Es noticia
Menú
Telefónica encarga a Goldman Sachs vender sus torres en Reino Unido por 2.000 millones
  1. Empresas
primer encargo de mark evans

Telefónica encarga a Goldman Sachs vender sus torres en Reino Unido por 2.000 millones

Según han confirmado fuentes próximas a la operación, Telefónica ha contratado a Goldman Sachs para desprenderse de este activo, del que la española tiene un 50% del capital

Foto: Foto: Reuters.
Foto: Reuters.
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Telefónica anunció el pasado jueves la enésima reordenación directiva para subirse a la carrera por la transformación digital que lideran las grandes tecnológicas mundiales, así como poner un nuevo rumbo que convenza a los inversores para comprar sus acciones. Al frente de la nueva división de Estrategia, ha puesto a Mark Evans, un británico cuyo primer encargo es vender Cornerstone Telecommunications Infrastructure Limited (CTIL), la filial de torres de telecomunicaciones que comparte con Vodafone.

Según han confirmado fuentes próximas a la operación, Telefónica ha contratado a Goldman Sachs para desprenderse de este activo, del que la española tiene un 50% del capital. CTIL forma parte de Vantage Towers, la compañía propiedad de la multinacional británica, que el pasado mes de marzo salió a cotizar en bolsa. Actualmente, Vantage Towers tiene una capitalización bursátil de 14.700 millones de euros, tras revalorizarse un 20% desde su estreno en los mercados de valores.

Foto: Logo de Telefónica. (Reuters)

Goldman Sachs, según estas fuentes, está sondeando a fondos de capital riesgo que pudieran estar interesados en las 12.400 torres y 1.400 micrositios que opera CTIL en el Reino Unido. La referencia para la valoración de esta sociedad es la venta que Telefónica hizo de Telxius el pasado mes de enero, operación en la que el gigante estadounidense American Towers pagó 7.700 millones de euros, 30 veces el ebitda, un múltiplo récord, de la filial de infraestructuras participada por la compañía española, por el 'private equity' KKR y por Amancio Ortega a través de Pontegadea, su brazo inversor.

El 7 de enero de este año, Telefónica UK y Vodafone UK suscribieron sendos nuevos 'master services agreements' (acuerdos marcos de servicios) para gestionar conjuntamente CTIL para los próximos ocho años, con periodos adicionales de renovación por el mismo periodo. Pero la española lleva tiempo queriendo monetizar este activo, sin que hasta la fecha haya llegado a un acuerdo con la británica para venderlo de forma conjunta.

Goldman Sachs está sondeando a fondos de capital riesgo que estuvieran interesados en las 12.400 torres y 1.400 micrositios que opera CTIL

Según distintas fuentes, la valoración de CTIL podría oscilar entre los 3.500 y los 4.000 millones, por lo que el 50% de Telefónica tendría una tasación cercana a los 2.000 millones, que ya no necesariamente irían a reducir deuda, como ha ocurrido con las anteriores desinversiones.

Esta es la segunda operación corporativa que Telefónica pone en marcha en el Reino Unido en los últimos meses después de haber contratado a Barclays y a LionTree para buscar un socio financiero para su red de fibra en las Islas Británicas, como adelantó El Confidencial el pasado 2 de septiembre. La compañía española presidida por José María Álvarez-Pallete quiere encontrar un 'partner' que le aporte unos 5.000 millones de euros para transformar su red de cable en fibra de última generación.

Foto: El presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete.

Virgin Media-O2, la nueva sociedad resultante de la fusión entre Telefónica UK y Liberty Global, pretende convertir su actual red de telefonía fija de 14,3 millones de usuarios en fibra hasta el hogar o FTTH, por las siglas en inglés, como es más conocido en el sector de las telecomunicaciones. Un proyecto que espera completar en 2028 para facilitar a los clientes una mayor velocidad de conexión y de descarga para el que necesita un desembolso mínimo de 1.650 millones de euros, ya que la compañía utilizará la infraestructura de cable que tiene en la actualidad.

Con estos cerca de 7.000 millones, Telefónica quiere cambiar de estrategia. De vender para adelgazar su pasivo en cerca de 12.000 millones, con los traspasos de activos en América Latina y Telxius, entre otros, a comprar mediante adquisiciones inorgánicas para crecer. Una etapa nueva en la que Pallete ha puesto toda su confianza para hacer subir la cotización, que pese a su gran año (se ha apreciado más de un 30%), sigue apenas por encima de los cuatro euros.

Telefónica anunció el pasado jueves la enésima reordenación directiva para subirse a la carrera por la transformación digital que lideran las grandes tecnológicas mundiales, así como poner un nuevo rumbo que convenza a los inversores para comprar sus acciones. Al frente de la nueva división de Estrategia, ha puesto a Mark Evans, un británico cuyo primer encargo es vender Cornerstone Telecommunications Infrastructure Limited (CTIL), la filial de torres de telecomunicaciones que comparte con Vodafone.

Amancio Ortega Barclays Capital riesgo José María Álvarez Pallete Inversores
El redactor recomienda