MÁS CONCENTRACIÓN AZULEJERA

Pamesa (F. Roig) compra el 50% de Argenta y Cifre para sumarse al club de los 1.000M

La azulejera de Fernando Roig, que el año pasado facturó 704 millones, incorpora a las empresas de la familia Cifre, con la intención de acometer inversiones y acelerar su crecimiento

Foto: Fernando Roig, dueño de Pamesa y del Villarreal CF. (EFE)
Fernando Roig, dueño de Pamesa y del Villarreal CF. (EFE)

El sector azulejero del clúster de la provincia de Castellón sigue imparable su proceso de concentración de fabricantes. El Grupo Pamesa anunció este lunes un acuerdo para adquirir el 50% de las firmas Argenta Cerámica y Cifre Cerámica por una cantidad que no reveló. El pacto no contempla la compra en otras sociedades participadas por los socios de ambas empresas relacionadas con el sector cerámico, ni de ningún otro sector. La gestión de ambas compañías seguirá siendo realizada por los actuales responsables, vinculados a la familia Cifre, y los socios involucrados en esa gestión mantendrán el restante 50% del capital social de ambas empresas. "Este acuerdo va a permitir a todas las compañías obtener sinergias, economías de escala y ventajas competitivas que se traducirán en mejoras de productividad y resultados", señalaron las compañías implicadas en un comunicado conjunto.

La operación corporativa permitirá a Pamesa aglutinar un volumen de ventas cercano a los mil millones de euros, por encima del Grupo Porcelanosa (850 millones el año pasado) y cerca de la andaluza Cosentino, centrada más en superficies para construcción, pero ubicada en un segmento productivo similar. La compañía de Fernando Roig (hermano de Juan, presidente de Mercadona), cerró 2019 con 704 millones en ventas, mientras que Argenta y Cifre aportan un volumen de negocio agregado de 280 millones de euros. La intención es sumar esfuerzos para potenciar el crecimiento conjunto. "Con este acuerdo Argenta Cerámica y Cifre Cerámica pasan a tener como socio al principal productor cerámico europeo lo que les va a permitir acometer determinados proyectos en los próximos años que permitirán un crecimiento relevante de su actividad". No obstante, la entrada de Pamesa no implicará una consolidación de las dos adquisiciones en el balance por norma contable, ya que la participación no supera el 50% y tampoco se implicará en la gestión. Roig ha comprado el paquete de los socios que no estaban en la gestión empresarial, los Usó Prades, que ahora salen del accionariado.

Pamesa lleva varios ejercicios presentado cifras de crecimiento de dos dígitos, tanto en ingresos (15% en 2019) como en rentabilidades (16% de incremento de Ebitda hasta 104 millones). En material, las ventas superaron los 80 millones de metros cuadrados de producto (pavimentos y azulejos, principalmente) gracias a la recuperación de la actividad de la construcción y las ventas internacionales, base del negocio del clúster azulejero español. Pese al ruido de tambores de desaceleración, las perspectivas del sector son optimistas y las empresas están acometiendo importantes inversiones y adquisiciones.

"Las estimaciones del Grupo Pamesa para el ejercicio 2020 son seguir incrementando la cifra de ventas y el nivel de Ebitda. El volumen de inversión en inmovilizado material del grupo durante el ejercicio 2019 ha ascendido a 90 millones de euros, siendo el volumen acumulado de inversión desde el ejercicio 2014 de 343 millones de euros. Las principales inversiones del ejercicio 2019 han sido para el incremento de su capacidad productiva, para el incremento de capacidad logística e inversiones para mejora de la eficiencia energética. Es destacable la adquisición en junio de 2019 de la empresa Keramex, primera empresa del Grupo situada en Vila-real. Posteriormente a la compra se ha modernizado su maquinaria y se están acometiendo inversiones que van a permitir un incremento de capacidad productiva relevante", señalaba la empresa de Fernando Roig en su presentación de resultados.

Con esta adquisición las principales instalaciones productivas del conglomerado Pamesa se encuentran concentradas en Almassora, Onda, Castellón y Vila-real. Adicionalmente, ha adquirido terrenos en Castellón con una superficie de 150.000 de metros cuadrados para el almacenamiento y tratamiento de materias primas procedentes de importaciones. Además, inició en 2019 el proyecto de las diferentes plantas de fotovoltaicas bajo la modalidad de autoconsumo que tiene previstas y que se acabarán este 2020. Pamesa finalizó el ejercicio 2019 con una plantilla de 2.119 personas, 212 trabajadores más que un año antes.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios