CASO BANCO POPULAR

El ex número dos de Popular: "Me dieron 35 minutos para estudiar la ampliación"

El exvicepresidente de Popular dice ante el juez que las presuntas operaciones irregulares del banco en Luxemburgo -Thesan Capital- le produjeron "enorme indignación"

Foto: José María Arias, exvicepresidente de Popular. (EFE)
José María Arias, exvicepresidente de Popular. (EFE)
Adelantado en

El consejero díscolo de Banco Popular echa más leña a la investigación judicial. José María Arias, expresidente de Pastor y exvicepresidente del banco investigado, declaró este martes ante el juez José Luis Calama y el fiscal Antonio Romeral, dejando varios mensajes importantes para el caso.

El ex número dos era un imputado esperado por el tribunal por su papel en la ampliación de capital de 2016, en la que fue el único consejero que no votó a favor, se abstuvo. Arias explicó ante el juez que lo hizo "porque iba contra el interés de los accionistas". El expresidente de Pastor defendió en su lugar una fusión. Aun así, esta opción no llegó a estar sobre la mesa por la negativa de la entonces presidenta del Mecanismo Único de Supervisión (MUS), Danièle Nouy, según su declaración.

El imputado, defendido por el bufete Oliva-Ayala, se quejó también de que la información de la ampliación le llegó tarde. "El 24 de mayo hubo una comisión delegada. Recibí 35 minutos antes de la reunión el orden del día con la operación de ampliación, 108 páginas".

Uno de los aspectos polémicos de esta ampliación, de 2.500 millones, es que los consejeros contrarios a Ángel Ron -entre los que estaba Arias, junto a Antonio Del Valle y Reyes Calderón-, criticaron que el banco eligió la cifra límite que le permitía reforzarse sin convocar una junta extraordinaria, que podría haber sido conflictiva.

Funciones de Ron

Arias también criticó que Ron no diera un paso atrás tras la ampliación de capital. Un mes después, en julio, le plantearon que hubiera cambios en la cúpula, con la salida del consejero delegado, Francisco Gómez, y que el número uno cediera sus funciones ejecutivas. Según el expresidente de Pastor, Ron se negó. "Muchos consejeros dominicales se sintieron defraudados por el hecho de que Ron no dejara sus funciones ejecutivas", expuso ante el juez. Fue a raíz de ese momento cuando, según Arias, se inició el proceso de sucesión que culminó con la llegada de Emilio Saracho.

El exvicepresidente también se detuvo en la última reunión del consejo de Popular antes de la resolución, el 6 de junio de 2017. Según Arias, "Saracho hizo una descripción terrorífica sobre la situación del banco. Dijo que la caída de depósitos era masiva. 22% en dos meses. A partir de la próxima mañana no podrían devolver los depósitos, lo había comunicado a los reguladores. Había consejeros que no querían firmar. Decían que era increíble que dejaran caer un banco que era solvente por un problema de liquidez. Saracho dijo lo que le habían dicho: queremos la carta firmada en 30 minutos o si no ateneos a las consecuencias".

El grueso de la declaración de Arias defendió como el resto de consejeros las cuentas del banco, alegando que las críticas vertidas por el BCE parten de interpretaciones "subjetivas".

Aun así, criticó con dureza las presuntas irregularidades del banco con sociedades en Luxemburgo -Thesan Capital-, con las que se habría tapado un agujero millonario. "Me enteré de ese asunto por los medios de comunicación cuando había abandonado el banco. Me causó enorme indignación".

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios