operación chamartín

Retraso a la vista: Ayuso pone pegas al reparto de cargas en Operación Chamartín

La Comunidad de Madrid pide aclaraciones al ayuntamiento en varios aspectos, de los que el más espinoso es la contribución de cada institución, y se arriesga retrasar el calendario previsto

Foto: Maqueta de la Operación Chamartín. (EFE)
Maqueta de la Operación Chamartín. (EFE)
Adelantado en

Nuevo obstáculo en Operación Chamartín. Cuando parecía todo encarrilado para aprobar el desarrollo antes de terminar el año, una nueva amenaza se cierne sobre el proyecto, hasta el punto de que parece prácticamente imposible que vaya a poderse cumplir el calendario previsto.

La Comunidad de Madrid está poniendo pegas al ajuste final del proyecto, según afirman fuentes consultadas por El Confidencial, que dan por hecho que este nuevo obstáculo retrasará hasta el próximo año la aprobación.

En concreto, la contribución que corresponde realizar a cada Administración es lo que está siendo mirado con lupa por el Ejecutivo de Isabel Díaz Ayuso, que no parece conforme con los números que corresponden a la comunidad.

Desde el ayuntamiento, han reconocido que mantienen reuniones con el Gobierno regional por Operación Chamartín todas las semanas, y que les han pedido aclaraciones por diversas razonas, entre ellas, la relativa al reparto de las cargas.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, junto al alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida. (EFE)
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, junto al alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida. (EFE)

Aunque en el Palacio de Cibeles este desarrollo ya ha recibido todas las bendiciones, para que realmente pueda empezar a rodar, se requiere la ratificación de la Comunidad de Madrid, que tiene potestad para devolver el expediente el ayuntamiento si cree que hay algún aspecto que se deba subsanar.

Aunque, 'a priori', la buena sintonía que existe entre el Ejecutivo de Díaz Ayuso y el de su compañero de partido y alcalde de la capital, José Luis Martínez-Almeida (ambos gobiernan en coalición con Ciudadanos) no permite aventurar que la aprobación esté en riesgo, lo avanzado del calendario, con apenas dos semanas hábiles, sí hace pensar que esta se vaya al próximo ejercicio.

Cifuentes se retiró

Aunque los actuales equipos de la comunidad y del Ayuntamiento de Madrid coinciden en haber heredado un proyecto que se desarrolló bajo el mandato de otros ejecutivos, entre ambos existe una enorme diferencia: el anterior Gobierno regional no quiso participar en las conversaciones, mientras que la anterior alcaldesa, Manuela Carmena, las lideró.

Cuando, a mediados de 2017, el consistorio, Adif (empresa pública que gestiona todas las infraestructuras ferroviarias) y Distrito Castellana Norte (DCN), la promotora privada, llegaron a un principio de acuerdo para desbloquear Operación Chamartín, la entonces presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, optó por mantenerse al margen de las conversaciones.

Consciente de la importancia que este desarrollo tiene para la región, Cifuentes aseguró que no se opondría al acuerdo, y que no sería un obstáculo para él, pero sí que puso una serie de condiciones, como que fuera DCN (cuyos accionistas actuales son BBVA, Merlin y Grupo San José) quien financiara la construcción de las nuevas estaciones de metro y el posible traslado del depósito y las canalizaciones del Canal de Isabel II.

Toda esta letra pequeña es la que está ahora mirando con lupa el equipo de Díaz Ayuso, que ha heredado el proyecto y juega con la desventaja de que la anterior Administración decidió voluntariamente no protagonizar los acuerdos. Terreno abonado para que vuelvan a aparecer obstáculos en la recta final de la operación.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
14 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios