DESPIDE A NUÑO DE LA ROSA EN AÑO Y MEDIO

El Corte Inglés finiquita con un cheque millonario a su 'presidente' de transición

El consejo de administración acuerda la salida de Jesús Nuño de la Rosa, que aceptó ser degradado el año pasado tras ser el presidente más breve de la historia del grupo

Foto: El expresidente de El Corte Inglés Jesús Nuño de la Rosa. (EFE)
El expresidente de El Corte Inglés Jesús Nuño de la Rosa. (EFE)

Jesús Nuño de la Rosa ya es historia en El Corte Inglés. El directivo, que ha trabajado 31 años en el grupo de grandes almacenes, ha pactado de forma amistosa su salida como consejero delegado después de que el año pasado fuese relevado de sus funciones como presidente. En apenas año y medio, ha pasado de ser el principal directivo de la compañía a abandonar todos sus cargos a cambio de un suculento finiquito para dejar vía libre al nuevo equipo de confianza de Marta Álvarez, la heredera de Isidoro Álvarez.

De la Rosa fue la persona elegida en su día por las hijas del histórico presidente fallecido en 2014 para ponerse al frente de El Corte Inglés en el verano de 2018, cuando Marta y su hermana Cristina consiguieron que Dimas Gimeno, su primo y el elegido por su padre para ser su sucesor, saliera del grupo. Pero la tensión vivida entre las varias sagas de la familia hizo que los asuntos enturbiaran el consejo de administración.

Dimas Gimeno aceptó dimitir a cambio de una indemnización de 8,7 millones de euros. Su cargo lo ocupó De la Rosa, el máximo responsable de la filial de viajes. Pero su mandato apenas duró un año, porque el verano pasado Marta Álvarez decidió tomar personalmente las riendas después de que el presidente no consiguiera sacar adelante un plan estratégico con medidas drásticas. Pese a alguna reunión de alta tensión, la hija agradeció "muy especialmente a Jesús Nuño de la Rosa su generosidad por haberse puesto al frente de El Corte Inglés en un momento complejo y haber permanecido en el cargo durante este año".

La compañía explicó que De la Rosa había aceptado la presidencia como un periodo de transición, si bien el ejecutivo había confesado en privado a su entorno que tenía planes a más largo plazo. A pesar de ello, De la Rosa aceptó una rebaja de categoría —de presidente a co-consejero delegado, puesto que compartiría con Víctor del Pozo— y también de funciones, que a partir de ese momento se limitarían a las filiales de Viajes El Corte Inglés, Seguros, Informática y Financiera. El resto, la parte mollar, la que genera el 80% del beneficio, quedó en manos de Del Pozo.

Sin embargo, Jesús Nuño de la Rosa sí mantuvo su sueldo de presidente, por lo que se daba la anomalía de que cobraba más que Marta Álvarez y que Víctor del Pozo. Una situación que no gustaba en el consejo de administración y que se ha solucionado con su temprana y 'voluntaria' salida a sus 56 años. Aunque desde la compañía se ha declinado hacer ningún comentario, otras fuentes apuntan a que el acuerdo, “pactado en un clima de amistad y máxima cordialidad”, se ha saldado con una indemnización que oscila entre los cinco y los seis millones de euros en función de determinados factores.

"El Corte Inglés agradece a Jesús Nuño de la Rosa su entrega, dedicación y lealtad en todos los cargos que ha desempeñado en el grupo a lo largo de su extensa carrera profesional", dijo el 'holding' en un comunicado. En una conversación con este medio, el directivo saliente agradeció el trato recibido por la que ha sido su casa de toda la vida, a la que dedicó palabras de absoluta lealtad. No obstante, rehusó hablar del importe que le ha correspondido por esa renuncia 'voluntaria' en concepto de finiquito. El pasado año, el consejo aprobó una nueva política de retribuciones, que fijó en 700.000 euros el sueldo de cada consejero y en cerca de 1,8 millones el salario de De la Rosa.

Desde el fallecimiento del fundador, Isidoro Álvarez, El Corte Inglés ha pagado cerca de 25 millones de euros para renovar parte de su cúpula directiva y su consejo de administración. El año pasado, abonó 11,7 millones de euros en indemnizaciones, cantidad en la que estaba incluido el cheque a Dimas Gimeno. El año anterior, también abonó una cantidad suculenta a Leopoldo del Nogal, el responsable del área 'retail', que aceptó dejar sus funciones para liberar una silla del órgano de gobierno que facilitaba la toma de control por parte de las hijas.

Tras las también salidas millonarias de Florencio Lasaga y Carlos Martínez Echevarría —los directivos coetáneos de Isidoro— el año pasado, hoy todo el poder recae en la presidenta Marta Álvarez —a pesar del carácter no ejecutivo de su cargo— y en Víctor del Pozo, ya único consejero delegado y el directivo que se ha echado a la espalda una reestructuración operativa histórica para diseñar El Corte Inglés del futuro.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios