PRIMERA INVERSIÓN EN EL CANAL HORECA

Atitlan se lanza a la restauración con la compra de las 'burgers' The Black Turtle

El brazo inversor de Roberto Centeno y Aritza Rodero se hace con una cadena valenciana de hambugueserías con la idea de hacerla crecer por toda España

Foto: Uno de los locales de The Black Turtle en Valencia.
Uno de los locales de The Black Turtle en Valencia.

Atitlan Grupo Empresarial, el conglomerado inversor del Roberto Centeno (yerno del dueño de Mercadona Juan Roig) y Aritza Rodero, se ha lanzado al canal de las restauración con la adquisición de la cadena valenciana de hamburgueserías 'premium' The Black Turtle. La operación, de la que el comprador no ha comunicado el precio, supone la adquisición de nueve establecimientos repartidos por la Comunidad Valenciana (seis en Valencia, uno en Xátiva, uno en Sagunto y otro en Alicante) con la vocación de replicar la marca y el modelo en otros lugares de España.

The Black Turtle es una compañía en fase de crecimiento que facturó el año pasado algo más de 740.000 euros, con un margen bruto del 12,5%. Administrada por Francisco Baena y Fernando Serra, abrió el primer local en Valencia en 2013 tras explorar el mercado estadounidense de las hamburgueserías. Tras más de cinco años en marcha, el modelo ha demostrado su viabilidad, lo que ha suscitado el interés del grupo inversor por tomar posiciones en el sector con una compañía aún en fase embrionaria pero con capacidad de ganar tamaño. "La inversión en The Black Turtle supone una excelente oportunidad para Atitlan puesto que nos permitirá posicionarnos en un mercado en auge y con larga tradición en España como es la restauración”, señaló en un comunicado Isaac Villalba, Investment Manager de Atitlan y responsable de la inversión en restauración.

En el mismo comunicado, Atitlan informó de la concentración de sus próximas inversiones en el sector primario bajo el paraguas de Future Farming, una sociedad que se acaba de constituir en Madrid con Arturo Grinda y Gustavo Gómez como administradores. La empresa nace con vocación de emprender en proyectos de agricultura regenerativa en la Península Ibérica. "La agricultura regenerativa es un modelo productivo que promueve la cría en un mismo espacio de varias especies animales y vegetales que interactúan entre sí de forma simbiótica asegurando un equilibrio sostenible y la regeneración y enriquecimiento del suelo. El objetivo de esta nueva compañía consiste en producir alimentos saludables, nutritivos y de calidad, mediante procesos respetuosos con el medio ambiente y que garanticen el bienestar animal a través de una cría natural, ética y al aire libre", explicaron.

El proyecto es un paso más en el posicionamiento de grupo inversor con base en Valencia en el sector primario, una de las cuatro áreas clave de negocio de la compañía. El área actualmente cuenta con inversiones en sgricultura, a través de Elaia (dedicada a la producción y venta de aceite de oliva a granel, con más de 15.000 hectáreas), Nutlaia (de reciente lanzamiento y dedicada a la producción y venta de frutos secos, con especial foco en almendra) y Frutas Romu (compañía española de producción de cítricos y frutas de hueso); así como con inversiones en Acuicultura, a través de Sea8 (acuicultura sostenible de lenguado), con importantes planes de crecimiento en todas ellas.

Francisco Llopis, responsable del área de Sector Primario y Alimentación de Atitlan destacó: “Estas operaciones ponen de manifiesto la fortaleza de Atitlan y su capacidad para generar nuevas oportunidades de valor. Con el lanzamiento de Future Farming reforzamos nuestra apuesta por el primario, un sector con alto potencial y con vocación a largo plazo.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios