Telepizza sigue revisando su alianza con Pizza Hut un año después por el coronavirus
  1. Empresas
PRESENTACIÓN DE RESULTADOS

Telepizza sigue revisando su alianza con Pizza Hut un año después por el coronavirus

Quiere reflejar el impacto de la pandemia del covid-19 en "los objetivos, incentivos y tiempos especificados en los términos originales de la alianza"

placeholder Foto:

Un año después de anunciar las negociaciones, Telepizza y Yum! todavía no han llegado a un acuerdo. El grupo, ahora llamado Food Delivery Brands, explica en su presentación de resultados que este y la matriz de la marca Pizza Hut "están finalizando una revisión en relación a los términos de su alianza para reflejar el impacto de la pandemia originada por el covid-19 en los objetivos, incentivos y plazos de los términos originales del acuerdo".

El grupo de las cadenas de pizzería añade que "espera que las negociaciones se completen en el corto plazo". Ya en mayo del año pasado, Telepizza hizo mención de estas negociaciones en otro comunicado, explicando "que los objetivos generales de la alianza con Yum! (Pizza Hut) tienen que ser actualizados como consecuencia del covid-19 y el entorno macroeconómico adverso con el que está relacionado", motivos que ha vuelto a repetir en un informe a bonistas remitido también este viernes. Fuentes de la empresa confirman que se tratan de las mismas negociaciones mencionadas en el comunicado de hace un año.

Foto: El exconsejero de Telepizza, Marcos de Quinto.

En dicho documento, el grupo explica que en las negociaciones también esperan "que Pizza Hut mantenga su opción de compra sobre la marca de Telepizza, con Food Delivery Brands manteniendo el usufructuario de esta en España y Portugal, así como el resto de los territorios especificados dentro del acuerdo en Europa y Latam".

Ambos grupos habían anunciado este acuerdo en 2018 para así crear un gigante de la 'pizza' en Latam, Caribe, Iberia y Suiza, con Telepizza prometiendo llegar a abrir al menos 1.300 nuevos establecimientos en los próximos 10 años, y 2.550 en total en 20 años. En el informe a bonistas, Food Delivery Brands especifica como riesgo "la incapacidad de integrar a Telepizza y Pizza Hut de forma eficiente y alcanzar el potencial de los beneficios de la alianza con Yum!". No en vano, el acuerdo había sido muy bien recibido por parte del mercado, cuando la entidad todavía cotizaba en bolsa antes de la opa de KKR.

Un año de pérdidas

El grupo también ha presentado resultados este viernes. "La finalización del proceso de refinanciación, junto con la revisión de los términos del acuerdo estratégico con Yum! proporciona a Food Delivery Brands un entorno financiero y comercial estable para capturar las oportunidades de mercado que surgirán como resultado de la recuperación de la actividad económica y los cambios en los hábitos de los consumidores derivados de la pandemia", añade la cadena en el comunicado de este viernes.

A cierre de diciembre de 2020, el grupo contaba con una liquidez de 45 millones de euros, a los que suma una nueva financiación formalizada en enero. Esta proporciona al Grupo Food Delivery Brands hasta 72 millones de euros de liquidez adicional a través de un préstamo incremental de 30 millones de euros otorgado por el Banco Santander y el ICO, que se suma al préstamo del ICO de 10 millones de euros concedido en junio de 2020, y a un préstamo subordinado de los accionistas de hasta 42 millones de euros de los que aproximadamente 20 millones han sido dispuestos.

Foto: EC.

La entidad ha cerrado 2020 con un ebitda ajustado de 30 millones de euros (un 55% menos que en 2019) y una caída de los ingresos del 10% hasta los 355,8 millones de euros. Asimismo, Food Delivery Brands cerró el ejercicio con unas pérdidas de 160 millones de euros, según se desprende del informe de bonistas, donde explica que esto se debe al impacto de la pandemia en la facturación y a los deterioros acometidos en activos no corrientes. "Estos resultados recogen tanto el impacto de la pandemia en el negocio como la transferencia de algunas tiendas propias a los franquiciados, parcialmente compensado por el cambio en el perímetro del Grupo debido a la adquisición del negocio de Pizza Hut en México", especifica la entidad en el comunicado. Así, las ventas de reparto a domicilio crecieron un 14% en el año y alcanzaron el 52% de las ventas totales.

Si bien avisa de que las estimaciones están sujetas a cierta incertidumbre como consecuencia de la pandemia en el corto plazo, el grupo prevé alcanzar un ebitda ajustado de entre 39 y 41 millones de euros en el año fiscal 2021. A cierre de diciembre, un 97% de la red de tiendas del grupo ya estaban reabiertas, con el 98% de estas abiertas en Europa y el 96% en Latinoamérica. Sin embargo, la mayoría de los mercados en los que opera Food Delivery Brands siguen sufriendo restricciones que afectan tanto el consumo en local como las limitaciones horarias para el servicio de entrega a domicilio y 'take away'.

Cambios en la cúpula

Como ya quedó patente en la convocatoria de la junta de accionistas del 26 de mayo, el grupo ha incluido en el consejo de administración de la matriz, Tasty Bidco, a Óscar Salazar, uno de los tres cofundadores de Uber. Además, y en representación del accionista mayoritario, se incorpora también como consejero de la sociedad Jorge Lluch, miembro del European Private Equity team de KKR. En Food Delivery Brands, entra al consejo el directivo Víctor Culebras (también directivo de KKR) en sustitución como consejero de Pablo Juantegui que, de momento, sigue como presidente no ejecutivo. Asimismo, la compañía mantiene como consejero delegado a Jacobo Caller, que a finales de 2020 sustituyó a Juantegui en este cargo, como adelantó entonces El Confidencial.

Telepizza
El redactor recomienda