Francisco González mete a Carlos Torres en el eje del caso BBVA-Villarejo
  1. Empresas
INVESTIGACIÓN JUDICIAL

Francisco González mete a Carlos Torres en el eje del caso BBVA-Villarejo

El expresidente de BBVA apuntó en su declaración que su sucesor y su mano derecha tuvieron un papel clave en la salida de Corrochano, el jefe de Seguridad que trajo a Villarejo

placeholder Foto: Carlos Torres y Francisco González. (BBVA)
Carlos Torres y Francisco González. (BBVA)

Carlos Torres entra en escena en el caso BBVA-Villarejo. El presidente del segundo banco español está en el foco del caso que investiga la Audiencia Nacional. Su predecesor, Francisco González (FG), incluyó al banquero salmantino en alguno de los pasajes clave de los últimos años del banco. Lo hizo en su declaración como imputado del pasado mes de noviembre.

En ella, FG señaló que Torres y su mano derecha, Ricardo Forcano, coordinaron la salida del exdirector de Seguridad Julio Corrochano, el expolicía que se encargó durante dos décadas de la relación de BBVA con el comisario José Manuel Villarejo. González hizo estas afirmaciones ante preguntas de la Fiscalía y para aclarar que no tuvo conocimiento de quién era Villarejo y el impacto en el banco hasta mayo de 2018, ya que Corrochano siempre dependió de Medios, Forcano, y éste del CEO, que entonces era Torres.

La salida de Corrochano, en abril de 2018, es uno de los episodios todavía oscuros en la historia reciente del banco vasco. El exjefe de Seguridad dejó el banco, teóricamente prejubilado, apenas cinco meses después de que Villarejo entrara en prisión y un mes antes de que las primeras informaciones apuntaran a la relación de BBVA con el comisario. De hecho, algunos de los poderes que tenía Corrochano fueron revocados seis días antes del primer artículo sobre el banco y Villarejo. Ni la entidad ni los abogados del exjefe de Seguridad han querido hacer comentarios. Fuentes conocedoras apuntan que el exejecutivo quiso salir prejubilado para recibir mejores condiciones que las que hubiera tenido esperando a la jubilación.

placeholder El exdirectivo de BBVA Julio Corrochano. (EFE)
El exdirectivo de BBVA Julio Corrochano. (EFE)

"Julio [Corrochano] se jubiló en marzo de 2018 en unas condiciones absolutamente de reconocimiento de todo el mundo, no mío, de todo el mundo, incluido el presidente actual", aseguró FG ante el juez Manuel García-Castellón. "Se nombra una nueva jefa de Seguridad. Julio Corrochano la propone. Carlos [Torres] y Ricardo Forcano son los que dan el OK en abril de 2018, que es cuando se va Julio", añadió el banquero gallego.

FG dio más detalles importantes, como que la sucesora de Corrochano propuesta por él, Inés Díaz Ochagavía, relevó a casi todo el equipo encargado de la seguridad del entonces presidente. "Yo ya sabía que me iba a final de año, así que la responsabilidad ya era de Carlos y Forcano. Esta señora lo primero que hace, hablamos probablemente de mayo, es venir a mi despacho y decir que va a cambiar a todo el equipo de seguridad de directivos, incluido el mío. Y cambia a Fernando Raya. Yo le pregunté, ¿por qué hace usted eso? Me dijo, presidente, si no le importa, prefiero no entrar en detalles". Pasadas unas semanas, González se reunió con Raya antes de su relevo: "Él estaba muy afectado. Las razones no las explicó. Y en ese café me dice:

Fernando Raya (FR): ¿presidente, usted sabe que Rafael Redondo le ha hecho el trámite del muro de Guadalmina [finca que compró el banquero]?

FG: ¿quién es Rafael Redondo?

FR: es una persona que trabaja con el señor Villarejo.

FG: y si hay algo raro en esto, ¿por qué no me lo has dicho antes?".

De este modo, Raya y otros miembros de la seguridad de González fueron relevados tras la salida de Corrochano, a pocas semanas de que estallara el escándalo. Tanto Corrochano como Díaz Ochagavía están imputados en el caso que se sigue en la Audiencia.

Foto: Sede del banco BBVA. (iStock)

Por tanto, el banquero gallego indirectamente apuntó a su entonces número dos —actual presidente— y a la mano derecha de este, Forcano, como los gestores encargados de organizar una transición ordenada en Seguridad, cuando ya había nubarrones de Villarejo en el horizonte, y de dar una buena salida a Corrochano. Aun así, para FG este proceso no se puso en marcha para tapar la crisis de Villarejo, sino como una salida que ya estaba estipulada previamente.

Las condiciones del finiquito del expolicía todavía no son públicas, aunque han provocado críticas entre algunos compañeros de banquillo, como el exdirector de Riesgos en España Antonio Béjar. En su demanda laboral contra BBVA, aportada a la Audiencia, afirmó lo siguiente: "Don Julio Corrochano Peña, investigado por la Audiencia Nacional, que se negó a prestar declaración acogiéndose a su derecho, sobre el que se adoptaron medidas cautelares como el pago de fianza para eludir la prisión provisional, también habría sido jubilado e indemnizado, a pesar de no cumplir los requisitos del banco para acceder al programa de prejubilaciones".

¿Cabeza de turco?

Como señaló Béjar, en el proceso ha llamado la atención que Corrochano no haya decidido declarar ante el juez hasta el momento, a pesar de ser uno de los principales señalados por la investigación interna de BBVA y de la realizada por los fiscales. Fuentes consultadas también critican que no hay constancia de que Corrochano fuera objeto de una investigación por parte del 'forensic' encargado a PwC, y sí otros directivos con menos relación con Villarejo como Eduardo Arbizu, cesado el año pasado, Béjar o el actual auditor interno, Joaquín Gortari.

Torres, que está a punto de cumplir 12 años en BBVA, fue nombrado consejero delegado en mayo de 2015, en sustitución de Ángel Cano. Desde entonces, BBVA siguió contratando a Villarejo hasta finales de 2017, cuando el comisario fue encarcelado y el banco decidió cortar de raíz la relación. En este periodo, el banco pagó algo más de 1,5 millones a Cenyt para trabajos vinculados a Ausbanc y a la seguridad internacional del grupo. Además, durante estos dos años y medio, el comisario espió los registros telefónicos de periodistas económicos bajo el foco de BBVA.

placeholder Ricardo Forcano, directivo de BBVA. (Foto: BBVA)
Ricardo Forcano, directivo de BBVA. (Foto: BBVA)

Durante parte de este periodo, el superior de Corrochano fue Forcano. Este directivo de BBVA es considerado una de las personas de mayor confianza de Torres. De hecho, ambos estudiaron el mismo máster (MIT) y trabajaron juntos en Endesa, hasta que Torres le fichó para el banco vasco. Forcano estuvo incluso en las quinielas para ser consejero delegado de BBVA, algo que, según diversas fuentes financieras, no contó con la aprobación de la división de Supervisión del Banco Central Europeo (BCE), liderada por Andrea Enria.

El estrecho vínculo de Corrochano y BBVA con Cenyt cambió con el ingreso en prisión de Villarejo, en noviembre de 2017. Entonces se cortaron los lazos con el comisario, aunque según declaró el jefe de Seguridad en la investigación interna era algo que iba a ocurrir dos meses después: "Estaba previsto que a primeros de 2018 se cancelaría el contrato con Cenyt, ya que desde el banco se había creado un sistema que lo suplía con la adquisición de una aplicación de viajes a lndra, y otra a través del contrato con la agencia American Exprés, de tal forma que el servicio que hasta entonces había sido preciso recibirlo del asesor externo se asumía por el propio banco con estas herramientas".

Tras la salida de Corrochano en abril de 2018, el caso BBVA-Villarejo saltó a los medios con un artículo de 'Público' un mes después. BBVA inició entonces una investigación interna de la mano de Garrigues. En enero de 2019, comenzaron a publicarse nuevos detalles clave por parte de El Confidencial y 'Moncloa.com', que hicieron que el banco también contratara a Uría Menéndez y a PwC. FG ya había salido del banco y tuvo que renunciar a su presidencia de honor. Posteriormente, el banco fue imputado en la Audiencia en julio de 2019. En su contra, juega que la investigación interna ordenada por Torres está en cuestión por parte de los fiscales y diversas acusaciones, que critican su falta de objetividad.

Carlos Torres entra en escena en el caso BBVA-Villarejo. El presidente del segundo banco español está en el foco del caso que investiga la Audiencia Nacional. Su predecesor, Francisco González (FG), incluyó al banquero salmantino en alguno de los pasajes clave de los últimos años del banco. Lo hizo en su declaración como imputado del pasado mes de noviembre.

Noticias del BBVA Comisario Villarejo Francisco González Carlos Torres Audiencia Nacional Banco Central Europeo (BCE)
El redactor recomienda