La Iglesia deshace las ventas inmobiliarias que salpican a la diócesis de Madrid
  1. Empresas
expolio a las fundaciones de la iglesia

La Iglesia deshace las ventas inmobiliarias que salpican a la diócesis de Madrid

Tras la investigación interna que ha desvelado ventas irregulares y pagos de comisiones en las fundaciones encomendadas a la Iglesia, el Arzobispado ha decidido revertir todas las ventas

placeholder Foto:  El cardenal Carlos Osoro, vicepresidente de la Conferencia Episcopal y arzobispo de Madrid. (EFE)
El cardenal Carlos Osoro, vicepresidente de la Conferencia Episcopal y arzobispo de Madrid. (EFE)

Después de cinco meses de investigación interna, el Arzobispado de Madrid ha pasado a la acción y ha empezado a deshacer la madeja de operaciones inmobiliarias que han hecho saltar las alarmas en la archidiócesis. La primera es la inminente resolución de la venta de la parroquia de San Jorge a la Universidad de Nebrija, un acuerdo que contaría ya con el apretón de manos entre el cardenal Carlos Osoro y el presidente de la institución académica, Manuel Villa-Cellino.

Según afirman fuentes conocedoras de las conversaciones, las dos partes habrían pactado ya la resolución, lo que significa que tanto la Parroquia de San Jorge, como la residencia y todo el terreno que tiene en Padre Damián continuarán formando parte del patrimonio de la Fundación Santísima Virgen y San Celedonio (FSVSC) y que mantendrán su actividad actual. De este acuerdo, ya solo quedaría pendiente concretar los últimos términos, en los que llevan trabajando varios días, pero que contarían con la voluntad de ambos por alcanzar un rápido desenlace.

Foto: Parroquia y terrenos de San Jorge en la calle Padre Damián.

Además, en Fusara (Fundación de Santamarca y de San Ramón y San Antonio), se ha tomado la decisión de empezar a recuperar los edificios actualmente en manos de Tapiamar y emprender las acciones necesarias para conseguirlo.

Como ha venido informando este medio, esta sociedad adquirió el año pasado 14 inmuebles residenciales en el centro de Madrid a un precio un 20% por debajo del valor de tasación, sin subasta pública y sin estar claro quién es realmente el comprador final, si la persona que aparece como administrador único, Roberto de Juan; su socio y máximo responsable de Barclays en España, Álvaro Portanet, o los fondos Castlelake, primero, y Ares, después.

placeholder Una veintena de inquilinos de Fusara se ha movilizado contra la venta. (EFE)
Una veintena de inquilinos de Fusara se ha movilizado contra la venta. (EFE)

Esta venta se estructuró en dos pagos, uno primero de 37 millones de euros, que se desembolsó en el verano de 2019, y otro por la misma cantidad que debería haberse realizado el pasado mes de julio y que nunca se llevó a cabo, lo que permite ahora a Fusara acudir a la Justicia para exigir el retorno de sus inmuebles al patrimonio de la fundación, según las mismas fuentes.

Esta operación formaba parte de otra mayor que incluyó la compra a Metrovacesa de un solar en el barrio madrileño de Valdebebas para levantar un edificio de oficinas, por el que Fusara se comprometió a pagar 48 millones de euros, importe que prácticamente supone doblar los precios vistos en las últimas operaciones comparables realizadas en la zona.

El cardenal Osoro y el presidente de la Universidad de Nebrija, Villa-Cellino, han llegado a un acuerdo para revertir la venta de la parroquia de San Jorge

Cuando desembarcó en Madrid el equipo nombrado por Osoro, y respaldado por el Vaticano, para investigar qué estaba ocurriendo con el patrimonio de las fundaciones, una de las primeras decisiones que tomó fue frenar esta adquisición hasta aclararlo todo. La inmobiliaria respondió intentando ejecutar por dos veces una cláusula resolutoria que habría dejado Fusara quebrada, sin los 23 millones de euros que ya había adelantado y sin el terreno. Metrovacesa no pudo lograr su objetivo por la negativa del registro.

Sin embargo, los hallazgos que están saliendo de la investigación interna, y que hacen temer la existencia de una trama inmobiliaria que habría expoliado los bienes de las fundaciones encomendadas a la Iglesia, habrían llevado a Metrovacesa a cambiar de estrategia y a apostar también por llegar a un acuerdo negociado con los nuevos responsables de las fundaciones.

Foto: Imagen: El Confidencial Diseño

Entre los aspectos más peliagudos de esta investigación, destaca el pago de comisiones millonarias al bufete Chávarri, que era el encargado de organizar estas operaciones, y a empresas de su entorno, tanto por parte de las fundaciones como de las compañías que estaban al otro lado de la mesa.

A esto se une que la venta de Fusara lleva un año en los tribunales, después de que el juzgado número 51 de Madrid admitiera a trámite la querella presentada por los inquilinos de las viviendas vendidas a Tapiamar, y que Anticorrupción ha remitido a la Fiscalía de Madrid otra querella, presentada por San Jorge, al considerar que guarda similitudes con Fusara y que podría responder a una misma trama.

Después de cinco meses de investigación interna, el Arzobispado de Madrid ha pasado a la acción y ha empezado a deshacer la madeja de operaciones inmobiliarias que han hecho saltar las alarmas en la archidiócesis. La primera es la inminente resolución de la venta de la parroquia de San Jorge a la Universidad de Nebrija, un acuerdo que contaría ya con el apretón de manos entre el cardenal Carlos Osoro y el presidente de la institución académica, Manuel Villa-Cellino.

Arzobispado de Madrid Metrovacesa Barclays Castlelake Carlos Osoro
El redactor recomienda