Martorell, el Prat, Llobregat

Seat anuncia inversiones en España de 5.000 millones y pide ayudas para el coche eléctrico

La compañía, del Grupo Volkswagen, asegura que con esta inversión se prepara para desarrollar nuevos modelos y asumir la producción de nuevos proyectos

Foto: La fábrica de Seat en Martorell fue la primera en paralizar su producción por falta de componentes.
La fábrica de Seat en Martorell fue la primera en paralizar su producción por falta de componentes.

El nuevo presidente de Seat Carsten Isensee ha anunciado hoy en Barcelona un plan de inversiones de 5.000 millones hasta 2025 para I+D y el lanzamiento de nuevos modelos entre ellos el coche eléctrico el-Born, que se comercializará bajo la marca Cupra. Desde Seat se ha hecho un llamamiento a que las administraciones colabores con sus planes. “Para garantizar el futuro de la industria del automóvil en España necesitamos la colaboración de la administración central, autonómica y local. No podemos hacerlo solos”, ha reclamado Isensee.

El enfoque de ayudas que ha pedido Seat han sido desde un punto de vista de sector, tanto para que los compradores puedan acceder a estos coches como para que la red de recarga de vehículos crezca, algo que las eléctricas llevan años aplazando.

“Nuestra intención es que Martorell fabrique vehículos eléctricos a partir de 2025”, ha señalado Isensee y ahí es donde ha pedido el apoyo de las administraciones. Recordado que “la automoción representa el 10% del PIB y el 9% del empleo en España y se tiene que promover y proteger. Hay que electrificar España, hace falta más infraestructura de recarga y más incentivos para la compra”.

“El plan presentado por el Gobierno para apoyar el coche eléctrico va en la buena dirección”, ha apuntado Isensee, en un gesto de tender la mano a las administraciones. Pero ha pedido que “el coche eléctrico se pueda vender de manera masiva, no solo para persona con más poder adquisitivo”.

Seat está sufriendo pérdidas, cerró el primer trimestre con 48 millones de números rojos y Carsten ha advertido que el segundo trimestre será peor a causa del coronavirus, pero el anuncio intenta despejar dudas a largo plazo en un momento difícil para el sector de la automoción en España, más si cabe en Cataluña por la crisis de Nissan. Para la planta de Martorell, se prevén “volúmenes como los del año pasado o superiores”, ha manifestado el presidente de la compañía.

“El segundo trimestre será peor pero confiamos en que nos recuperaremos en el segundo semestre, al menos de manera parcial”, ha advertido Isensee que ha anunciado que el grupo Seat constituye en las Ramblas un centro de desarrolladores de software, que contará con más de 120 trabajadores.

Según Carsten Isensee, “se está volviendo al volumen de producción previo a la pandemia pero el débil volumen de ventas nos impiden que esta recuperación sea plena”. Y este directivo ha advertido “Seat siempre ha estado comprometida con este país, en tiempos buenos y en tiempos malos”. La apuesta de Seat pasa por ser “una compañía más abierta y más social”, ha apunta Isensee pero también apuntando que hay que reforzar Cupra, “para que Seat sea un grupo apuntalado por dos marcas”. “Cupra permite a Seat que eleve su centro de gravedad a coches más emocionales con precios más altos”, dibujado el presidente de la filial española de Volkswagen.

“Hemos invertido más de 1.000 millones de euros en el nuevo León”, ha explicado el vicepresidente de Seat Wayne Griffiths. Seat lanza este modelo en un momento delicado. El León es clave para la marca española porque se trata del modelo más vendido de la marca. Y su buena aceptación resulta fundamental.

“Podemos ingresar 1.000 millones de euros con Cupra” cuando tengamos todos los modelos en marcha, ha explicado Griffiths cuando ha adelantado el lanzamiento del nuevo Cupra Formentor. Cupra ahora son un 2% de Seat.

Nuevo coche eléctrico

Cupra será la marca elegida para lanzar el-Born, el nuevo modelo eléctrico que prepara la marca que saldrá al mercado el año que viene, según ha adelantado Griffiths. El-Born se desarrolla desde Barcelona pero se fabricará en Alemania.

El-Born antes iba a ser un coche Seat, pero venderlo bajo la marca Cupra permite que salga al mercado a un precio más caro. Y la plataforma de coches eléctricos que se iba a desplegar en Martorell se llevará a cabo en Alemania. La fabricación en España de coches eléctricos se aplaza cinco años y se condiciona a las ayudas públicas que pueda haber para el sector.

Por lo tanto, Seat mantiene su plan de inversiones en los próximos cinco años y su agresiva política de desarrollo de nuevos modelos, incluyendo la electrificación de la gama a pesar del impacto que ha tenido el coronavirus sobre la industria de la automoción.

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios