operación entre los 2,80 y 2,90 puntos básicos

El Corte Inglés cierra con éxito la emisión de bonos de 600 millones

Aunque el objetivo real de equipo financiero de El Corte Inglés era vender los bonos al 2,75% sobre el Euribor, el precio pactado finalmente se considera más que beneficioso

Foto: El presidente de El Corte Inglés, Nuño de la Rosa. (EFE)
El presidente de El Corte Inglés, Nuño de la Rosa. (EFE)

Con una gran sobredemanda ha conseguido cerrar El Corte Inglés su debut oficial en los mercados de valores. Según fuentes próximas a la operación, la compañía de grandes almacenes ha logrado colocar los 600 millones de euros en bonos corporativos con unas peticiones de suscripción por más del doble del importe inicial.

La operación, a falta de los últimos matices, se va a cerrar entre los 2,80 y los 2,90 puntos básicos. Aunque el objetivo real de equipo financiero de El Corte Inglés era vender los bonos al 2,75% sobre el Euribor, el precio pactado finalmente se considera más que beneficioso teniendo en cuenta las condiciones actuales de mercado.

De hecho, cuando Jesús Nuño de la Rosa, presidente del holding, y Óscar Fernández del Llano, director financiero, iniciaron el 'road show' entre inversores institucionales el pasado lunes -tanto Goldman Sachs, como Merrill Lynch, los dos bancos colocadores-, se barajó que el precio de venta de los bonos estaría en el 3%.

El dinero de la emisión, con un plazo de amortizacion de cinco años, va a ser utilizada para liquidar el remanente del crédito puente de 1.200 millones que El Corte Ingles pidió en enero para repagar a su vez los pagarés suscritos con los empleados y jubliados. Gracias a la venta de inmuebles y al próximo traspaso de la filial de informática por unos 400 millones, el volumen de la colocación de bonos con domicilio en Irlanda se ha reducido a la mitad del importe solicitado a la banca a principios de año.

[Todo sobre el 'nuevo' El Corte Inglés: con Nuño, sin Dimas y en guerra eterna]

De esta forma, El Corte Inglés consigue aprovechar la buena situación de los mercados de deuda para financiar su pasivo y dar más certidumbre a su futuro. Con esta operación de deuda entre inversores institucionales, la entidad consigue reducir su dependencia de los préstamos bancarios. Además, hace meses la compañía puso en marcha un plan de desinversiones de hasta 2.000 millones de euros para amortizar deuda.

La compañía reconoce que uno de los mayores riesgos de la cadena es la fuerte dependencia de los préstamos que el propio grupo concede a sus cilentes para financiar sus compras a crédito, en concreto, el 41,2% de sus ventas. Casi uno de cada dos euros que ingresa, un porcentaje que expone a la cadena de distribución a un riesgo crediticio que "puede afectar negativamente a su situación financiera y a sus resultados de exploteación", reconoce en su folleto informativo.

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios