Rescate de OHL: ampliación de capital de los Amodio y quita para los bonistas
  1. Empresas
ULTIMA LA REFINANCIACIÓN DE LA DEUDA

Rescate de OHL: ampliación de capital de los Amodio y quita para los bonistas

OHL se reúne este martes con sus principales acreedores para intentar alcanzar un acuerdo que permita a la compañía constructora estabilizar su balance y alejar cualquier

Foto: Juan Villar Mir de fuentes, en un acto de OHL. (EFE)
Juan Villar Mir de fuentes, en un acto de OHL. (EFE)

OHL se reúne este martes con sus principales acreedores para intentar alcanzar un acuerdo que permita a la compañía constructora estabilizar su balance y alejar cualquier riesgo de concurso de acreedores. Según aseguran fuentes próximas a las conversaciones, la familia mexicana Amodio, el nuevo accionista de referencia en sustitución de los Villar Mir, ha aceptado inyectar 50 millones de euros mediante una ampliación de capital si los bonistas aceptan una quita que rondará el 25% de los 600 millones que vencen en poco más de año y medio.

Las negociaciones están muy avanzadas, pero las partes no terminan de ponerse de acuerdo. Especialmente en el tercer factor de la ecuación: los detalles del canje de la deuda por capital a través de unos instrumentos derivados o 'warrants' que, en el caso de impago, harían que los bonistas se quedaran con la mayoría del capital de OHL. Un escenario que los inversores mexicanos quieren evitar a toda costa, ya que acaban de recomprar el 24% de la constructora a los Villar Mir por 90 millones.

Foto: El presidente de OHL, Juan Villar-Mir, en una junta de la compañía. (EFE)

Según distintas fuentes que defienden los intereses de la compañía y de los acreedores, los Amodio han propuesto a los acreedores aceptar una quita de entre el 10 y el 15% sobre los 600 millones pendientes de pago. Además, les piden convertir en acciones a medio plazo otro 15% de la deuda mediante 'warrants', de tal forma que el pasivo final con la recapitalización se reduzca a unos 400 millones de euros. Los empresarios latinoamericanos consideran que, a partir de 2021, la compañía puede tener un beneficio bruto de explotación o ebitda de 120 millones de euros, por lo que la relación entre la deuda y el resultado bruto sería de poco más de tres veces.

Una ratio digerible para OHL, que en 2019 obtuvo un ebitda de 64,8 millones, un 40% más que en el ejercicio precedente. En el primer trimestre de 2020, el peor históricamente para las constructoras, el beneficio de explotación fue de 13,6 millones, con una mejora del 49,5%. Pero las necesidades de caja mensuales y los avales necesarios para ir a concursos de nuevas obras hacen que la situación del grupo madrileño sea insostenible a corto plazo. De hecho, la banca, que le concedió un crédito de hasta 140 millones con la garantía del Estado en mayo, tan solo le ha liberado la mitad, 70 millones, a la espera de alcanzar un acuerdo con los bonistas que de estabilidad a la sociedad a medio plazo.

Foto: Hermanos Amodio (EP)

Los Amodio han decidido hacer un esfuerzo e inyectar 50 millones de capital a OHL, que, sumada a la quita o reducción de deuda por 200 millones solicitada a los bonistas, garantizaría el futuro del holding. Estos 50 millones suponen una ampliación de capital del 30% sobre el valor bursátil actual de la constructora, que ha vivido una auténtica montaña rusa en bolsa en los que va de año. Ahora apenas cotiza a 0,58 euros, tras dispararse a principios de 2020 hasta los 1,50 euros.

Una bola de deuda familiar

Los mexicanos ya pagaron 75 millones a los Villar Mir para tomar el 24% del capital y el mando del consejo de administración. Pero este dinero fue a parar al bolsillo de la familia madrileña, por lo que a OHL no llegó ningún dinero que reforzase sus fondos propios. Al contrario, los bonistas se quejan de que los Villar Mir han cobrado para solucionar sus graves problemas financieros, pero al mismo tiempo le deben 120 millones a la propia OHL por un préstamo que se autoconcedieron con el permiso de los consejeros que ahora está en impago.

El marqués de Villar Mir, que ha pedido seis meses más a sus acreedores, con Credit Suisse a la cabeza, para que el holding no entré en concurso, llegó a un acuerdo con la compañía para devolver esta cantidad en septiembre, pero fuentes próximas a las conversaciones indican que lo más probable es que pidan una prórroga o un aplazamiento parcial.

OHL quería presentar este martes el acuerdo preliminar o 'term sheet' al conjunto de los bonistas y el miércoles, fecha en la que presentará los resultados del primer semestre, a los inversores. Pero fuentes financieras indican que las partes van a necesitar al menos dos semanas más para sellar la refinanciación.

Noticias de OHL Noticias Grupo Villar Mir Quita Ampliación de capital Credit Suisse Accionistas
El redactor recomienda