PAGA HASTA UN 12% DE INTERÉS A TYRUS CAPITAL

Villar Mir pide ofertas por su imperio inmobiliario para repagar al fondo buitre

La familia distribuye el cuaderno de venta de Inmobiliaria Espacio para hacer frente el 12% de interés que Tyrus Capital le cobra por el préstamo concedido hace ahora un año

Foto: El presidente de Grupo Villar Mir, Juan Miguel Villar Mir. (EFE)
El presidente de Grupo Villar Mir, Juan Miguel Villar Mir. (EFE)
Adelantado en

Los Villar Mir siguen liquidando su otrora imperio familiar para cumplir con su acreedor, el fondo monegasco Tyrus Capital. Tras desprenderse de Fertiberia y Ferroatlántica el pasado mes de agosto, los empresarios madrileños han sacado al mercado lo que queda de sus propiedades inmobiliarias. Según han confirmado fuentes financieras, Savills Aguirre Newman distribuyó la semana pasada entre una veintena de inversores el cuaderno de venta de Inmobiliaria Espacio, la división de suelos y promociones de los todavía dueños mayoritarios de OHL.

Grupo Villar Mir quiere aprovechar el apetito de los fondos oportunistas por seguir comprando activos inmobiliarios para desprenderse de otra de las patas de su 'holding', compuesto por cinco áreas: la electrometalurgia (Ferrogloble), fertilizantes (Fertiberia), energía (Ferroatlántica), construcción (OHL) y la citada inmobiliaria. Los empresarios madrileños ya han conseguido colocar dos de ellas —el fondo Triton adquirió Fertiberia y el 'private equity' TPG, Ferroatlántica— y ahora quieren acelerar el traspaso de su ladrillo mientras esperan la recuperación de Ferroglobe y la recepción de las ofertas finales por OHL:

Según distintas fuentes, Savills Aguirre Newman ya ha acabado la valoración de la cartera inmobiliaria que los Villar Mir le encargaron en marzo, tal y como adelantó El Confidencial, y ahora han clasificado los activos por su naturaleza para venderlos en su totalidad o por partes. El valor razonable de los terrenos y solares de Inmobiliaria Espacio a 31 de diciembre de 2017 asciende a 256,88 millones. Esta tasación fue realizada por la sociedad independiente Royal lnstitute of Chartered Surveyors (RICS) de Reino Unido, de acuerdo con las métricas del Comité Internacional de Estándares de Valoración (IVSC).

Este precio, que se ha incrementado en 2018 por la subida del precio de los activos inmobiliarios, fue mucho mayor en los tiempos de la burbuja, ya que la familia ha llegado a ajustar sus existencias en 267,77 millones. Unas provisiones que ahora, con el repunte de las valoraciones, se están recuperando, lo que hace más atractiva esta cartera. Y aquí, según las mismas fuentes, está el valor real de Inmobiliaria Espacio, porque la compañía dispone de unos créditos fiscales por unos 200 millones de euros que serían el mayor atractivo.

No obstante, otras fuentes indican que esta estimación de la recuperación de los créditos fiscales —provisiones realizadas durante la crisis— es excesiva y que la cifra real, dados los precios del sector, está más cerca de los 100 millones. Los últimos datos disponibles de 2017 indican que Espacio obtuvo un resultado bruto de explotación (ebitda) de 1,61 millones. Ese ejercicio, las ventas alcanzaron los 46,77 millones de euros, con un crecimiento del 23,2% respecto a 2016. Gran parte de esta cifra provino del traspaso de suelo calificado como finalista, especialmente en las grandes ciudades.

Este es su gran activo, ya que el equipo gestor de la sociedad paralizó años atrás el desarrollo de varios proyectos para volver a arrancarlos cuando la demanda inmobiliaria cogiese de nuevo impulso, como ha ocurrido en los tres últimos años. “El grupo cuenta con una excelente e importante cartera de suelo para desarrollar en los próximos ejercicios con buenas localizaciones y con tramitación urbanística concluida, por lo que veremos una mejora de los niveles de ventas en los próximos años”, asegura en la última memoria anual de 2017.

El consejero delegado de OHL ha dejado el consejo de la filial inmobiliaria para mantener la independencia respecto de la familia

La compañía, conocida como Priesa, ha vuelto a los beneficios los dos últimos años al calor de la recuperación de los precios después de varios ejercicios en pérdidas, lo que obligó al máximo accionista a salir al rescate con una aportación de 175 millones de euros en forma de préstamo participativo. José Antonio Fernández Gallar, consejero delegado de OHL, ha dimitido recientemente del consejo de Espacio para no participar en la operación y mantener la independencia de la familia.

Dinero para López Madrid

El objetivo de la familia es cumplir con Tyrus Capital, el fondo de Mónaco que el pasado año le prestó 360 millones para refinanciar la deuda que no quería alargar la banca tradicional. El problema de ese crédito, con vencimiento a dos años, es que el fondo oportunista cobra a los Villar Mir un tipo de interés que oscila entre el 10 y el 12%, por lo que los empresarios quieren vender de forma ordenada todo lo que tengan a mano para repagar cuanto antes y cortar ese gasto abusivo. Hasta el momento, la familia ha ingresado 370 millones por las desinversiones de Fertiberia y Ferroatlántica, si bien de esta segunda solo les corresponde la mitad, ya que controlan el 51% de Ferroglobe, la matriz de esta filial.

Precisamente, Ferroglobe, la sociedad gestionada por Javier López Madrid, que ha registrado fuertes pérdidas en los seis primeros meses del año, negocia por su parte una refinanciación de sus líneas de crédito —'revolving credit facilties'— por 200 millones de euros con varios bancos americanos. La compañía, que cotiza en Wall Street, ha perdido cerca del 90% de su valor en el último año, mientras sus bonos cotizan con un descuento del 23% sobre su valor real.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios