VICTORIA PLC

Así ha salvado el azulejo español al proveedor de moquetas de la reina de Inglaterra

La británica Victoria PLC sustenta el 30% de sus ingresos y el 24% de su ebitda en las participadas Keraben y Saloni. El arancel de Trump a las ceramistas chinas impulsará las ventas españolas

Foto: Uno de los salones enmoquetados del Palacio de Buckingham.
Uno de los salones enmoquetados del Palacio de Buckingham.

Victoria PLC, histórico fabricante escocés de alfombras y moquetas conocido por ser proveedor de la monarquía británica, ha encontrado en el azulejo español la tabla de salvación al estancamiento de su negocio tradicional. La cotizada británica, cuyas acciones flotan en el Mercado Alternativo de la Bolsa de Londres, inició en noviembre de 2017 un proceso de diversificación de su actividad productiva con la compra al fondo Tensile Capital de Keraben, una de las más importantes ceramistas del clúster industrial instalado en Castellón, fundada por la familia Benavent, que también participó en la operación de venta. A esa absorción, valorada en más de 300 millones de euros, siguió menos de un año después la adquisición por 96,7 millones de Saloni, otra azulejera castellonense que estaba en manos de la familia Batalla y del grupo inversor Atitlan, dirigido por Aritza Rodero y Roberto Centeno, yerno del dueño de Mercadona, Juan Roig.

La fuerte inversión realizada en las compañías españolas, con los costes que ello acarrea, sigue sin convencer a los inversores. El valor de la acción de Victoria PLC se sitúa todavía un 40% por debajo de cuando comenzó el proceso de diversificación y salió de compras. La compañía tiene activos azulejeros también en Italia y fábricas de alfombras en Australia, además de las que explota en Reino Unido. Sin embargo, el análisis de las últimas cuentas que Victoria PLC entregó a las autoridades bursátiles británicas revela que la apuesta ceramista es ya un elemento clave del balance y de la cuenta de resultados, hasta el punto de que el grueso del resultado de explotación del último ejercicio tuvo su origen en la actividad de las azulejeras, muy por encima del tradicional negocio de las moquetas.

Las participadas españolas Keraben y Saloni aportan el 24% del ebitda a las cuentas de Victoria PLC, casi tanto como la actividad en Reino Unido

La aportación en ventas de Keraben y Saloni sumó 167,9 millones de libras (189,48 millones de euros), aproximadamente el 30% de los 574,4 millones de libras (647 millones en euros) de cifra de negocio que Victoria PLC declaró a 31 de marzo de 2019, cuando finaliza su ejercicio. El balance fue comunicado a las autoridades bursátiles en julio y en él la cotizada atribuye el grueso de su beneficio operativo (25,8 millones de libras) a la actividad azulejera, frente a los escasos 4,5 millones que aportó la industria de la alfombra. En término de ebitda, España aporta al fabricante británico el 24% del mismo, mientras que las unidades de producción del Reino Unido representan el 28%, apenas una diferencia de cuatro puntos.

Victoria fabricó la alfombra roja de la boda del príncipe Guillermo y Kate Middleton. (EFE)
Victoria fabricó la alfombra roja de la boda del príncipe Guillermo y Kate Middleton. (EFE)

Las cifras reflejan dos cosas. La primera es que todo indica que los británicos están desprendiéndose de su preferencia por las moquetas a la hora de vestir los suelos de sus casas y apuestan cada vez más por los cerámicos o de baldosa. Es algo que ha leído Victoria PLC (que puso la alfombra roja a la boda del príncipe William y Kate Middleton) con su apuesta decidida por las ceramistas de Castellón (en agosto de este año, cerró su tercera compra, Íbero). Aun así, la venta de suelos blandos ('soft flooring') creció con respecto al año anterior, con 280 millones de libras frente a los 265 millones de 2018. Pese a todo, Victoria cerró con pérdidas de 7,9 millones de libras, cuando un año antes obtuvo ocho millones de beneficios. Los costes de la expansión explican la menor rentabilidad a corto plazo, pero la compañía está convencida de que una vez sean imputados en las cuentas, mejorarán en próximos ejercicios.

La segunda consecuencia de la diversificación es que la enseña escocesa ha iniciado una senda de internacionalización de la que puede beneficiarse si Estados Unidos mantiene la presión comercial sobre China. El Gobierno federal americano que preside Donald Trump ha incluido los azulejos y baldosas entre los productos asiáticos que tendrán mayores barreras de entrada en el país. La Dirección Federal de Comercio ha gravado la importación de este tipo de productos de China con un arancel del 103% ante la sospecha de que las industrias de este país están recibiendo ayuda directa de Beijing. Se trata de una noticia recibida con júbilo por la patronal española del sector, Ascer, porque puede impulsar notablemente las exportaciones a un mercado que ya es el segundo cliente de un sector muy enfocado hacia el exterior. El hecho de que el accionista de las marcas de Keraben, Saloni o Íbero sea británico es un incentivo para mejorar todavía más la presencia en Estados Unidos, cuya Administración está trabajando en mejorar su relación con Reino Unido para empujarlo hacia el precipicio del Brexit.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios