CASO BANCO POPULAR

Ron culpa a Del Valle, Saracho y Calderón de la quiebra del Popular

El expresidente del Popular saca su artillería, apuntando de un posible delito de administración desleal a otros tres imputados de la causa: Del Valle, Saracho y Calderón

Foto: Angel Ron, con corbata roja, a su llegada a la Audiencia Nacional para declarar. (EFE)
Angel Ron, con corbata roja, a su llegada a la Audiencia Nacional para declarar. (EFE)

El expresidente del Banco Popular, Ángel Ron, despliega su artillería en la Audiencia Nacional. El banquero gallego ha cargado contra los exconsejeros Antonio Del Valle y Reyes Calderón, y contra su sucesor, Emilio Saracho, por provocar la caída de Banco Popular. Lo ha hecho con duras acusaciones durante su primer día de declaración como imputado, en el que ha respondido al juez José Luis Calama. Según fuentes jurídicas consultadas por este medio, las palabras de Ron podrían acarrear un delito de administración desleal de los otros tres investigados.

Durante las cinco horas de declaración, el expresidente del Popular ha explicado un relato de lo que pasó con Popular similar al que contó en el Congreso de los Diputados. En él, ha dibujado a un accionista-consejero Del Valle que intentó tomar el control del banco en la ampliación de 2016 -poniendo 1.500 millones sobre la mesa-, presionado por sus socios mexicanos, y que al no lograrlo trazó un plan para derribarle. Le habría amenazado entonces con presionarle a través de los medios y los mercados para lograr su fin.

Según la declaración de Ron, este plan se cobró primero la cabeza de su consejero delegado, Francisco Gómez, durante el verano de 2016. El expresidente del Popular sostiene que Del Valle contó en todo momento con la ayuda de la consejera Calderón.

El imputado ha criticado a la consejera independiente por poner en marcha el fichaje de Saracho sin la autorización de la Comisión de Nombramientos, contratando para ello a la firma de cazatalentos Spencer Stuart.

La versión de Ron explica que la presión se hizo enorme durante los últimos meses de 2016, hasta que decidió dejar su cargo para no llevarse por delante al banco. Su opinión de Saracho es distinta, al que acusa de llegar con la única intención de venderlo a bajo precio. Motivo por el cual ni siquiera intentó preparar un plan estratégico ni gestionar la entidad.

Bonus "obsceno"

Según el banquero gallego, Saracho se fue de JPMorgan con un "bonus obsceno". Este banco de inversión fue el posteriormente contratado para la venta en funcionamiento del banco, que no pudo cerrarse por la ausencia de ofertas que valorasen al banco en positivo.

Para Ron, la clave estuvo en el "hecho irrelevante" de abril en el que se reexpresió las cuentas del banco, coincidiendo con la filtración de la salida del CEO Pedro Larena. Ese día, ha precisado el expresidente, Popular "perdió 500 millones en bolsa".

El juez Calama ha preguntado también a Ron sobre las tasaciones inmobiliarias del banco, definidas como irregulares por el BCE, y la financiación de acciones en la ampliación. Sobre las primeras, ha defendido que eran de la calidad necesaria a nivel regulatorio (ECO) en un 98%. Y las que no cumplían con los requisitos de la Autoridad Bancaria Europea (EBA, por sus siglas en inglés).

Sobre la financiación de acciones, ha señalado que hubiera sido absurdo que dieran orden de ello cuando la ampliación ya estaba asegurada. El juez no ha preguntado sobre las sociedades luxemburguesas, ligadas a Thesan Capital.

La declaración sigue este jueves, con las preguntas del fiscal Antonio Romeral y el abogado de Ron, José Antonio Choclán.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios