Un juzgado reabre la rebelión en Covirán: fija una asamblea extraordinaria en mayo
  1. Empresas
Guerra interna

Un juzgado reabre la rebelión en Covirán: fija una asamblea extraordinaria en mayo

Otorga a los socios críticos la junta que piden desde hace más de un año para votar la expulsión de la directiva, pero llegan debilitados tras varias derrotas ante la cúpula. Covirán ya ha recurrido la decisión

Foto: Un supermercado Covirán. (EFE)
Un supermercado Covirán. (EFE)

Los ‘rebeldes’ de Covirán tendrán un último asalto para tumbar a la cúpula. El duelo se producirá en una junta extraordinaria que se pidió hace casi un año. Tras varias derrotas de los críticos frente a la actual dirección de Patro Contreras, finalmente ha sido un juzgado el que ha impuesto una votación para decidir cuál será el proyecto de la cooperativa andaluza. Covirán desdeña la decisión del juez y la ha recurrido, pero si ese recurso no prospera, la junta se celebrará el 20 de mayo y allí se despachará si los actuales líderes de la cadena seguirán al frente del proyecto.

Esta resolución del juzgado mercantil número uno de Granada viene de una solicitud de la agrupación de socios 'Nos duele Covirán', que han conseguido el recurso favorable. La plataforma pidió una junta extraordinaria para cesar al gobierno corporativo y esta fue convocada para abril de 2020, pero fue pospuesta por el covid-19.

A raíz de este retraso, el conflicto pasó de ser una lucha por el poder en una empresa y pasó al siguiente nivel. La cadena denunció ante los juzgados a la oposición porque presuntamente había falsificado 80 firmas de los socios de las 270 necesarias para convocar la asamblea extraordinaria. A partir de ahí, se suspendió y se procedió a expulsar a varios de los socios implicados en este litigio judicial.

Aquella fue una jornada clave para la lucha por el control de la cooperativa: la cúpula reafirmó su control, renovó el liderazgo de Contreras, sacó adelante las cuentas y expulsó a dos de los críticos. De esta manera, la rebelión quedaba aplacada, hasta ahora, cuando los ‘rebeldes’ de Covirán han logrado que se convoque la junta por la que toda la guerra en los tribunales había comenzado.

Foto: .

Desde Covirán, creen que esto no es más que un proceso administrativo y, por ello, ya han recurrido la decisión. Transmiten que no conciben otra opción que el que se suspenda esa asamblea. “No tiene ningún sentido, no solo es que haya abierta una demanda por falsificar firmas que impediría que se pueda dar esta cita, sino que además ya se votó favorablemente a la dirección en la última junta ordinaria, junto con la expulsión de dos socios. Es evidente que si los socios quisieran cesar al consejo rector, no se habría aprobado su gestión con 151 votos a favor, 50 en contra y 22 abstenciones”, defienden fuentes internas de la compañía.

El recurso que ha presentado la cadena dice: "No queremos dejar de advertir la mala fe con que actúa la parte actora en este momento procesal, y el abuso de derecho que supone mantener la petición de convocatoria con el único propósito de causar daños económicos a Covirán".

“Hemos sido vilipendiados y menospreciados”, responden desde la plataforma. Creen que todas las demandas no eran más que un movimiento para ganar tiempo. “Al llevar a los tribunales el conflicto, retrasaban una posible moción de censura, solo quieren dilatar el procedimiento”. Además, acusan a la cúpula de usar ese tiempo extra que están ganando para deshacerse de muchos de los que se oponen a la actual gestión. “Quieren provocar miedo a través de las expulsiones” y, por el camino, “deshacerse de la gente más molesta”.

Foto: Clientes en uno de los súper de la cadena. (Covirán)

Los socios críticos creen que esta puede ser su última bala para lograr imponerse y acusan a la empresa de haber cometido irregularidades en sus últimos enfrentamientos, además de haber mentido a la Justicia respecto a las firmas falsas para poder cortar las alas a sus reivindicaciones. Sin embargo, llegan debilitados a esta fase final del asalto, tras meses en que la dirección ha fortalecido sus apoyos.

Por qué quieren tomar el control

Antes de que esta lucha tratase sobre fraudes, falsificaciones de firmas e irregularidades, la crítica por la que se quería dar un golpe de timón en el rumbo de la cadena era la supuesta “mala gestión”.

El mayor foco del debate eran las indemnizaciones de millones de euros que se tuvieron que pagar por los múltiples cambios en la estructura de la empresa. En ese sentido, destacan los despidos de más de 25 directivos cuyo finiquito “recae en los bolsillos de los asociados”. Debido a este peso extra en sus cuentas, asumen que Covirán tendría en 2020 las primeras pérdidas de toda su historia. Aún no se conocen los datos del pasado año, pero en 2019 la marca andaluza vivió un buen año, con un aumento de un 6,7% de sus ventas y un 1,74% más de beneficio.

Foto: Supermercado Covirán. (Covirán)

Por último, afirman que se ha “abandonado a su suerte” a los socios cerrando plataformas logísticas clave para la supervivencia de muchos, se han tomado decisiones como esta con “absoluta falta de transparencia”, una supuesta opacidad que se habría extendido a otros ámbitos como los despidos, y “se han alejado del modelo de cooperativa para intentar concentrar todo el poder en manos de la cúpula”.

Estos fueron los motivos que hicieron que empezase la ‘rebelión’, un conflicto que podría llegar a su fin definitivamente el próximo mes de mayo, en Granada, donde se decidirá el destino de la mayor cadena de supermercados en Andalucía.

Gobierno Corporativo
El redactor recomienda