CONFIRMA LOS TRABAJOS DE VILLAREJO

El testigo clave del caso Iberdrola ratifica ante el juez el informe que implica a Galán

José Antonio del Olmo, el autor del documento que describe la presunta trama de facturas falsas de la eléctrica para comprar a políticos, confirma la veracidad de la información publicada

Foto: Foto: Reuters.
Foto: Reuters.
Adelantado en

El caso de Iberdrola y el comisario José Manuel Villarejo ha entrado en una nueva fase después de que José Antonio del Olmo, exdirectivo de la eléctrica, ratificase este martes ante el juez de la Audiencia Nacional que instruye el caso la veracidad del informe que implica al presidente de la eléctrica, Ignacio Sánchez Galán. Del Olmo confirmó ante el magistrado Manuel García Castellón la presunta trama diseñada por el grupo energético para pagar espionajes al policía, mediante "facturas anómalas" emitidas por la dirección de Seguridad de la compañía por "trabajos de vigilancia especiales".

Según han confirmado a El Confidencial fuentes próximas a la causa, Del Olmo se presentó este martes a las 16:00 en el Juzgado Central de Instrucción Número 6 en calidad de testigo para dar su versión sobre el informe publicado los días 2 y 3 de diciembre por El Confidencial. En dicho documento, el exdirectivo aseguró que Iberdrola había recurrido a Villarejo para espiar y comprar a políticos con la supuesta intención de desbloquear la construcción de una central de ciclo combinado en Arcos de la Frontera (Cádiz). La planta, valorada en 900 millones de euros, había chocado con la oposición de varios partidos del municipio. El comisario bautizó el encargo con el nombre de Proyecto Arrow.

351.000 euros con facturas falsas

Decenas de grabaciones realizadas por el propio policía acreditaban la existencia de esa operación encubierta, pero el informe redactado por Del Olmo desveló cómo había abonado exactamente la compañía ese trabajo secreto y qué otros altos cargos de la multinacional con sede en Bilbao estuvieron al tanto de los espionajes. En concreto, el informe señalaba a Sánchez Galán, al entonces director general de Generación y actual número dos de la corporación, Francisco Martínez Córcoles, y al responsable de Servicios Generales en esa época y actual consejero de El Corte Inglés Fernando Becker.

Del Olmo confirmó este martes que efectivamente fue el autor de ese documento clave y ratificó la autenticidad de la información que contiene. Ante el juez y los representantes del Ministerio Fiscal y con la condición de testigo, que impide mentir incluso en defensa propia, este exdirectivo de Iberdrola precisó que su antigua empresa utilizó ocho facturas presuntamente falsas giradas por la firma Castellana de Seguridad, por importe de 351.000 euros, para hacer llegar este dinero al comisario como pago por el Proyecto Arrow. Además, aclaró que confeccionó este informe para dejar constancia de los hechos por escrito ante sus superiores, que eran los que finalmente tenían que autorizar esos pagos a Villarejo efectuados entre el 31 de mayo y el 30 de septiembre de 2004.

Iberdrola amenaza con querellas

La declaración de Del Olmo, que ha aportado información adicional al juez, se produjo después de que Iberdrola le pusiera el lunes por la tarde una querella criminal por un delito de falsedad porque no reconoce la autenticidad del documento. La energética argumenta que no lo ha localizado en sus archivos, pese a haber realizado una investigación interna. Además, en un comunicado oficial, la segunda empresa más grande del Ibex aseguró que su antiguo responsable de contabilidad "no había colaborado en ningún momento en el esclarecimiento de los hechos, a pesar de haber sido requerido en varias ocasiones para ello".

Como publicó este medio y admitió Iberdrola, la compañía se había dirigido a él en varias ocasiones para que negase su veracidad. Sin embargo, Del Olmo rechazó el ofrecimiento, realizado en persona a través del director general de Administración, Juan Carlos Rebollo, y del que fuera número dos del grupo José Luis San Pedro. Al contrario, Del Olmo transmitió a la sociedad que los papeles eran ciertos y que solo declararía ante un juez, como así ocurrió finalmente este martes por la tarde.

En su comunicado del lunes, además de anunciar la querella, Iberdrola advirtió a su antiguo empleado de que, en caso de presentarse ante García Castellón, ejercería "todas aquellas acciones legales que de dicha declaración se desprendan en orden a salvaguardar su reputación y buen nombre".

El juez echa al abogado de Asenjo

Horas antes, Antonio Asenjo, el que fuera jefe de Seguridad y la persona que mantenía la relación con Villarejo, según se demuestra en los audios publicados por El Confidencial, había pedido al juez que anulase la declaración de Del Olmo a través de un escrito en el que acusó a los fiscales y al propio García Castellón de prevaricar al perseguir una "verdad procesal" frente a una "verdad material", que es "la que se corresponde con la realidad de los hechos".

Según fuentes próximas al procedimiento, estas maniobras de Iberdrola y Asenjo provocaron un profundo malestar en la Fiscalía y en el titular del Juzgado Central número 6. Esa percepción se agravó porque, según han detallado distintas fuentes, el abogado del ya exjefe de Seguridad, Manuel Santaella, se presentó en la Audiencia Nacional con la intención de asistir a la declaración de Del Olmo. El instructor del caso le ordenó que se marchara por tratarse de una pieza secreta en la que no puede estar presente ninguna parte. Solo el juez, los fiscales y el testigo.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios