CASO BANCO POPULAR

Consejeros del Popular reconocen que la ampliación fue "precipitada" y se quedó corta

Calderón y Estévez critican el escaso plazo con el que se les avisó de que se iba a hacer la ampliación de capital. El juez cuestiona que no se aprobara la sucesión de Ron en consejo

Foto: La consejera del Banco Popular Reyes Calderón.
La consejera del Banco Popular Reyes Calderón.
Adelantado en

La guerra de Banco Popular se recrudece en los tribunales. Este martes, continuaron desfilando por la Audiencia Nacional antiguos consejeros imputados en el caso, que lanzaron nuevos dardos contra compañeros del banquillo. El turno fue de los independientes Reyes Calderón y José Ramón Estévez, y del representante de la Sindicatura, Miguel Ángel Solís.

Los dos primeros fueron críticos con cómo se hizo la ampliación de capital de 2016, por la que se abrió la investigación en la Audiencia, y se lavaron las manos al señalar que no votaron al no haber pasado todavía el examen del BCE (conocido como 'fit and proper'). Por su parte, Solís repitió en un gran número de ocasiones no recordar los extremos que se le preguntaban, por lo que incluso fue recriminado por el juez.

Las críticas de Calderón y Estévez estuvieron en línea con las de la semana pasada del exvicepresidente José María Arias, quien dijo que le dieron los detalles de la ampliación "35 minutos" antes de una comisión delegada. "Hubo muchos consejeros para quienes la toma de decisión de la ampliación de capital fue precipitada, habían tenido poco tiempo para tomar la decisión. Casi todos los dominicales estaban en esa situación. Criticaban que la cuantía era escasa", señaló Estévez.

Por su parte, Calderón explicó que la primera noticia que tuvo de la ampliación de capital fue cuatro días antes de que se aprobara en consejo, aunque ella no tenía por qué saberlo al no ser todavía consejera oficialmente.

La 'novela' de Calderón

También reveló que se preocupó a final de año cuando siguieron aumentando los activos problemáticos (NPA), cuando ella creía que debería haber sido al revés, al estar mejor provisionados tras la ampliación: "No tenía lógica, porque si se había mejorado la cobertura, deberían bajar los NPA". En esta línea, Calderón cuestionó que había alertas que no saltaban con el anterior director de Riesgos, José María Sagardoy, y comenzaron a hacerlo con Carmen Rivera.

La exconsejera del Popular tuvo que responder a reiteradas preguntas del juez José Luis Calama sobre cómo fue el proceso de sucesión de Ángel Ron en la segunda parte de 2016, que lideró Calderón. Las cuestiones apuntan a que el magistrado ve irregular que el consejo no aprobara que se iniciara un proceso de búsqueda de un nuevo presidente, que acabaría siendo Emilio Saracho.

La consejera se justificó señalando que como consejera coordinadora tenía que hacer de contrapeso del presidente representando a los no ejecutivos; que fueron ellos los que le dieron el mandato de buscar nuevo presidente, y que Ron y el resto de consejeros estuvieron siempre informados.

Así, mencionó una comida con Vicente Tardío, Helena Revoredo, François Martín, Jaime Ruiz, Arias y Estévez en la que le expusieron que la salida del CEO, Francisco Gómez, no era suficiente para calmar al mercado. Entre los seis representaban un 12% del capital. Ella, según su declaración, les pidió una carta oficial reflejando lo que querían y se puso manos a la obra.

Calderón mencionó también una comida extraoficial de todo el consejo en noviembre de 2016 en la que se trató la sucesión y una reunión de la Comisión de Nombramientos a la que acudieron el resto de consejeros.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios