para bajar su apalancamiento a la mitad

El Corte Inglés lanza un plan exprés de venta de activos para bajar deuda en 2.000 M

Fuentes financieras han confirmado la disciplina a la que se va a someter el grupo y en la que ya se trabaja para vender activos por hasta 300 millones antes de lanzar en otoño una emisión de bonos

Foto: Edificio del Corte Ingles de Bilbao. (EFE)
Edificio del Corte Ingles de Bilbao. (EFE)

Las agencias de calificación financiera con las que El Corte Inglés está negociando la nota de solvencia o 'rating' para poder emitir bonos en los mercados de valores y reducir con ello su dependencia de la banca le han puesto deberes al nuevo presidente, Jesús Nuño de la Rosa. Según aseguran fuentes próximas a las conversaciones, tanto Moody's como Standard & Poor's y Fitch le han invitado a disminuir sensiblemente su nivel de deuda, indicación que ha llevado a la compañía a poner en marcha un plan de desinversiones por hasta 2.000 millones de euros.

Fuentes financieras han confirmado la disciplina a la que se va a tener que someter el grupo de grandes almacenes y en la que ya se trabaja para vender activos por hasta 300 millones antes de lanzar el próximo otoño la citada emisión de bonos. Con el importe que obtenga por colocar estos valores de renta fija entre inversores profesionales, la compañía debe amortizar un crédito puente de 1.300 millones que le otorgaron el pasado mes de enero Banco Santander, Goldman Sachs y Bank of America Merrill Lynch para saldar, al mismo tiempo, los pagarés suscritos con empleados, jubilados y personas próximas a la cúpula. Un capital con el que El Corte Inglés financiaba sus necesidades de liquidez con el dinero de sus trabajadores a cambio de dar un tipo de interés más alto, pero que el auditor ha considerado que se trata de una fórmula cuanto menos poco ortodoxa.

El grupo ya se ha desprendido de activos inmobiliarios por unos 200 millones y tiene en marcha otras operaciones por hasta 300 millones. El objetivo es cerrar estas operaciones entre septiembre y octubre, fecha prevista para la emisión de bonos, de tal forma que el importe de la colocación se reduzca a entre 700 y 800 millones, frente a los 1.300 millones del préstamo puente original.

Según fuentes financieras, el objetivo final de Nuño de la Rosa es reducir la deuda de El Corte Inglés hasta los 2.000 millones frente a los 4.000 millones actuales. Con ello pretende que la relación entre el pasivo y el beneficio bruto de explotación o Ebitda sea de aproximademente dos veces, frente a las cuatro que tiene en estos momentos, ya que el beneficio operativo ronda los 1.000 millones de euros.

Con esta proporción, la compañía no puede aspirar a tener lo que se conoce como 'investment grade' o la calificación de solvencia mínima para que sus títulos sean adquridos por inversores profesionales de primer nivel. Según distintas fuentes, el rating que le van a otorgar Moody´s, Standard & Poor´s y Fitch va a estar claramente por debajo de este nivel. De hecho, los gestores de El Corte Inglés darían por bueno con tener una nota de 'B+'. El presidente se ha comprometido con las agencias a bajar la deuda en los próximos doce meses para conseguir la acreditación de empresa segura para invertir.

Torre Titania. Foto: E.S.
Torre Titania. Foto: E.S.

Torre Titania, 'for sale'

El holding tiene ofertas encima de la mesa por algunos de sus centros más codiciados, especialmene los localizados en Madrid y Barcelona, así como Marbella, los más rentables. Uno de los que podría vender es la Torre Titania, el antiguo Edificio Windsor que fue presa de las llamas por un incendio cuyo origen nunca se desveló. Titania cuenta con varias plantas bajo rasante, dos plantas técnicas y once de oficinas, donde está ubicada la sede de EY, la auditora del propio El Corte Inglés.

Sin embargo, no todos los activos inmobiliarios de El Corte Inglés valen lo que el último informe de tasación especificó en 2015. Sobre todo, los centros que fueron abiertos en pleno crash financiero entre 2006 y 2010 por Isidoro Alvarez, la mayoría de los cuales están a las afueras de las ciudades y son un nido de pérdidas constantes. Entre estos destacan los de Leganés (Arroyosur), Jaén, Oviedo, Elche, Guadalajara, Talavera, Albacete, Eibar, Cádiz, Castellón, Córdoba o Arroyomolinos. En total, 24 de los cerca de cien puntos de venta que tiene la compañía.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
19 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios