Santander asume un 'profit warning' en la compra de Banco Popular
  1. Empresas
RETRASA LA FECHA EN QUE APORTARÁ AL BPA

Santander asume un 'profit warning' en la compra de Banco Popular

Santander anunció en la compra de Popular que aportaría al beneficio por acción desde 2019, aunque finalmente no será hasta "2020 o 2021" por los tipos de interés

placeholder Foto: Ana Botín y José Antonio Álvarez, presidenta y CEO de Santander. (EFE)
Ana Botín y José Antonio Álvarez, presidenta y CEO de Santander. (EFE)

Santander asume por primera vez un fallo de cálculo en la compra de Banco Popular. Así lo reconoció este miércoles su presidenta, Ana Botín, en la presentación de resultados de 2019. Cuando compró por un euro su competidor, Santander esperaba que subieran los tipos, y han hecho lo contrario. El objetivo era que esta operación aportara un salto al beneficio por acción desde el año pasado, algo que todavía no es seguro que se vaya a producir este año.

"Desde que compramos el Popular en 2017, hay una cosa en que nos equivocamos. Es el ciclo. Lo pensábamos no solo nosotros, todo el mercado", señaló Botín. Así, cuando hicieron sus previsiones, calculaban que el euríbor subiría al 0,5%, frente al -0,27% en que está actualmente. "Aunque no damos estos datos, esto va a tener un impacto enorme. Se va a retrasar un poco la aportación [al beneficio por acción] hasta 2020 o 2021, pero va a estar ahí".

Todas las entidades españolas que lanzaron planes estratégicos en aquella época han tenido los mismos errores de cálculo por el euríbor, como CaixaBank, Bankia y Sabadell.

Foto: Ana Botín. (EFE)

La primera entidad española ya asumió en 2018 que la adquisición del Popular podría no darle "los resultados y beneficios esperados y exponer el grupo a riesgos no previstos", según un folleto enviado a la CNMV.

Cuando Santander compró Popular en 2017, justificó la operación para consolidarse como primer banco en España, crecer en pymes y aprovechar el "momento atractivo de ciclo". Pidió para ello 7.000 millones a sus accionistas en una ampliación en la que se prometió un retorno sobre la inversión de entre el 13% y el 14% en el tercer año.

Previsiones fallidas

Sin embargo, la entidad reconoce que sus expectativas no se han materializado porque el impacto sobre el beneficio por acción ha sido negativo o neutro en 2019, y no tiene claro que sea positivo en 2020. Sin embargo, en aquel plan estratégico, prometió un impacto del 2% del beneficio por acción en 2019 y del 3% en 2020. El beneficio por acción (BPA) del año pasado fue de 0,362 euros, un 10% menos que los 0,404 euros de 2017.

Santander esperaba un incremento del retorno tangible (RoTE) hasta el 13% en España y el 20% en Portugal en 2020. Por ahora, en 2019, se ha situado en el 10,5% y en el 12,8% respectivamente. La clave de la mejora pasaba por dos frentes, aprovechar las sinergias de la fusión y una normalización de tipos que elevara la rentabilidad de la cartera crediticia del Popular. En el primer caso, proyectó un ahorro de costes de 500 millones, el 10% de la base combinada de 2017. En su último plan estratégico, elevó esta previsión hasta los 750 millones.

placeholder Previsiones del euríbor cuando Santander compró Popular. (Santander)
Previsiones del euríbor cuando Santander compró Popular. (Santander)

Una de las acciones que Santander tomó con Popular poco después de comprarlo fue vender rápidamente casi todo el ladrillo de la entidad adquirida, valorado en 30.000 millones, a Blackstone. Sin embargo, ha seguido aflorando morosidad en su filial —ya integrada—, como reconoció el consejero delegado, José Antonio Álvarez, en octubre. Junto a ello, el banco sigue sin ofrecer cifras de cómo van las demandas de antiguos accionistas y bonistas del Popular, en las que se juega parte del éxito de la adquisición.

En la presentación de esta operación, Santander previó un beneficio neto del Popular aplicando sinergias —ahorros de costes— de 570 millones en 2018, 825 millones en 2019 y 950 millones en 2020, con los que generar un retorno de entre el 13% y el 14% sobre los 7.000 millones invertidos. El grupo cántabro no publica los resultados por separado de Banco Popular con la unificación de marcas y negocios.

placeholder Logo del Banco Popular. (EFE)
Logo del Banco Popular. (EFE)

Las cifras del grupo en España en 2019 reflejaron un beneficio de 1.585 millones de euros, un 2% más que un año antes. Esto representa un 15% del resultado del grupo a nivel global, lo que la convierte en la segunda geografía por beneficio. Al igual que casi todo el sector, los resultados de esta filial de Santander siguen sufriendo presión en los márgenes —cayeron un 2%— y en los ingresos por comisiones —que bajaron un 5%—.

Botín señaló ante los inversores que en España pueden esperar en 2020 "beneficios de mayor calidad, gestión del crecimiento y volúmenes y márgenes estables, pero menos ingresos financieros". La entidad también se descarta ante un potencial proceso de consolidación, salvo que el BCE "cambie las normas".

Noticias del Banco Santander Noticias del Banco Popular Ana Patricia Botín Banca
El redactor recomienda