Roures, decepcionado con Laporta, dejará de avalar la junta del Barça en noviembre
  1. Empresas
El empresario cubrió 30 millones

Roures, decepcionado con Laporta, dejará de avalar la junta del Barça en noviembre

La previsión es que el dueño de Mediapro termine de avalar la junta el próximo noviembre, cuando vence el contraaval que otorgó una de sus patrimoniales, la firma Orpheus Media SL

Foto: Jaume Roures, fundador de Mediapro. (Reuters)
Jaume Roures, fundador de Mediapro. (Reuters)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

El empresario fundador de Mediapro, Jaume Roures, prepara su salida como avalista de la junta del FC Barcelona. La maniobra se produce después de que el actual presidente del club, Joan Laporta, se haya alineado con Florentino Pérez en contra del proyecto de que CVC compre el 10% de LaLiga a cambio de inyectar en el campeonato 2.700 millones. Jaume Roures y su empresa Mediapro son aliados estratégicos de Javier Tebas, el presidente de LaLiga y principal impulsor del acuerdo con CVC, junto con el apoyo de los clubes pequeños. La previsión es que Roures deje de avalar la junta culé el próximo mes de noviembre, cuando vence el contraaval que otorgó una de sus patrimoniales, la sociedad Orpheus Media SL, según explican fuentes empresariales cercanas a la directiva.

Es verdad que no se puede hacer un relación causa efecto. Roures ya dijo en su día que su aval era temporal. También es cierto que podría renovar el aval de 30 millones para mantener su posición de poder ante la junta y eso ya no será posible. Y que esta sucesión de hechos se produce en el contexto de la lucha fratricida entre LaLiga y el presidente del Real Madrid. Y que, por último, Jaume Roures estará mucho más cómodo como aliado histórico de Tebas, como ha sido siempre, que como avalista del nuevo mejor amigo de Florentino Pérez.

Foto: Florentino Pérez y Joan Laporta, en una imagen de archivo. (EFE)

Roures apareció como un avalista de última hora ante la imprevisión con que había funcionado la candidatura de Joan Laporta. El empresario siempre desvinculó a Mediapro de esta decisión de avalar la junta. Orpheus Media avaló 30 millones. Fue el mayor avalista de la junta de Laporta, pero en un comunicado que hizo público cuando Laporta tomó posesión ya matizaba que se trataba de “un contraaval temporal”, advirtiendo de que “solo tiene vigencia durante unos meses”. Jaume Roures siempre dijo que había sido una decisión para evitar la repetición de las elecciones en el FC Barcelona y que el reembolso económico de los costes del aval se lo tendrían que pagar los miembros de la junta cuando finalizase la vida de este respaldo financiero.

Se ha consultado a portavoces del FC Barcelona sobre este cambio en la situación de los avalistas, pero la respuesta ha sido que “esta información es confidencial”. Por su parte, responsables de Mediapro se han desvinculado de cualquier necesidad de responder a estas cuestiones al tratarse de “una cuestión personal de Jaume Roures”.

Roures apareció como un avalista de última hora ante la imprevisión de la candidatura de Laporta

Fuentes conocedoras de los debates en el seno de la junta explican que por suerte la salida de Roures no va a significar que haya que conseguir nuevos avalistas por estas cuantía. La razón es que la norma obliga a avalar el 15% del presupuesto del club, que cuando fueron las elecciones sumaba 821 millones de euros. Pero este presupuesto se va a reducir de manera drástica, tanto por la marcha de Leo Messi como por la caída de ingresos que supone la nueva situación del sector del deporte profesional a causa del covid-19.

Foto: Laporta levanta los brazos tras ganar las elecciones a la presidencia del Barça (Efe).

Fuentes empresariales cercanas al club explican que Roures ya no se encontraba cómodo como avalista de Laporta y su junta, que incluye muchos miembros como el vicepresidente, Rafael Yuste, amigo personal de Laporta, que no han aportado ni un euro de aval. Laporta había cenado con Tebas cuando este le presentó el proyecto de CVC, al que, por cierto, el presidente 'blaugrana' no se opuso. Por eso, Jaume Roures manifestó en público su decepción por la marcha de Messi, al que creía amarrado gracias al acuerdo de Mediapro, el cual permitía al Barça endeudarse en 270 millones más. "El tema Messi ya estaba hecho y resuelto hacía días", se lamentó el pasado 6 de agosto, cuando quedó claro que el 'crack' argentino no renovaría.

Desacuerdo con televisión al fondo

El distanciamiento de Laporta no es personal. La relación entre Jaume Roures y el presidente 'blaugrana' sigue siendo fluida, pero los intereses estratégicos de ambos son contrarios. Mediapro aspira a gestionar la televisión que irá asociada con el proyecto de CVC en LaLiga. Mientras, Laporta prefiere comer en el restaurante Botafumerio en la capital catalana con Florentino Pérez y Andrea Agnelli. El Barça, el Real Madrid y la Juventus como el trío de las Azores, pero intentando reactivar el proyecto de la Superliga.

El pulso CVC-Florentino Perez es un pulso capitalismo nuevo contra capitalismo viejo

El pulso CVC-Florentino Pérez es una pugna de capitalismo viejo contra capitalismo nuevo. Roures es más moderno y ha preferido el capitalismo de nuevo cuño de Javier de Jaime y CVC: fondos internacionales que no hacen preguntas y que hoy están en un país y mañana en otro, siempre huyendo de los tipos de interés bajos.

Activos millonarios, matriz en Holanda

La sociedad utilizada por Roures, Orpheus Media SL, para avalar a Laporta y a los suyos cuenta con un capital de 3,2 millones y suma en sus cuentas activos por valor de 67,6 millones de euros, según consta en la memoria de 2018 depositada en el Registro Mercantil. La sociedad tiene matriz holandesa, March 2012 Investment BV.

La salida de Roures dejará la junta en manos de los directivos de la eléctrica Audax, que pasarán a ser los principales avalistas de los directivos del FC Barcelona. Así, quedarán José Elías, presidente de Audax (9,2 millones), y Eduard Romeu —también Audax— (8,3 millones). También está el Banco Sabadell (10 millones). Ellos marcarán el ritmo de lo que el club pueda o no pueda hacer.

El empresario fundador de Mediapro, Jaume Roures, prepara su salida como avalista de la junta del FC Barcelona. La maniobra se produce después de que el actual presidente del club, Joan Laporta, se haya alineado con Florentino Pérez en contra del proyecto de que CVC compre el 10% de LaLiga a cambio de inyectar en el campeonato 2.700 millones. Jaume Roures y su empresa Mediapro son aliados estratégicos de Javier Tebas, el presidente de LaLiga y principal impulsor del acuerdo con CVC, junto con el apoyo de los clubes pequeños. La previsión es que Roures deje de avalar la junta culé el próximo mes de noviembre, cuando vence el contraaval que otorgó una de sus patrimoniales, la sociedad Orpheus Media SL, según explican fuentes empresariales cercanas a la directiva.

Superliga Jaume Roures Cataluña Leo Messi Florentino Pérez Mediapro
El redactor recomienda