hay más programas de mecenazgo y las desgravaciones posibles están topadas. "Cae la inversión publicitaria porque llega un punto en el que no pueden beneficiarse más. Y hay más programas, más competencia, porque al final se va siempre a las mismas empresas, que son las que invierten", explica la directora general.

Los deportistas empiezan a cobrar sus becas, el plan se ha desbloqueado y se ha encontrado una vía de financiación. ¿Definitiva? Está por ver, aunque en todo caso, y en esto hay unanimidad, no se puede seguir haciendo como si nada pasase. Si el dinero de los patrocinadores del programa se ha desplomado, habrá que reemplazarlo. Porque es eso o ver marchitarse al deporte español.

Deportes

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios