se compromete a aprobarlo si gana

Carmena congela Operación Chamartín: aplaza la aprobación hasta pasar elecciones

Ha vuelto a ocurrir: en el último minuto, el Ayuntamiento ha decidido no aprobar Operación Chamartín. En esta ocasión, porque se necesita tiempo para incluir los requisitos impuestos por la Comunidad

Foto: Manuela Carmena junto a la maqueta de la Operación Chamartín
Manuela Carmena junto a la maqueta de la Operación Chamartín

Ha vuelto a ocurrir. En el último minuto de la legislatura, el Ayuntamiento de Madrid ha decidido aplazar la aprobación de Operación Chamartín. Así se lo acaba de comunicar la alcaldesa de la capital, Manuela Carmena, al resto de grupo municipales, durante la reunión de portavoces que han manteniedo esta mañana.

Este encuentro se había convocado para analizar el expediente que la Comunidad de Madrid remitió ayer lunes al consistorio, con la Declaración Ambiental Estratégica (DAE) y cuatro nuevos informes que se han emitido a solicitud del gobierno regional (Vías Pecuarias, Consorcio Regional de Transportes, Dirección General de Carreteras e Infraestructuras de la CM y Canal de Isabel II).

El equipo de Carmena ha responsabilizado precisamente a estos nuevos informes, y a las exigencias que ha requerido la comunidad en su DAE, de la necesidad de tomarse unas semanas para aprobar Chamartín, operación rebautizada como Madrid Nuevo Norte.

Según han señalado desde el equipo de gobierno, "es necesario redactar textos y planos complementarios e introducir aclaraciones que, sin suponer alteraciones sustanciales del expediente, afectan puntualmente al conjunto de la extensa documentación que constituye la Modificación del Plan General".

Aunque desde el consistorio se insiste en que estos trabajos no son "relevantes sobre la propuesta de ordenación y sistema de gestión de la solución urbanística", sí que exige nueva documentación que "debe ser redactada antes de proponer la elevación del expediente para su aprobación provisional por el Pleno del Ayuntamiento de Madrid".

A pesar del jarro de agua fría que supone para la alcaldesa esta decisión, Carmena ha reiterado su apoyo a este desarrollo urbanístico y se ha comprometido a incluirlo en el orden del día del próximo pleno municipal ordinario.

No obstante, este deseo está a expensas del resultado electoral del próximo domingo, unos comicios que, según las encuestas, van a estar muy ajustados entre el bloque de derechas y el de izquierdas.

Y aquí vuelven a saltar las alarmas para los promotores de la operación, ya que desde hace un cuarto de siglo, gobiernos de todo signo han apoyado la idea de cerrar la brecha que romper a Madrid por el norte con un gran desarrollo urbanístico, pero cada uno ha diseñado el suyo propio, sin que ninguno terminara de aprobarlo nunca.

El juego de los políticos

Este histórico hace temer que el Ejecutivo que resulte de las próximas elecciones también caerá en la tentación de hacer su propio proyecto o, al menos, introducir su impronta, lo que volvería a dilatar todo el proceso.

A la reunión de esta mañana, no ha acudido el PP, mientras que el PSOE se ha negado a que Carmena acelerara todos los trabajos que se requieren ahora para adaptar el expediente a las exigencias de la comunidad. Además, parte de los ediles de Ahora Madrid están en contra de Madrid Nuevo Norte.

Con todo este mar de fondo, ahora, el gran interrogante que se abre para los madrileños es si el próximo Ejecutivo respaldará llevar adelante este proyecto o, por el contrario, seguirá siendo la eterna promesa en manos de intereses políticos.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
18 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios