Los seguros disparan el precio de las pólizas a negocios sin clientes (aerolíneas y hoteles)
  1. Empresas
PRESIÓN PARA LOS SECTORES QUE MÁS SUFREN

Los seguros disparan el precio de las pólizas a negocios sin clientes (aerolíneas y hoteles)

Las aseguradoras han encarecido y restringido las renovaciones de las pólizas de seguros a sectores afectados por el covid. Supone una presión añadida para estas empresas

Foto: Aviones estacionados en el aeropuerto de Teruel. (EFE)
Aviones estacionados en el aeropuerto de Teruel. (EFE)

Presión añadida para sectores en problemas por la crisis del coronavirus. Las aseguradoras están encareciendo entre el 20% y el 50% las renovaciones de las pólizas a las aerolíneas y a los hoteles, según brókeres de seguros consultados. Asimismo, añaden restricciones y exclusiones en los seguros para cubrirse del covid.

“Se ha dado la tormenta perfecta. Son sectores en la mayor crisis de su historia, pero ha aumentado la siniestralidad pese al desplome de la demanda”, resumen varios ejecutivos de brókeres de seguros. En ambos casos, son las industrias más castigadas por las restricciones a la movilidad que han decretado los gobiernos para intentar contener la pandemia.

Foto: Imagen de un local cerrado por la crisis del covid.

Según estimaciones de S&P, en un escenario central en que 2021 será el último año con restricciones para luchar contra el virus, el sector turístico no recuperará el nivel de ventas de 2019 hasta 2023, mientras que las aerolíneas tendrán que esperar hasta 2024. En este contexto de depresión en la facturación, mayor deuda bancaria y peticiones de rescates, las aseguradoras añaden presión.

Los ejecutivos de las aerolíneas se quejan amargamente de ello. “Tengo aviones parados en hangares por los que pagamos ahora un coste de seguro mayor”, critica un directivo. “Ha habido un endurecimiento masivo de las pólizas y el covid ha sido el disparador, pero no el único motivo”, explica Iván Pasarisa, director técnico de RibéSalat.

Los expertos consultados coinciden en un pico en los precios de las pólizas en 2001 tras los atentados del 11-S, pero el refuerzo de la seguridad aérea y la escasez de accidentes hicieron que disminuyeran las pólizas en un contexto en que el mundo asegurador generaba unos ingresos por su cartera de renta fija que están menguando con el descenso radical de los tipos de interés en los últimos años. Cada renovación de un bono implica asumir cupones inferiores que reducen la rentabilidad de sus inversiones.

Tormenta perfecta

Así, en 2019, ya hubo un punto de inflexión, que se ha acelerado con el coronavirus. Y esto sucede con las aerolíneas y también con los hoteles, dos de los sectores más perjudicados en la actual crisis. “Es un momento de tormenta perfecta porque baja la facturación, pero hay siniestros de intensidad con más frecuencia y los tipos de interés reducidos”, comenta Pasarisa. Asimismo, agrega que cada vez hay más siniestros que tardan años en cerrarse por litigios e inflación social, con sentencias que implican costes mayores.

Además, pese a que la percepción global puede ser de menos siniestros por menor uso de aviones u hoteles, la realidad está siendo diferente en ambos casos. En la parte de aviación, “las aerolíneas pagan por los seguros mucho menos que los conductores de coches proporcionalmente. Y en los últimos dos años, ha habido subidas fuertes. El problema con el Boeing 737 ha hecho mucho daño y la siniestralidad no ha bajado”, apunta Nanette Wong, directora de Aviación y Marina en Aon.

Respecto al Boeing 737, se activó una cobertura poco frecuente y cuantiosa para las aseguradoras llamada ‘grounding liability’, ante la paralización de la producción y la prohibición de volar en muchos países por una investigación. Por otro lado, “las estadísticas que tenemos indican que, pese a la baja actividad, ha habido más mortalidad en aviación, pasando de 22 a 12 accidentes, pero de 297 a 332 muertes”, comenta Wong.

Foto: Vista de la calle Montera durante la nevada de la borrasca Filomena en Madrid. (Sergio Beleña)

Los seguros de cascos en aviones, que cubren daños físicos, superan los 15.000 euros por avión, según brókeres consultados, aunque hay mucha heterogeneidad, y puede ser el triple o el cuádruple. Depende del tamaño del avión, pero también de cómo se ha negociado la póliza, ya que las grandes aerolíneas suelen ejercer poder de negociación ante las aseguradoras y, de hecho, es común que contraten en grupo. Por otro lado, está el seguro de responsabilidad civil para cubrir daños en potenciales siniestros de la tribulación o el pasaje, que suele oscilar entre 50.000 y 100.000 euros. Las aseguradoras se han plantado en los últimos dos años, y hay subidas de entre el 30% y el 50%. Las firmas que suelen ofrecerlo son los gigantes habituales como AyG, Allianz, AXA o la española Mapfre.

“Las aseguradoras han tratado de convertir en rentable su cartera después de muchos años de malos resultados”, indica Alfredo Hernández, ejecutivo de grandes cuentas Marítimo y Aviación de March Risk Solutions. Después de años de “mercado blando” con exceso de capacidad aseguradora, varias firmas se han retirado, arguye: “En 2020, nos enfrentamos a las negociaciones de renovaciones más duras, complejas y desafiantes que habíamos vivido en años. Las aseguradoras analizaron sus carteras y aplicaron subidas generalizadas de dos dígitos a todos los asegurados, independientemente de su historial siniestral, sin atender a análisis técnicos ni respetar la relación de fidelidad a largo plazo del cliente. Evidentemente, otras cuentas no rentables no se renovaron o se propusieron primas desorbitadas; la orden era limpiar la cartera, volver a toda costa a la rentabilidad y adoptar nuevas normas de suscripción”, agrega. A lo que suma que “se estima que la consecuencia del covid ha sido un aumento de las tarifas técnicas al doble de lo esperado si la industria no hubiera sido devastada por la pandemia”.

“La tendencia de precios al alza ha hecho sobrerreaccionar a los mercados aseguradores del riesgo, y de hecho la percepción de todos los brókeres especializados es que los incrementos en tasa han sido muy superiores a los que se hubieran dado en un escenario sin pandemia”, agrega en la misma línea Fernando Sánchez, director de Aviación en Willis Towers Watson en España.

Siniestralidad por clima

¿Y en hoteles? Más de lo mismo, según los brókeres. Otro sector con problemas al que los seguros añaden presión, en este caso, en un contexto en el que las aseguradoras estiman siniestros de gran envergadura más frecuentes, como los climáticos en el Caribe, donde hay intereses de gran parte de las empresas españolas.
En el sector hotelero hay dos tipos de dificultades, comenta Iván Pasarisa. Por una parte, hay encarecimientos, exclusiones y restricciones con las renovaciones de los seguros D&O, que protegen a los ejecutivos ante reclamaciones, y por ejemplo se están limitando ante posibles insolvencias por el covid. Y por otro, en los seguros de daños y de responsabilidad civil de los hoteles.

Foto: Foto: iStock.

En el primer caso, en realidad, hay una subida generalizada que es mayor en sectores más penalizados. En el segundo, a la crisis de los hoteles se suma una percepción de más riesgo. “Si no hay actividad u ocupación baja, disminuye el riesgo de reclamaciones de huéspedes, pero no cambia el riesgo relacionado con el clima o incluso aumenta porque se tarde en reaccionar”, avisa Juan Carlos Tárraga, responsable de Viajes y Turismo de Willis Towers Watson en España.

“La industria turística no tiene liquidez, pero los seguros están subiendo entre un 10% y un 50%”, expone Tárraga. Los seguros de responsabilidad civil suelen estar en España en niveles de entre 4.000 y 5.000 euros por hotel por daños (un hotel de tamaño medio) y 2.000 euros de responsabilidad civil, mientras que en el Caribe los precios se disparan a horquillas de entre el millón y 1,5 millones por daños o 200.000-300.000 euros por responsabilidad civil para un establecimiento equiparable por número de habitaciones.

“Es una industria que lleva años de pérdidas para los seguros por las catástrofes naturales, y ahora las aseguradoras se han puesto a subir precios”, argumenta el ejecutivo de Willis, que añade que en el Caribe hay mayor proporción de clientes anglosajones que en hoteles españoles y, entre ellos, hay mayor cultura de reclamaciones, lo que también explica las diferencias de precios.

"Otra variable a tener muy en cuenta es que las reaseguradoras han aplicado muchas restricciones y limitaciones de cobertura en las renovaciones de los contratos anuales como las compañías y, por otro lado, también han incrementado sus primas, y eso conlleva necesariamente cambios también en las condiciones que las aseguradoras pueden ofrecer a sus clientes", advierte por su parte Nerea de la Fuente, directora de Suscripción Técnica de Hiscox.

Presión añadida para sectores en problemas por la crisis del coronavirus. Las aseguradoras están encareciendo entre el 20% y el 50% las renovaciones de las pólizas a las aerolíneas y a los hoteles, según brókeres de seguros consultados. Asimismo, añaden restricciones y exclusiones en los seguros para cubrirse del covid.

Aseguradoras Aerolíneas Hoteles Rentabilidad Tipos de interés
El redactor recomienda