Las empresas huyen

Rebelión de anunciantes contra Facebook y Twitter por no vetar el discurso del odio

Primero fue Unilever y luego Honda. Dos gigantes que ya no se anunciarán más en Facebook ni en Twitter, como protesta por la inacción de ambas ante el discurso del odio

Foto: El fundador y CEO de Facebook, Mark Zuckerberg. (Reuters)
El fundador y CEO de Facebook, Mark Zuckerberg. (Reuters)

Golpe a las cuentas de Facebook. Primero ha sido el gigante del consumo Unilever el que ha anunciado que retirará toda la publicidad de la red social durante, al menos, lo que queda de año. Horas después se sumaba Honda, peso pesado de la industria del motor. Protestan ambas ante la pasividad de la compañía fundada y presidida por Mark Zuckerberg a la hora de combatir el discurso del odio y la desinformación.

Horas después se sumaba al boicot Coca Cola, el primer gigante norteamericano de verdadera relevancia. La compañía de Atlanta explicaba que "dejará de anunciarse en redes sociales durante al menos 30 días", tal y como afirmaba su CEO, James Quincey. "Nos vamos a tomar nuestro tiempo para reevaluar nuestras políticas de publicidad. Esperamos más responsabilidad y transparencia", decía.

Por su parte, el grupo europeo, que tiene su sede en Londres, ha publicado un comunicado que ha recogido en exclusiva 'The Wall Street Journal', en el que han explicado que el veto se hace extensivo a Instagram, que forma parte del grupo Facebook, y a Twitter. Unilever, que aglutina bajo su sello a marcas como Hellmann's o Lipton Tea, capitaliza casi 128.500 millones de dólares.

En apenas unos instantes las acciones del gigante de internet se hundían hasta un 8% en la sesión de este viernes en Wall Street. Por su parte, los de Twitter se desplomaban algo más de un 7% en una tendencia similar.

"Con la actual polarización y con las elecciones presidenciales a la vista, consideramos que hay que hacer más esfuerzos para combatir el discurso del odio", explicaba en una entrevista reciente el vicepresidente de medios de la compañía, Luis di Como.

Entrada a la sede de Facebook en California. (Reuters)
Entrada a la sede de Facebook en California. (Reuters)

No son las primeras compañías que dejan de anunciarse en la red social más popular del mundo. Antes han llevado a cabo vetos otras marcas como Verizon o North Face, aunque siempre durante cortos periodos de tiempo. En cualquier caso, el tamaño de Unilever, y su músculo financiero, hacen que esta decisión pueda suponer un golpe para las finanzas del gigante de Palo Alto.

"Seguir anunciándonos en plataformas como Facebook o Instagram no añadiría ningún valor a la sociedad ni a la gente", explicaba Di Como. El boicot de las compañías a estas redes sociales comenzó tras el llamamiento de grupos de derechos civiles como la Liga Antidifamación, en el que pedían eliminar la publicidad en Facebook durante todo el mes de julio. Unilever lo ha llevado un paso más allá.

Es bien cierto que en los últimos meses la compañía ha dado pasos para tratar de frenar las 'fake news' o el discurso del odio, dos males que asolan todas las redes sociales. Zuckerberg ha dedicado más recursos y más personal, si bien está claro que no ha sido suficiente.

"Sabemos que se han hecho esfuerzos, pero todavía hay muchos pasos por dar. La complejidad del escenario actual ha puesto sobre las marcas una responsabilidad extra", reza el comunicado de Unilever.

El grupo británico ha afirmado que antes de volver a anunciarse en estas plataformas pedirá una auditoría externa para confirmar que se ha mejorado a la hora de poner límites al discurso del odio.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios