VW carece de un sucesor claro

Seat: la última Navidad catalana de Luca de Meo mientras negocia fichar por Renault

Fuentes del sector de la automoción creen que la misma se formalizará a principios de enero del próximo año. La clave para este directivo formado en Fiat es negociar los detalles

Foto: El CEO de Seat, Luca de Meo, en uno de los modelos de la firma. (EFE)
El CEO de Seat, Luca de Meo, en uno de los modelos de la firma. (EFE)
Adelantado en

Esta puede ser la última Navidad del presidente de Seat, Luca de Meo, en Barcelona. Su equipo de abogados se encuentra en este momento negociando los detalles de su incorporación como nuevo director general mundial de Renault, según apuntan fuentes del sector conocedoras de las negociaciones. Dirigir Renault es un auténtico reto. Uno, por los problemas con su aliado japonés Nissan; y otro, porque el gigante galo no vive sus mejores momentos y necesita una renovación total de productos, procesos y redes de venta.

Luca de Meo le ha dado la vuelta a Seat y ahora el Estado francés, primer accionista de Renault con el 15% del capital, espera que haga lo mismo con la multinacional francesa. Luca de Meo es italiano pero habla francés, pues creció en el norte de África, donde su padre ya había trabajado en fábricas de coches.

Sin embargo, el diablo está en los detalles. Y por eso los abogados de Luca de Meo se están asegurando de que las condiciones con las que llega a Renault le otorgan plenos poderes.

Hay precedentes de otro presidente de Seat que dejó la filial de Volkswagen (VW) y que fichó por la multinacional gala. Y su trayectoria no parece un buen presagio. En 1999 el entonces presidente de Seat, Pierre Alain de Smedt, sucedía nada más y nada menos que a Carlos Ghosn como número dos de Renault. Fue hace 20 años y no le fue muy bien. Cinco años después, en 2004, De Smedt, que parecía francés, pero en realidad era belga, salía del comité de dirección de Renault después de haber pasado sin pena de gloria. Tras la experiencia, Renault volvió a la tradición: presidentes no solo franceses sino parisinos. Hasta que ha llegado la figura de Luca De Meo que no quiere que le pase lo mismo que a De Smedt. Si va a Renault, aspira a mandar. Y en esencia, esos son los flecos que están pendientes.

Portavoces de Seat han optado por no hacer declaraciones sobre una posible marcha de Luca de Meo, pero otras fuentes del sector de la automoción creen que la misma se formalizará a principios de enero del próximo año.

Sin repuesto

Luca de Meo ha sido una voz que se ha hecho escuchar en Wolfsburgo, la sede central de VW. Allí no saben cómo sustituir al hombre que en cuatro años ha devuelto a Seat a los beneficios, que ha llenado la cartera de productos con una gran variedad de modelos y que ha apostado por SUV —todocaminos de uso urbano— para aumentar las ventas. Algunas apuestas personales como lanzar Cupra como una marca propia le han salido redondas. Su era ha tenido grandes éxitos como el Arona o el nuevo León, que han tomado un gran peso en las ventas, las cuales, por primera vez, no dependen del utilitario Ibiza.

Luca de Meo. (EFE)
Luca de Meo. (EFE)

Además, Luca de Meo también se había convertido en una referencia entre los directivos catalanes. No se puso nervioso en 2017. Seat nunca se llevó la sede de Cataluña por la crisis política, aunque factura más de 10.200 millones anuales. Su figura es valorada más allá del sector de la automoción y Seat, como el resto de marcas, ha hecho una gran convergencia hacia las telecomunicaciones y las nuevas tecnologías.

Nissan se opone

Uno de los problemas puede ser la oposición de Nissan. Renault, Nissan y Mitsubishi mantienen una alianza mundial y se prevé que en dos años Luca de Meo sería el máximo responsable de ese conglomerado. Algo a lo que se opone Nissan, que quieren que esta vez el máximo responsable venga de su compañía.

También se está pendiente del visto bueno de Emmanuel Macron. Renault, en su condición de empresa semipública, no cambiará de director general sin el plácet del Elíseo. Visto así puede parecer un fichaje muy complicado, pero hoy por hoy De Meo se encuentra más cerca de París que de Barcelona.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios