TRAS IMPAGAR UN CRÉDITO VENCIDO

Credit Suisse da seis meses de gracia a los Villar Mir para evitar su quiebra por 115 M

La familia no ha podido pagar un crédito que venció el pasado martes y ha conseguido que tres bancos internacionales no lo ejecuten a cambio de vender más activos

Foto: El presidente de OHL, Juan Villar-Mir, en una junta del grupo. (EFE)
El presidente de OHL, Juan Villar-Mir, en una junta del grupo. (EFE)
Adelantado en

La alarma se ha disparado en Torre Espacio, una de las cuatro grandes torres que dominan el cielo de Madrid, donde los Villar Mir tienen su cuartel general. Según aseguran fuentes financieras, la familia ha conseguido una dispensa de Credit Suisse hasta finales de año ante la imposibilidad de pagar un crédito de 115 millones de euros que expiró el pasado 30 de junio y al que no pudo hacer frente. Los empresarios se han comprometido a vender lo que les queda de OHL y de Ferroglobe para evitar un inminente concurso de acreedores

Fuentes próximas a las conversaciones confirman que Credit Suisse, Société Générale y Crédit Agricole, los tres bancos a los que adeudan los citados 115 millones, han concedido seis meses más de plazo, hasta diciembre de 2020, a Grupo Villar Mir pese a que el crédito está formalmente en situación de impago y, por tanto, de mora en el balance de las entidades financieras. Una situación envenenada, porque el valor de la garantía del préstamo no cubre actualmente ni la mitad del importe, lo cual podría derivar en una ejecución total o parcial antes o después.

El préstamo tiene como colateral el 53% del capital de Ferroglobe propiedad de Grupo Villar Mir. Pero la filial del 'holding' de los empresarios madrileños lleva cerca de dos años hundida en bolsa, periodo en el que ha perdido el 90% de su valor. La compañía de silicio, que llegó a valer unos 2.000 millones de dólares, apenas capitaliza ahora 88 millones, por lo que el paquete de la familia tan solo asciende a 44,5 millones de dólares, 39,6 millones de euros. Es decir, el 34,4% de los 115 millones que adeudan a Credit Suisse, Société Générale y Crédit Agricole.

Por tanto, incluso vendiendo a los precios actuales o con una significativa prima sobre la cotización actual de Ferroglobe —0,44 dólares por acción—, los Villar Mir seguirán teniendo graves problemas para devolver el crédito a los tres bancos internacionales, que llevan varios meses exigiendo a Javier López Madrid, consejero delegado del 'holding', que cumpla con sus obligaciones. Como adelantó El Confidencial en enero, el yerno de Juan Miguel Villar Mir ha mantenido conversaciones avanzadas con tres fondos oportunistas, especialmente con Atitlan, gestionado por Roberto Centeno, yerno de Juan Roig (Mercadona), para vender Ferroglobe, pero la irrupción del covid-19 frenó las negociaciones.

La compañía ha enviado con dos meses de retraso a la Securities Exchange Commission (SEC), la CNMV estadounidense, el informe anual de sus cuentas de 2019, ejercicio en el que volvió a acabar con pérdidas. La sociedad, presidida por el propio López Madrid, asegura que la pandemia ha afectado a todo el sector metalúrgico, tanto en los precios como en la demanda. Pero matiza que el coronavirus no ha tenido todavía efecto en el balance de Ferroglobe ni en su posición financiera. Más aún, asegura que, dentro de las dificultades a la hora de hacer estimaciones por la volatilidad del covid-19, tendrá la caja suficiente para continuar sus operaciones con normalidad durante 2020 si la actividad se recupera parcialmente en la última parte del año.

Los Villar Mir también tienen que hacer frente al vencimiento de los 365 millones de dólares que en octubre de 2018 les concedió el fondo buitre Tyrus Capital. El 'hedge fund' con sede en Mónaco, que ya ha salvado a los empresarios madrileños de varias situaciones muy delicadas, les prestó ese dinero en dos tramos. El primero, de 250 millones de dólares (228 millones de euros), vence el próximo mes de noviembre, y el segundo, en 2021. La familia paga más de un 10% por esta financiación, que tiene como garantía las acciones de OHL.

Como anunciaron los Villar Mir en mayo, el 'holding' ha acordado la venta de su 25% en la constructora a los mexicanos Amodio por 75 millones de euros, por lo que tampoco tendrán dinero suficiente para cubrir su deuda con Tyrus. Según distintas fuentes, la familia está en negociaciones con el fondo monegasco para refinanciar este pasivo mientras intenta cerrar ventas de otras filiales, como Inmobiliaria Espacio. En febrero, lograron 90 millones por la desinversión de Fertiberia, pero la suma de todo lo obtenido no alcanza para cumplir con los casi 600 millones que vencen en apenas unos meses.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios