CAÍDA DE CASi EL 20% DE SU CENTRO ESTRELLA

El Corte Inglés activa un plan de crisis ante el desplome de las ventas por el Covid-19

El centro comercial de Castellana (Madrid), el más rentable del grupo, sufre un batacazo de casi el 20% de su facturación, lo que ha encendido las alarmas en la cadena de distribución

Foto: Fachada de El Corte Inglés del Paseo de la Castellana de Madrid. (EFE)
Fachada de El Corte Inglés del Paseo de la Castellana de Madrid. (EFE)
Adelantado en

Las alarmas han saltado en el gran comercio por el pánico provocado por la expansión del coronavirus. La afluencia de consumidores a los establecimientos públicos se ha derrumbado cerca de un 20% desde que las administraciones públicas empezaron a advertir la semana pasada del creciente riesgo de contagio del Covid-19. El Corte Inglés, la empresa emblemática de la distribución, está sufriendo el miedo generalizado entre la población, por lo que ha activado un comité de crisis para poner en marcha un plan de ajustes que compense el brusco descenso de las ventas.

Según han confirmado fuentes oficiales, el principal centro comercial de la cadena, el edificio Castellana (Madrid), situado junto a Nuevos Ministerios y el Estadio Santiago Bernabéu, ha registrado un desplome del 18,9% en la cifra de facturación en lo que va de marzo. Una severa caída que este establecimiento, el que más vende y el más rentable del grupo, no registraba en más de una década. Las mismas fuentes explican que este descenso tan acusado se debe al temor que se ha extendido entre la población española y a la casi desaparición de los clientes chinos y rusos de alto poder adquisitivo que solían ir a las tiendas de lujo de este centro, por las restricciones aprobadas en sus países de origen a la hora de viajar.

Castellana genera cerca del 5,7% de la cifra de negocio, el 15% del beneficio de explotación o Ebit y el 10% del ebitda del negocio 'retail' de todo el 'holding', división de la que obtiene el 80% de la facturación. En el primer semestre del ejercicio 2019-2020, este edificio alcanzó unas ventas de 351 millones, 11,7 millones más de los previstos en el presupuesto original, con un crecimiento interanual del 7%. Pero sobre todo es su gran bandera para atraer a los consumidores de alto 'standing', los que dejan más margen, y un termómetro de la salud de la compañía.

En enero y febrero, las ventas de Castellana bajaron ya un 2%, en unos meses muy dispares, ya que este ejercicio el Fin de Año Chino, uno de los motores de la facturación de este centro por la llegada de turistas asiáticos, que fluctúa en función del ciclo lunar, se produjo en el primer mes de este año, mientras que en 2019 cayó en el segundo (entre el 5 y el 19 de febrero), por lo que la comparación es irregular. Pero en cualquier caso, supone un cambio de tendencia muy significativo, ya que en el primer semestre habían aumentado el citado 7%.

Este brusco retroceso de casi el 20% ha alertado a la cúpula directiva de la compañía, que lleva monitorizando día a día la evolución de las ventas y, sobre todo, la afluencia de público a sus locales. Según distintas fuentes, la caída media de las ventas de todo el grupo oscila entre el 5 y el 10%, un porcentaje muy elevado en un sector en el que las oscilaciones de más o menos el 2% suelen ser motivo de análisis interno. Victor del Pozo, el consejero delegado del 'holding', ha pedido al equipo financiero distintos planes de actuación si esta situación de pánico general y de caída de la facturación se prolonga en el tiempo.

Junta de accionistas de El Corte Inglés, con su máxima dirigente, Marta Álvarez, en el centro. (EFE)
Junta de accionistas de El Corte Inglés, con su máxima dirigente, Marta Álvarez, en el centro. (EFE)

Del Pozo ya tenía previsto poner en marcha una reestructuración profunda de la capacidad comercial de la cadena, que incluía la revisión, venta o cierre del 25% de los centros que actualmente están abiertos, tal y como adelantó El Confidencial el pasado 22 de enero. La compañía quiere ejecutar este plan con mano izquierda para que tenga el menor coste personal en la plantilla. Pero, en caso de que la caída de la cifra de negocio se profundice, la implementación de esta reordenación debería hacerse con más velocidad.

Una de las áreas que más preocupan, además del 'retail', el principal negocio del 'holding', es la división de Viajes, la segunda que más factura y la tercera que más aporta a la cuenta de resultados. Las limitaciones de movilidad aprobadas en varios países de Europa y la condición de España como el segundo país del Viejo Continente más afectado por el Covid-19 se han traducido en un derrumbe de las reservas, tanto para la temporada de cruceros como para la Semana Santa. Esta es la única filial en la que El Corte Inglés aplicó un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) para su plantilla —5.000 empleados—, que supuso la reducción en un 20% del salario y de la jornada.

Músculo para resistir

Pese al brote del coronavirus, el impacto de esta epidemia ha pillado a El Corte Inglés en su mejor forma financiera de la última década. El grupo acaba de refinanciar un préstamo sindicado de 2.000 millones de euros que alarga el plazo de pago de su deuda en cinco años, por lo que el 'holding' tiene actualmente una cómoda situación para afrontar este imprevisto. Prueba de ello es que sus bonos, que miden la fortaleza financiera de la cadena, apenas se han resentido en estos días en los mercados de renta fija. Por el contrario, los títulos de renta fija de empresas como Cortefiel y las acciones de Inditex han sufrido descensos muy agudos en sus cotizaciones.

De los 2.000 millones de euros acordados con un total de 24 bancos nacionales e internacionales, 900 millones corresponden a préstamos a largo plazo propiamente dicho, y 1.100 millones de euros, a una línea de crédito para hacer frente a necesidades de circulante. Por tanto, el grupo dispone de un amplio colchón para afrontar esta crisis sobrevenida.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios