El Barça precisa que Goldman libere el 11% de los derechos de TV para pactar con LaLiga
  1. Empresas
Para unirse al acuerdo con CVC

El Barça precisa que Goldman libere el 11% de los derechos de TV para pactar con LaLiga

En este momento, la totalidad de los derechos de TV del FC Barcelona está pignorada como garantía de los créditos de 595 millones de Goldman Sachs durante 10 años

Foto: El presidente del FC Barcelona, Joan Laporta. (EFE)
El presidente del FC Barcelona, Joan Laporta. (EFE)

El FC Barcelona precisa liberar el 10,9% de sus derechos de televisión para pactar con LaLiga y sumarse al acuerdo que esta entidad ha cerrado con CVC, según han explicado fuentes financieras. En las últimas semanas, Joan Laporta y Javier Tebas han acercado sus posiciones para que el FC Barcelona se sume al proyecto de LaLiga para que CVC inyecte 2.750 millones en los clubes de futbol. Pero hay un problema técnico: el FC Barcelona precisa tener un 10,9% de sus derechos de televisión durante 50 años para cederlo a la nueva sociedad. Y en este momento la totalidad de esos derechos, el 100%, está pignorada como garantía de los créditos de 595 millones por parte de Goldman Sachs para los próximos 10 años.

Fuentes financieras han explicado que Goldman Sachs está de acuerdo y apoyando que el FC Barcelona se sume al acuerdo que promociona LaLiga con CVC. Los clubes se suman de manera voluntaria. En la actualidad, solo el Real Madrid de Florentino Pérez, que apoya la Superliga, y el Athletic de Bilbao, que va sobrado de fondos, se han mostrado en contra del proyecto.

El FC Barcelona obtendría así 270 millones de ingresos que necesita para evitar la quiebra técnica, que también explicó el presidente de la Comisión Económica, Jaume Guardiola, durante la asamblea de compromisarios que se celebró el pasado domingo. La asamblea de compromisarios tuvo que aplazarse justo cuando se iba a aprobar la financiación del Espai Barça, por valor de 1.500 millones. Ante las dudas de los socios, y sabiendo lo que se jugaba, Laporta improvisó un aplazamiento de la asamblea hasta el sábado que viene. De los derechos de televisión, nada se dijo en la asamblea. Se ha preguntado al club al respecto y no se ha obtenido respuesta. Esta semana, Laporta se ha comprometido a que habrá una doble ratificación: primero la asamblea de compromisarios, 4.457 socios escogidos al azar, de los cuales pocos participan, y luego se someterá a referéndum de todos los socios.

Foto: Joan Laporta en septiembre en el Camp Nou. (Getty)

Hay que desbrozar esta deuda de 1.500 millones de los 575 millones que ya tiene Goldman. Los 1.500 millones son una deuda 'project finance', vinculada a un proyecto, en este caso el nuevo Espai Barça, y su garantía solo depende de los ingresos que genere dicho proyecto. En cambio, según explican fuentes financieras, los 595 millones dependen directamente del club y de los ingresos regulares que generen. Estos últimos son deuda ya existente y es la que está cubierta por los derechos de televisión que deberían liberarse de manera parcial.

LaLiga considera que al hacer voluntario el acuerdo por parte de cada club blinda el mismo de las posibles reclamaciones legales del Real Madrid y la sociedad impulsora de la Superliga, de la cual en teoría también forma parte el Barça. Laporta prefería su alianza con Florentino Pérez, pero el ahogo económico es tal que a pesar de que a principios de agosto Laporta estaba comiendo en Barcelona, en el restaurante Botafumeiro, con Andrea Agnelli (Juventus) y el presidente del Real Madrid para sacar adelante la Superliga, al final se han impuesto las urgencias económicas que ahogan el club 'blaugrana'.

Contrapartidas

La jugada implica diversas contrapartidas. La más obvia, que la junta de Laporta tendrá que retirar la impugnación del FC Barcelona contra la decisión de LaLiga de pactar con CVC. Eso dejará solos al Real Madrid y al Athletic de Bilbao. La impugnación se presentó a mediados de septiembre. Un mes después, Laporta ya había cambiado de opinión en una cuestión tan importante en un presidente que cuenta su gestión por bandazos en un sentido u otro.

El acuerdo con LaLiga y CVC ha de ser refrendado por la asamblea de socios

Otro problema añadido es que el acuerdo con LaLiga y CVC es una entrega de derechos a más de 10 años —50—, y eso obliga a celebrar otra asamblea de compromisarios para aprobarla. Como la asamblea de este sábado no es nueva, sino una prolongación de la anterior, no se puede cambiar el orden del día.

CVC, a la espera

CVC se encuentra a la espera de que se sume el Barça para formalizar su gran acuerdo con LaLiga, según explican fuentes financieras. Pese a sus problemas económicos y la marcha de Leo Messi, la marca Barça pesa mucho a nivel internacional. Y CVC mantiene en barbecho acuerdos similares con otras ligas de fútbol europeas, que están a la espera de que se firme con la española para sentar un precedente de viabilidad financiera. Es decir, el efecto multiplicador del acuerdo y de un pacto que incluya al FC Barcelona es de escala europea y será clave para la línea de ingresos del fondo estadounidense el año próximo.

Foto: El presidente del FC Barcelona, Joan Laporta. (EFE)

El FC Barcelona del futuro inmediato será un club con 765 millones de ingresos, que arrastrará pérdidas acumuladas de 481 millones —ambos puntos respaldados por los socios en la asamblea del pasado domingo— y que asumirá una deuda de 1.500 millones vinculada a su principal proyecto inmobiliario para afrontar los 900 millones del nuevo estadio y el resto de gastos vinculados al nuevo Espai Barça; además de los 595 millones de préstamo de Goldman Sachs que cuelgan del club de manera directa. Fuentes financieras apuntan que Goldman Sachs llevará a cabo una emisión de bonos a largo plazo en los mercados internacionales para estructurar el crédito del Espai Barça.

El nuevo préstamo, que también pilotará y estructurará Goldman Sachs, estará con los nuevos patrocinios, palcos vip, incrementos de ventas de entradas, el nuevo Museo del Barça —el más visitado de Cataluña—, restauración, la venta del nombre del estadio y otros espacios del club, eventos y actividades del campus Barça, según la información entregada por el club a los compromisarios. En la práctica, la entidad se queda sin margen de maniobra para los años futuros. El crédito cuenta con cinco años de carencia y otros 30 años de gestión. El plan es amortizarlo con los ingresos añadidos que tenga el club, y que se calculan en 200 millones anuales, 75 millones más de los que preveía la junta de Bartomeu.

Joan Laporta Florentino Pérez Javier Tebas Cataluña Refinanciación
El redactor recomienda