lleva cerca de un año a la venta

Atitlan, Apollo y Triton pujan por Ferroglobe para salvar a los Villar Mir

Atitlan, el fondo gestionado por Roberto Centeno, ha mostrado su interés a la familia por tomar una participación relevante en la compañía cotizada en el Nasdaq

Foto: Vista aérea de la fábrica de Ferroglobe en la localidad coruñesa de Cee. (ferroglobe.com)
Vista aérea de la fábrica de Ferroglobe en la localidad coruñesa de Cee. (ferroglobe.com)
Adelantado en

Atitlan, el fondo de capital riesgo dirigido por Roberto Centeno, quiere comprar Ferroglobe, la filial de la familia Villar Mir que cotiza en el Nasdaq estadounidense. Según aseguran fuentes financieras, Centeno, exbanquero de Goldman Sachs y yerno de Juan Roig, presidente de Mercadona, está en conversaciones avanzadas con la familia madrileña para tomar una participación significativa en la compañía siderúrgica. Otras fuentes indican que Apollo Asset Managament y Triton también se ha interesado por esta sociedad, que lleva cerca de un año a la venta.

La operación consistiría en la compra por parte de Atlitlan de una posición de control de Ferroglobe, que ahora está controlada por la familia Villar Mir, dueña del 53% del capital. Otras fuentes indican de que se trata de un acuerdo de financiación que posteriormente se convertiría en acciones. Los empresarios madrileños encargaron en enero de 2019 a Lazard sondear alternativas para vender un trozo de su paquete, dados los problemas financieros a los que se estaba enfrentando el 'holding'. Sin embargo, las acciones de Ferroglobe, que ya se habían desplomado un 89% en 2018, se hundieron aún más el pasado ejercicio, lo que hizo muy difícil que los Villar Mir aceptaran algunas de las propuestas no vinculantes que recibieron.

El problema de la familia es que Ferroglobe lleva cotizando varios meses por debajo del dólar por acción, situación que no puede prolongarse más allá del 18 de mayo. El Nasdaq ya ha avisado a la compañía, presidida por Javier López Madrid, de que la acción debe moverse al menos durante 10 sesiones hábiles por encima de ese nivel en los próximos cuatro meses, ya que de lo contrario podría ser excluida de bolsa.

Este es, junto con las dificultades financieras de la familia, uno de los motivos por los que los Villar Mir necesitan encontrar un comprador de su participación. No obstante, otras fuentes indican que el gran problema es el precio, ya que los todavía dueños de OHL exigen al menos tres dólares por título y la compañía cotizaba este lunes a 0,85. Cuando Ferroglobe debutó en el Nasdaq en la Navidad de 2015, las acciones llegaron a cambiarse a más de 12 dólares y en marzo de 2018 alcanzaron los 16, si bien en noviembre tocaron su mínimo histórico, 0,53.

Según estas fuentes, algunos consejeros de Ferroglobe sí están por la labor de aceptar algunas de las ofertas recibidas, ya que representan a los inversores minoritarios y consideran que, aunque sea muy inferior a los intereses de la familia, deberían estudiarla para evitar potenciales demandas colectivas de pequeños accionistas. Cerca de un 20% del capital de Ferroglobe está en manos de fondos oportunistas o 'hedge funds', entre los que destaca Adage Capital Management, que gestiona unos 58.000 millones de dólares y que tiene en cartera el 8,5% de la filial del 'holding' español.

Instalaciones de Ferroglobe en Cee (A Coruña).
Instalaciones de Ferroglobe en Cee (A Coruña).

El fondo dirigido por Roberto Centeno, que tiene una cartera con cerca de 20 inversiones ajenas completamente a Juan Roig, ha declinado hacer ningún comentario sobre esta información. Por su parte, Ferroglobe tampoco ha querido responder a las continuadas peticiones de información por parte de El Confidencial. Los Villar Mir han vendido en el último año activos como Fertiberia, comprada por Triton y que también se ha interesado por Ferroglobe, y FerroAtlántica por cerca de 350 millones.

Este dinero ha ido destinado a repagar el crédito de alto tipo de interés que la familia tiene con el fondo monegasco Tyrus Capital. Los Villar Mir también deben 120 millones a la propia OHL, que tienen que abonar en septiembre de este año.

Nuevo CEO experto en ajustes

Al margen de estas conversaciones, el consejo de administración de Ferroglobe designó este lunes a Marco Levi como nuevo consejero delegado de Ferroglobe en sustitución de Pedro Larrea, que en noviembre anunció su deseo de abandonar la compañía, como adelantó en exclusiva El Confidencial. La salida de Larrea, gran amigo de López Madrid, coincidió con el último gran desplome en bolsa y con la también marcha del director financiero.

Marco Levi acumula más de 30 años de experiencia en gestión ejecutiva en las industrias químicas, plástica, de caucho y de papel, con una reconocida trayectoria en la transformación de multinacionales. En la actualidad, es consejero de Schweitzer-Mauduit International. Con anterioridad, desempeñó los cargos de presidente y consejero delegado de Alhstrom-Munksjö Oyj, una empresa global de materiales de fibra que cotiza en la bolsa de Finlandia. Antes, Levi fue vicepresidente sénior y presidente de negocios de la división de polímeros de emulsión del fabricante de productos químicos Styron y durante 22 años trabajó en diferentes departamentos en Dow.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios