investigación de un año

Ya no es solo Bruselas: el regulador de Reino Unido pide frenar a Google y Facebook

El organismo que se encarga de velar por la competencia en suelo británico ha emitido un informe en el que pide al Gobierno establecer leyes más restrictivas para frenar a Google y Facebook

Foto: Las aplicaciones de Facebook y Google, entre otros, en el teléfono de un usuario. (Reuters)
Las aplicaciones de Facebook y Google, entre otros, en el teléfono de un usuario. (Reuters)

No está siendo la mejor semana para los gigantes tecnológicos estadounidenses. A los problemas de Facebook con sus anunciantes se suma ahora un informe emitido por la Autoridad de Competencia y Mercados (CMA por sus siglas en inglés) de Reino Unido que pide al Ejecutivo británico medidas más duras para controlar a la red social y a Google.

Este organismo, que es el encargado de velar por la competencia en suelo británico, ha concluido que ambas compañías se aprovechan de su posición dominante en el mercado de la publicidad online. Así, y tras un año de investigación, piden que se apruebe una ley que permita controlar a ambos gigantes en pos de la buena competencia y la transparencia.

"Lo que hemos encontrado en nuestra investigación es preocupante. Si estas compañías ejercen su poder sin control, empresas y consumidores saldrán perjudicados", explica el director ejecutivo de la CMA, Andrea Corcelli, que pide "establecer una nueva regulación pro competencia para un sector central en nuestras vidas".

Lo cierto es que Facebook y Google se reparten casi todo el pastel publicitario en Reino Unido. Entre ambas se quedan con el 80% de la facturación de un negocio que generó en el año 2019 un total de 14.000 millones de libras.

Además, y siempre según los datos de la CMA, Google se queda con el 90% del mercado de la publicidad digital en búsquedas, que mueve 7.300 millones de libras al año, mientras que Facebook tiene en su poder el 50% de los anuncios online, una industria con un volumen de negocio de 5.500 millones de libras.

En su investigación la CMA ha concluido que Google ha duplicado sus ingresos por búsqueda desde el año 2011, mientras que en ese mismo periodo Facebook ha pasado de facturar cinco libras por usuario a ingresar 50 libras.

"La CMA teme que ambas hayan desarrollado una posición tan dominante sobre el mercado que los rivales no pueden competir en igualdad de condiciones", dice el informe publicado este mismo miércoles.

Control férreo

Además de solicitar el Gobierno una regulación más restrictiva, la CMA ha propuesto la creación de una Unidad de Mercados Digitales que permita establecer una serie de puntos de control y de normativas para favorecer la competencia.

Entre ellas estaría el desarrollo de un código que sirviera para controlar que Google o Facebook no se aprovechan de su posición "para explotar o excluir a rivales". Además, la CMA quiere obligar a Google a abrir sus motores de búsqueda y compartir sus algoritmos para que sus rivales tengan las mismas condiciones.

Parece muy complicado que una compañía como Google vaya a abrirse en canal de esa manera, pero está claro que a las tecnológicas estadounidenses tienen cada vez más frentes abiertos en el Viejo Continente.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios