EL BENEFICIO SE REDUJO UN 17%

Botín planta cara al Gobierno: "La banca no es quien merece un impuesto específico"

La banquera aprovechó su comparecencia para defender que el sector financiero ya paga muchos impuestos, al contrario que otras industrias que usan sus estructuras

Foto: Ana Botín. (EFE)
Ana Botín. (EFE)

La presidenta de Banco Santander, Ana Botín, ha aprovechado la comparecencia ante periodistas para defender una fiscalidad que no penalice a la banca. La ejecutiva, que compareció una hora —dejando las cuestiones de Orcel sin responder—, aseguró que la tasa fiscal efectiva de la entidad es del 35%, contando tanto impuestos como cotizaciones sociales.

En este sentido, criticó la posibilidad de que haya doble tributación, no pagar sobre pérdidas y un "modelo donde se pagan impuestos y se genera valor" por parte de las empresas. "Es lo que hacemos muchas empresas, pero otras no", sentenció, mientras que sobre la posibilidad de implementar impuestos específicos a la banca, dijo: "No creemos que seamos uno de los que se lo merecen". Aunque sin mencionar nombres propios, los tiros han ido hacia otros sectores. Botín siempre ha criticado que la regulación penaliza a los bancos frente a estas corporaciones —se suele referir a las tecnológicas—, y ahora también ha puesto el foco en la fiscalidad. "Si hay que subir impuestos, que sea para todos y de forma justa", agregó.

Ana Botín, sobre el nuevo Gobierno de PSOE y Unidas Podemos, recordó la necesidad de tener unas cuentas públicas saneadas. "Partimos de una base muy buena, tenemos una economía mucho más sólida y equilibrada, con creación de empleo por séptimo año consecutivo", apostilló, añadiendo que apoyará al nuevo Gobierno para generar "crecimiento inclusivo".

Botín ha rechazado hablar de la disputa legal con Andrea Orcel, el consejero delegado que fichó el banco pero que rechazó su incorporación. "Está en manos de abogados y no puedo hablar de ellos", dijo varias veces. El ejecutivo italiano pide más de 100 millones al banco en una demanda en la que incluyó trascripciones de conversaciones telefónicas y mensajes intercambiados entre la propia presidenta del Santander y el exejecutivo de UBS.

Respecto al Brexit, la presidenta de Santander ha reconocido que todavía hay muchas incertidumbres en el horizonte —"todavía no sabemos las condiciones de la salida de Reino Unido de la UE"—, pero se ha mostrado tranquila respecto al posible impacto para su filial británica: "Nos hemos preparado, da igual cuáles sean las condiciones de salida". La entidad asumió un golpe del fondo de comercio de casi 1.500 millones de euros el año pasado, algo que explica en gran parte la caída del resultado del grupo.

La presidenta del grupo cántabro compareció en rueda de prensa después de los resultados anuales, en los que Banco Santander obtuvo un beneficio de 6.515 millones de euros. La cifra se redujo un 17% respecto al ejercicio anterior, principalmente por el deterioro contable del negocio en Reino Unido, con un ajuste de 1.500 millones de euros. Por el contrario, en el cuarto trimestre, hubo plusvalías de 693 millones tras el acuerdo con Crédit Agricole para traspasar el negocio de custodia y depositaría a una ‘joint venture’ (Caceis) en la que controla el 30%. Esto elevó el beneficio del cuarto trimestre a una cifra récord de 2.783 millones, más de 200 millones por encima de lo previsto por el consenso de analistas. La acción cotiza con subidas del 4%.

El banco mantuvo el dividendo de 23 céntimos por acción, con un ‘pay out’ (porcentaje que se destina a beneficios) del 48%, dentro de la horquilla prevista entre el 40% y el 50%. El beneficio por acción, sin embargo, se redujo un 19%, hasta los 0,362 euros, en contra del objetivo del banco, que es el crecimiento a un dígito pero cerca del doble dígito.

Por su parte, la ratio de capital de máxima calidad (‘fully loaded’) se situó en el 11,65%, tras generar 35 puntos básicos respecto al año anterior. El plan estratégico actual aspira a llegar al 12% a medio plazo —objetivo no vinculante de los supervisores—, algo que ocurrirá “antes de lo previsto”, según Botín. El retorno sobre fondos propios alcanzó el 9,1% en el cuatro trimestre, periodo inflado con las plusvalías por el acuerdo con Crédit Agricole, pero en el conjunto del año fue del 6,62%.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
16 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios