SIN DERECHO A APELAR

El juez español mantiene la suspensión cautelar de la fusión de Mediaset

Varias fuentes confirman que Mediaset ha vuelto a registrar a MFE en Holanda con los nuevos cambios de los estatutos para así aplazar la fecha límite para salvar la fusión

Foto: Sede de Mediaset España en Fuencarral. (Juan Naharro Gimenez - Mediaset)
Sede de Mediaset España en Fuencarral. (Juan Naharro Gimenez - Mediaset)

El juez español ha mantenido cautelarmente la suspensión a la fusión de la nueva Mediaset, según el auto del Juzgado de lo Mercantil número 2 al que ha tenido acceso este medio. La decisión de España se produce después de que la propia Mediaset solicitase el levantamiento de la suspensión cautelar de Media for Europe (MFE) en Madrid tras el levantamiento del bloqueo de la jueza italiana hace dos semanas, en el marco del proceso de impugnación iniciado hace meses por Vivendi.

Varias fuentes confirman que, además, Mediaset ya ha vuelto a registrar la sociedad en Holanda con los cambios de las juntas de accionistas del 10 de enero y 5 de febrero, con intención de ganar tiempo en el proceso judicial. Según fuentes con conocimiento de causa, en un principio Mediaset jugaba con la fecha del 18 de marzo como límite para resolver el proceso desencadenado por Vivendi — fecha a partir de la que se cumplían seis meses desde la publicación del anuncio en el país de la sociedad (en este caso, Países Bajos). Bajo este supuesto, caso la sociedad hubiese continuado suspendida para entonces, la fusión abría quedado anulada. Sin embargo, al volver a registrar MFE con los nuevos cambios, Mediaset pretende poner el contador a cero y ganar seis meses a partir de esta semana.

El auto del juez español también abre la puerta a que Mediaset haya aplazado la urgencia del proceso al volver a registrar la sociedad en Holanda: "Mediaset España ha indicado que, como consecuencia de los referidos acuerdos, MFE va a registrar nuevamente el proyecto de fusión modificado ante la Cámara de Comercio de Holanda y lo volverá a publicar", reza el documento al enumerar las novedades que se han producido en el caso. Tras detallar estas novedades, una de las valoraciones que hace respecto a la petición de Mediaset de retirar la suspensión cautelar es que la mediática de la familia Berlusconi lo requiere con "una urgencia que, según ha indicado la propia apelante, se ha desvanecido".

El juez español aplazó esta semana 'sine die' la vista para el fondo de la disputa (la anulación o aceptación de MFE), prevista inicialmente para mañana, por temas procesales. Vivendi abrió procesos legales en las tres geografías que competen a la fusión italo española de la mediática de los Berlusconi —Italia, España y Países Bajos— y, solo con que una de estas diese la razón a la firma presidida por Vincent Bolloré, bastaría para que la fusión quedase anulada.

La decisión de España llega después de que la justicia italiana rechazase los recursos de Vivendi, argumentando que los recursos de Vivendi habrían supuesto para el grupo de la familia Berlusconi "daños difíciles de cuantificar" en términos organizativos, pero también industriales y económicos. La jueza consideraba que la anulación habría impedido "un desarrollo dimensional considerado indispensable en el mercado de referencia" y habría tenido "consecuencias obvias también en términos de evaluación por parte de los mercados".

Sin embargo, el juez español mantiene las medidas cautelares al estimar que los cambios efectuados en los estatutos de las juntas del 10 de enero en Italia y el 5 de febrero en España "no tienen incidencia en la resolución del recurso de apelación que tiene que atender a los acuerdos impugnados con el contenido originario con el que se aprobaron y que han sido suspendidos", es decir, los de la junta del 4 de septiembre. "Cuestión distinta es la eficacia que pueda tener la resolución que dictemos si, como parece, la proyectada fusión ya no se va a ejecutar al amparo de los acuerdos aquí analizados o, al menos, ni los términos en que fueron aprobados en la junta celebrada el día 4 de septiembre de 2019, exigiéndose al tribunal un trabajo badío y, además, con una urgencia que, según ha indicado la propia apelante, se ha desvanecido", zanja el juez español.

"Naturalmente, si los nuevos acuerdos implican o no la sustitución de los anteriores y el alcance de esa eventual sustitución es una cuestión a decidir en primera instancia por el juzgado y solo de modo reflejo podría tener incidencia en la tutela cautelar, lo que tampoco ns corresponde decidir en primera instancia", explica el juez en el auto.

Después de que tanto España como Italia suspendiesen cautelarmente la fusión el año pasado, Mediaset y Vivendi entraron en un proceso de negociación para intentar resolver la situación fuera de los tribunales. Una de las propuestas que transcendieron entonces era que Vivendi vendiese una parte de su participación en Mediaset con una prima sobre el precio actual, pero por debajo del precio al que entró en la cotizada italiana en 2016. Sin embargo, el acuerdo no llegó a cuajar y, tras muchos aplazamientos en Milán, la jueza italiana rechazó finalmente en febrero los recursos de Vivendi, quedando todavía abiertos los procesos judiciales en España y Holanda, de donde se espera una respuesta el 26 de febrero.

Tras toda la mañana subiendo en bolsa, Mediaset viró a la baja tras la decisión del juez español, cerrando plana en Italia y con un alza del 0,75% en España.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios