REUNIÓN A LAS 17:00 EN LA SEDE

El Corte Inglés invita a café a la banca para firmar la refinanciación de 2.200 millones

Los principales bancos españoles y algunos extranjeros de los más importantes del mundo tienen una cita esta tarde en la calle Hermosilla 112, sede de la compañía

Foto: Fachada de un centro comercial de El Corte Inglés. (Reuters)
Fachada de un centro comercial de El Corte Inglés. (Reuters)
Adelantado en

Los principales bancos españoles y algunos extranjeros de los más importantes del mundo tienen una cita este miércoles en la calle Hermosilla 112. Allí está la sede de El Corte Inglés, que les ha citado a las 17:00 para firmar la cuarta refinanciación del grupo de grandes almacenes desde que estalló la crisis económica en 2008. A diferencia de la primera, en 2014, cuando la compañía les urgió a extender el pago de una deuda de hasta 5.000 millones al tener problemas para afrontar las nóminas de sus casi 100.000 empleados, el encuentro de esta tarde, con café incluido, se produce en un momento más dulce para las cuentas del grupo.

Según han confirmado fuentes financieras, El Corte Inglés ha citado esta tarde a los responsables de préstamos sindicados de Goldman Sachs, Bank of America y Santander, como bancos directores del crédito, y de CaixaBank, BBVA, Bankia, Sabadell, Société Genérale, Crédit Agricole, JP Morgan, Unicredit y BNP Paribas para alargar hasta 2025 el vencimiento de 2.000 millones de deuda.

La operación va a suponer un ahorro de costes financieros para El Corte Inglés, ya que ahora va a pagar apenas un 1% por su pasivo, frente al 3% que le cobra actualmente la banca tras la última refinanciación, de enero de 2018. El nuevo crédito tiene dos tramos. El primero asciende a 900 millones, con vencimiento a cinco años, y el segundo, por 1.000 millones, para atender las necesidades de circulante.

A cierre de su ejercicio 2018 (28 de febrero de 2019), el grupo tenía un pasivo que ascendía a 3.387 millones de euros. Pero la empresa de grandes almacenes ha llevado a cabo numerosas ventas de activos no estratégicos, especialmente inmobiliarios, para reducir esa cifra en más de 600 millones, si se tiene en cuenta el traspaso de Informática El Corte Inglés. Pero la entrada en vigor de la normativa internacional NII 16 este ejercicio, que exige contabilizar como deuda los contratos de alquiler, va a disparar en 530 millones el pasivo total del 'holding', que se ha situado en cerca de 3.800 millones.

Además del crédito sindicado, El Corte Inglés debe otros 1.300 millones que se corresponden con títulos de renta fija. En concreto, en octubre de 2018, la cadena de distribución emitió bonos por hasta 690 millones de euros al 3%, con vencimiento en 2024, dinero que utilizó para repagar parte a la banca. Pero la compañía ya tenía otros bonos, emitidos en 2015 a través de Hipercor por 600 millones, con un diferencial del 3,875% y que expiran en enero de 2022. Según las mismas fuentes, el 'holding' quiere también renegociar estos bonos, especialmente los emitidos hace cuatro años y por los que paga un precio que considera alto, dada la mejoría del beneficio bruto de explotación o ebitda.

Junta de accionistas de El Corte Inglés con la máxima dirigente, Marta Álvarez, en el centro. (EFE)
Junta de accionistas de El Corte Inglés con la máxima dirigente, Marta Álvarez, en el centro. (EFE)

Una vez que se firme esta tarde la nueva financiación y que el grupo tenga auditada la cuenta de resultados del ejercicio 2019-2020, que acaba este viernes, El Corte Inglés confía en obtener la calificación de 'investment grade' o grado de solvencia. Prueba de ello es que Standard & Poor's Global Ratings otorgó el pasado mes de julio este sello de calidad a los bonos emitidos en 2018 tras la revisión anual realizada por la agencia de calificación. En concreto, le otorgó BBB-, lo que significa un escalón más en el 'rating' de la emisión. Además, S&P Global también elevó la nota corporativa del grupo de grandes almacenes a BB+ con "perspectiva positiva", situándolo a solo un paso del grado de inversión.

Este certificado, que es vital para que fondos que solo invierten en empresas de solvencia acreditada compren su deuda, facilitaría a la compañía obtener financiación a precios aún más baratos y con agentes que ahora no pueden invertir en El Corte Inglés.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios